ANÁLISIS: Devil May Cry 5

Capcom regresa con una de sus más grandes saga de su historia, para dar de nuevo un golpe sobre la mesa y demostrar con ello quien es uno de los reyes del genero hack and slash. Y lo hace nada más y nada menos que con la quinta entrega numerada de Devil May Cry.

Un juego que llega para dejarnos a todos con la boca abierta en cada uno de sus puntos, además de dar un paso más en el universo demoniaco que desde hace tantos años estamos disfrutando y que siempre nos deja con ganas de un poco más.

ANÁLISIS

.

VERSIÓN DISPONIBLE

XBOX ONE – PS4 – PC

VERSIÓN ANALIZADA

PS4

DESARROLLADOR

CAPCOM

DISTRIBUIDOR

CAPCOM

.

.

.

VALORACIÓN

9’5

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Empezando por la historia del juego, deciros que nos trasladamos a un tiempo justamente después de lo sucedido en la cuarta entrega, por lo que sería más que interesante recordar de alguna manera todo lo que ha ido sucediendo en la saga durante todos estos años, cosa que realiza el juego en una de sus secciones o siempre os podéis ir a youtube y disfrutar de videos que han realizado fans del juego donde lo dejan todo bastante claro, ciertamente en una saga donde la historia es interesante pero que tampoco es especialmente enrevesada.

En esta ocasión, regresamos a la situación de que nuestro planeta está siendo asediado por las hordas demoniacas, y una especie de árbol centrar que está controlando todo… y claro, nos toca deshacernos y saber un poco más sobre ello.

Un guión flojete, donde todo se salva por lo bien que está realizado a nivel narrativo, y ante todo porque todo lo que rodea a la saga es tan molón y guay, que nos hace disfrutar de cada segundo que pasamos ante este elenco de personaje y sus comentarios salido de tuerca.

Entrando ya en el juego, lo primero es recordaros que nos encontramos ante un juego de acción en tercera persona, donde todo se basa en machacar enemigos de todas formas y pareceres, con un sistema de combate donde el frenetismo, las espadas y las pistolas, se entremezclan para disfrutar en pantalla de un autentico portento para todo aquel que le divierta repartir de lo lindo a todo lo que lo rodee.

Sin lugar a duda, el principal y más impresionante punto del título es su sistema de combate. Y es que nos encontramos ante un claro punto de inflexión dentro del género. Ya que es sin lugar a duda un punto tremendamente pulido y que funciona con una perfección que solo las grandes sagas nos pueden dar. Y es que el sistema además de ser fácil de controlar a la vez que complejo de dominar, es tremendamente personalizable y profundo a nivel de opciones, por lo que seguramente nos encontraremos que dos personas jueguen de una forma totalmente diferente al juego.

Como otro de los puntos más importantes y esenciales de esta entrega es la “posibilidad” de controlar a tres de los principales personajes de la historia; Dante, Nero y V. Los cuales nos serán puesto bajo nuestro control a medida que los devenires narrativos nos lo vayan imponiendo, y que nos supondrá un reto, ya que cada uno de ellos es tremendamente especial en su concepto y forma de ser jugado.

Dante es sin lugar a duda el más clásico en su control y el que tiene la esencia básica de la saga, donde se mezclarán las armas tanto cuerpo a cuerpo como a distancia, con una facilidad increíble para el intercambio entre ellas. Un frenetismo totalmente demencial, con cambios de armas en cualquier momento, y una locura en cuanto ejecuciones y ataques os va a dejar con la boca abierta.

Por otro lado Nero. En el que se le nota que ha sufrido cambios jugables respecto otras ediciones, ya que en esta ocasión además de la clásica pistola y espada, se le une una serie de brazos con poderes muy destructivos y posibilidades diferentes. Unos brazos que son intercambiables cuando lo destruimos, y que combinados con nuestro sistema de combate nos dará un repertorio de posibilidades muy reseñable, con la única limitación de que estos tendrán una serie de cargas limitadas. Eso sí, la evolución del personaje es un poco lenta, así que en seguramente no le saquemos todo el potencial hasta que no le demos alguna que otra vuelta al juego.

Por último, nos toca hablar del personaje más curioso de esta entrega, V. Un personaje que opta por un combate donde tomarán las riendas dos esbirros, un pájaro y una pantera.  Siendo uno de ellos el ataque cuerpo a cuerpo y otro el de a distancia, y solo quedando a realizar por nuestra parte las ejecuciones.

Como punto curioso en este personaje, es que con el medido de Devil Trigger podremos acumular poder hasta poder invocar a un golen que se unirá a nuestro ya poderoso ataque, y que conseguirá por volarnos la cabeza en cuanto al sistema de juego del personaje más especial de la entrega y que seguramente vaya a dar mucho juego en futuras ediciones.

Sin lugar a duda nos quedamos con la perfección jugable que nos da Dante, pero la verdad que lo hemos disfrutado y nos han sorprendido mucho los otros dos personajes.

Os hemos hablado de personalización. Y es que se ha implementado un buen sistema de progresión de personajes, donde nos encontraremos con la posibilidad de adquirir nuevas armas y una ampliación de nuestras técnicas y movimientos, que nos darán la sensación de estar constantemente mejorando y disfrutando de cosas nuevas hasta el mismísimo final de la aventura.

Por lo que se refiere a los enemigos, nos encontramos con una variedad muy reseñable, destacando no solo su correcta inteligencia, si no a los grandes jefes que poseen unas mecánicas muy especiales y divertidas que nos harán disfrutar de machacarlos como en muy pocos juegos del género sucede.

En lo que se refiere al mapeado, comentaros que pese a su linealidad clásica en este tipo de juegos, el diseño de estos es bastante bueno. Consiguiendo en ellos plantear una serie de retos y batallas muy bien logrados, que consiguen trasmitir esa sensación de frenesí junto a la locura de un universo invadido por demonios. Eso sí en la parte final la demacración demoniaca comienza a hacerse tan habitual que estos ya no resaltan pero bueno… siguen siendo muy buenos. Por cierto, estos tendrán algunos secretos que descubrir que siempre es agradable dentro de lo cerrado que son.

El juego nos ha durado entorno a la decena de horas, con una dificultad normal, la cual no nos ha supuesto ningún problema a la hora de superar la aventura. Por lo que nos encontraremos incitados a dar una segunda vuelta la cual seguramente disfrutaréis aun más ya que tendremos desbloqueado y seguiremos desbloqueando cantidad de posibilidades jugables.

Entrando en el apartado gráfico, solo podemos tener alabanzas hacia esta entrega. Y es que nos encontramos ante un autentico portento visual. Y es que desde los impresionantes diseños de sus personajes, lo espectacular de sus animaciones, hasta llegar a unas impecables expresiones faciales, todo es un espectáculo en movimiento en cuando a los personajes se refiere. A lo que le unimos unos muy buenos y detallados escenarios, y unos efectos de luces y partículas que os dejarán con la boca torcida. De verdad que es uno de los portentos técnicos de la generación.

Por otra parte, la parte sonora tampoco se queda atrás. Destacando principalmente por la brutal banda sonora, como ya nos tiene acostumbrado la saga, mezclando temas súper épicos, con otros muy rockeros, e incluso con algunos electrónicos, que consiguen darle un frenetismo y una espectacularidad auditiva a lo que vemos en pantalla de quitarse el sombrero.

A lo que le unimos un perfecto trabajo realizado con los efectos sonoros. Y un no menos espectacular trabajo de doblaje al inglés y al japonés, con unos siempre agradables textos a nuestro idioma.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

En conclusión, Devil May Cry 5 es una autentica joya del género. Consiguiendo no solo revivir la esencia de las anteriores entregas. Si no mejorarlas en cada uno de los puntos que la han hecho grande, y crear como ello un punto de referencia a seguir dentro del género que no todos los creadores podrán conseguir.

Un juego que es capaz de hacernos disfrutar de una manera frenética, con una capacidad de trasmitir sensación que pocos consiguen, y todo acompañado de un portento visual y sonoro, que sin lugar a duda lo hacen un juego no solo imprescindible para los amantes de los hack and slash, sino para todo amante de los videojuegos en sí. Una de las grandes joyas del 2019.

facebooktwitter

Deja un comentario