ANÁLISIS: I Have no Mouth and I Must Scream

Dejemos de lado por un segundo los videojuegos, para volver a ellos con más fuerza en este análisis. En 1934 nace, en Cleveland, Harlan Ellison y es conocido por haber escrito miles de cuentos, novelas, y un largo etcétera. Su especialización, el terror y la ciencia ficción. Una de sus obras, quizás la mejor (algo muy relativo como bien sabemos) es la de «I Have no Mouth and I Must Scream«, traducida como No tengo boca y debo gritar. Volviendo ahora a los videojuegos y enlazando esta introducción, estamos ante un juego titulado de igual manera, I Have no Mouth and I Must Scream, y que trata la misma historia que la obra literaria. Es por ello por lo que os vamos a contar e intentar convencer de adquirir este juego que ha sido trasladado a sistemas iOS, 20 años más tarde de lo que lo hizo en su día en PC. Mismo juego, y como no lo tenemos analizado, lo hacemos de principio a fin tocando todos los apartados.

Por último destacar que nos gusta mencionar los nombres de los juegos con frecuencia en los análisis, pero vamos a hacer una excepción ya que I Have no Mouth and I Must Scream es un nombre demasiado largo y sus iniciales, también lo son, por lo que sustituiremos el título por otras palabras para referirnos a el y amenizar la lectura de nuestros seguidores (ya que nosotros, con un simple ctrl + c y ctrl + v lo solucionamos en un periquete).

ANÁLISIS

 I-Have-No-Mouth-And-I-Must- CAB

.

VERSIÓN DISPONIBLE

IOS

VERSIÓN ANALIZADA

IOS

DESARROLLADOR

DOTEMU

DISTRIBUIDOR

DOTEMU

.

.

.

VALORACIÓN

9

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Una historia de ciencia ficción no tan descabellada como puedan serlo otras historia del mismo género. La resumimos. Tercera Guerra Mundial. Estas Unidos, Rusia y China los países protagonistas. ¿Las armas? Unos ordenadores tremendamente potentes. Tanto es así, que uno, llamado «Am» y explican el por qué de su nombre, toma conciencia propia, por lo que es capaz de actuar mediante el uso de su «razón». Como venganza, la finalidad de Am es exterminar la raza humana. Cinco son las personas que se salvan (cuatro hombres, y una mujer), teniendo vida eterna para poder torturarle. 109 años de tortura, y Am tiene un juego para cada uno de ellos, que si queréis saberlo, a adquirirlo, que merece la pena. Adelantamos eso sí, que cada personaje tiene una historia propia según su pasado e individualmente

analisis I Have no Mouth img 002

 Con este juego estamos ante una aventura gráfica pura point and click con las acciones típicas de la época dorada de este género de videojuego que tanto nos gustan.

Una peculiaridad de la misma es que los personajes tienen un estado de ánimo que debemos ir teniendo en cuenta. Si bien es cierto que la historia del mismo está preparada para que la gran mayoría de acciones y cosas repercuta negativamente en estos cinco personajes, hay que evitar dichos estados que repercutan negativamente, que como decimos, no son pocos.

 Una vida eterna como dijimos antes algo relativa. Relativa porque morir, lo que es morir en un videojuego (es decir, ver el Game Over en pantalla) sí es posible, pero como en la historia del juego no… El resultado es el siguiente: Volver a empezar desde el último punto de guardado. Eso sí, lo relaciona, ya que el objetivo de Am, es el sufrimiento de nuestro personaje. Es aquí donde podríamos encontrar la dificultad del juego, ya que podríamos perder lo que hemos avanzado. Por el resto, poca dificultad hay, salvo que lo pixelado nos juegue una mala jugada.

analisis I Have no Mouth img 001

Poco que decir de un control basado en sistema de apuntado y posterior click para seleccionar el elemento o la acción. Esto, unido a la gran calidad de la pantalla de cualquier dispositivo Apple, hace que el control sea exquisito.

Aunque como siempre la duración es relativa, en torno a una hora por cada uno de los personajes, unidos a que hay más de un final, hacen que la duración del juego oscile entre las seis y ocho horas de juego.

Pasamos ya a un apartado a tener en cuenta, el técnico. Gráficamente, el juego ha envejecido bastante bien, como la mayoría de juegos de la época. Un juego que en su día llego con un buen apartado, y que si bien es cierto que ha llovido mucho, el juego entra de maravillas por la vista. Se le sacan defectos, algunos elementos no sabremos que se pueden interactuar, pero todo es la consecuencia de tener más de veinte años de vejez.

analisis I Have no Mouth img 003

El apartado visual, igual de espectacular que el visual. Además de ello, el juego nos llega no solo traducido a nuestro idioma, sino que también doblado. Consecuencia de esa época dorada que tuvieron las aventuras gráficas.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Punto y final, I Have no Mouth and I Must Scream fue un juego obligado, lo es a día de hoy, y seguramente lo será. Si lo has jugado, es un juego rejugable, además de los diferentes finales, el tiempo que se lanzó el original. Si no lo has jugado, estás tardando.Aclaramos por último que la nota es idéntica que si lo hubiéramos analizado por aquellos entonces en PC, ya que en iPad (versión con la que hemos jugado a I Have no Mouth and I Must Scream) no tiene ninguna mejora ni cambio. Llega íntegramente como lo fue en su día. Y han acertado.
Facebooktwitter

Deja un comentario