Y es que larguísima ha sido la espera, y bien largo nos han puesto los dientes cierta parte de la prensa que ya había tenido el honor de verlo. Pero bueno, ya ha llegado nuestra hora y la espera ha merecido la pena.

Facebooktwitter

Deja un comentario