Nos han hecho llegar Super Dungeon Bros, un juego de la compañía React! Games. Se trata de un dungeon-crawler de acción con vista isométrica, en el que nos dedicaremos a matar sin descanso a todo bicho viviente que se nos cruce en nuestro camino.

ANÁLISIS

super-dunge-cab

.

VERSIÓN DISPONIBLE

XBOX ONE – PS4 – PC

VERSIÓN ANALIZADA

PC

DESARROLLADOR

REACT! GAMES

DISTRIBUIDOR

WIRED PRODUCTIONS

.

.

.

VALORACIÓN

5

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

La historia se presenta de una forma muy simple y cómica. Nuestros cuatro protagonistas son los integrantes de una banda de rock, los cuales encuentran un CD que les propone la misión de recorrer las mazmorras en busca de armas épicas, y ellos aceptan motivados. Lo cierto es que es suficiente, ya que cuando jugamos a un dungeon-crawler no esperamos que tenga una gran historia. No es la primera vez que se mezcla el rock y la comedia en un juego, como ya hizo Brütal Legend, pero en Super Dungeon Bros se echa muchísimo de menos esa estética rockera, ya que desde la primera cinemática podemos observar que los personajes parecen más unos soldados del futuro totalmente ajenos al género musical que una banda de rock. Sobre todo si sois fans del género como yo, esto os chocará.

En el apartado jugable tendremos tres opciones, o bien jugar solo, con nuestros amigos en LAN o jugar online con desconocidos. En cualquiera de los tres casos, nuestros objetivos y el modo de juego es siempre el mismo: recorrer los niveles proceduralmente generados de la mazmorra hasta llegar al final, y matar a su jefe. Las mazmorras cometen un gran fallo, y es la poca variedad tanto de enemigos como de mecánicas que encontraremos.

analisis-super-dungeon-bros-img-001

El sistema de combate, que es lo realmente importante del juego, es excesivamente simple para centrarse únicamente en eso. Sólo dispondremos de un ataque normal, un ataque fuerte, y una “ultimate” cuando llenemos el medidor de energía. La ausencia de habilidades hace que el combate se sienta muy repetitivo y cuando llevamos un rato jugando, aburrido. Un punto a favor es que para movernos, usaremos WASD y el ratón para apuntar nuestros ataques, y también usaremos la tecla SHIFT para desplazarnos rápidamente y esquivar los ataques y proyectiles, lo que le da un poquito de dinamismo.

A medida que vamos avanzando en las mazmorras, iremos encontrando mejoras aleatorias para nuestro personaje, como aumento de daño, probabilidad de golpe crítico, etc, que durarán a lo largo de toda la mazmorra. También, cuando eliminamos enemigos, nos soltarán unas monedas con las que podremos comprar más mejoras al terminar cada nivel. Todas estas mejoras no son permanentes, es decir, una vez terminemos la mazmorra completamente o abandonemos el juego, estas bonificaciones desaparecerán. Lo que sí durará permanentemente son unos cristales que encontraremos a veces, cuya función es comprar armas y cascos nuevos, y cuando terminemos cada mazmorra nos darán un bonus permanente a alguna estadística. Todo esto no está nada mal, ya que nos da una sensación de progreso.

analisis-super-dungeon-bros-img-003

Hay 4 tipos de armas: martillo, espada, ballesta, y bastón. Cada uno tiene su estilo de juego, lo que le da un mínimo de variedad a un combate con poca chicha. Además, las armas adicionales que desbloqueemos, aunque se mantengan en estos cuatro grupos principales, cambian las estadísticas, de forma que habrá martillos más ofensivos y otros más defensivos, por ejemplo. Esto le da un toque de customización que siempre está bien. Los cascos que podemos comprar únicamente influirán en la apariencia física, al igual que el personaje que escojamos, ya que los cuatro luchan del mismo modo.

En cuanto a la dificultad, es un juego bastante difícil, en especial si jugamos con las armas cuerpo a cuerpo, ya que cuando atacamos nuestro personaje se queda parado en el sitio mientras realiza la animación. Esto hace que si nos persiguen muchos enemigos, en ese segundo que atacamos, se vaya la mitad de nuestra barra de vida. Además, le da al combate poca fluidez.

Pasando al apartado visual, es un juego que podría dar mucho más de sí y jugar más con la estética “cartoon”, ya que aunque los gráficos no están del todo mal, las texturas y los detalles son muy pobres, y son más indicados de un juego de móvil que de plataformas potentes. Además, como ya mencioné en un principio, no veremos la estética rockera por absolutamente ninguna parte, cuando en la propia descripción del juego nombran dicha temática como uno de los atractivos del juego.

analisis-super-dungeon-bros-img-004

En el apartado sonoro encontramos un gran problema. Cuando nos dicen que el juego tiene temática rock, nos esperamos eliminar hordas de enemigos al son de poderosos solos de guitarra y ritmos de batería incansables. Para nuestra sorpresa, la banda sonora original no tiene nada que ver con eso, sino que es una música de ambientación un poco mediocre que no aporta gran cosa. Y digo original porque si queremos desbloquear una banda sonora rockera, ochentera y otra más heavy, tendremos que comprar DLCs de pago. Esto me parece verdaderamente indignante, ya que no se puede vender el juego como algo que originalmente no es. Es como vender un juego de terror por sus sustos, donde los sustos vienen en DLC. Esto no le hace ningún favor al juego, sino todo lo contrario.

Técnicamente, el juego no nos ofrece muchas posibilidades gráficas más allá de la resolución, y seis posibilidades gráficas generales, sin poder cambiar aspectos concretos de los gráficos. El juego funciona a 60 FPS en cualquier ordenador de gama media. Eso sí, sólo he probado el modo un jugador, por lo que no sé con seguridad si seguirá tirando a esos FPS con tres jugadores más en pantalla, y además sufrí dos freezes en el transcurso del testeo. Algo muy de agradecer es que está traducido y doblado al español y a muchos idiomas más como francés, alemán, italiano, inglés, coreano, japonés, polaco, portugués y ruso.

analisis-super-dungeon-bros-img-002

NUESTRA OPINIÓN FINAL

En conclusión, Super Dungeon Bros es un juego más dentro de la enorme pila de dungeon-crawlers, que debido a su combate excesivamente simple y repetitivo, su poca variedad, y la ausencia de la estética rockera que predica y que podría haberle dado un toque de distinción, hará que eches unas cuantas partidas con tus amigos para matar el tiempo, pero nada más allá de eso.
Facebooktwitter

Deja un comentario