ANÁLISIS: The Division 2

Ubisoft regresa con una de las apuestas más importante de los últimos años, con una nueva entrega bastante continuista pero superior en todo de su primer The Division. Y es que la compañía no quiere bajarse del carro de uno de los géneros de moda que tanto rendimiento económico y tanta cantidad de jugadores están dando.

Por ello, han cogido la buena base jugable y conceptual que tenían de la primera entrega. La han ampliado, la han mejorado en cada uno de sus puntos, y le han actualizado tanto a nivel técnico como jugable, para conseguir darnos con una de los grandes juegos del género, y referente desde este mismo día, para todos aquellos que quieran disfrutar de un concepto divertidísimo tanto en solitario como con amigos.

Así que disfrutad leyendo estas líneas, porque si eráis de los que esperabais mucho de una nueva entrega de The Division os aseguramos que vuestras expectativas eran más que asumible, y se han terminado haciendo real como así os lo hacemos leer en las siguientes líneas.

ANÁLISIS

.

VERSIÓN DISPONIBLE

XBOX ONE – PS4 – PC

VERSIÓN ANALIZADA

PC

DESARROLLADOR

UBISOFT

DISTRIBUIDOR

UBISOFT

.

.

.

VALORACIÓN

9

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Empezando, como no, con la parte jugable, para el que no lo sepa, deciros que nos encontramos ante un juego de acción con muchos tintes roleros, y una clara obsesión por la recolección de objetos, armamentos y demás enseres en una gran ciudad, y todo ello en tercera persona… vamos, lo que muchos llaman actualmente con el sobrenombre que poco nos gusta shooter looter. Un concepto que consigue enganchar hasta limiten insospechados, por ese ansia que crea en el jugador por ir un punto más allá no solo en el universo si no en el propio enriquecimiento y mejora del nuestro personaje.

Y es que The Division 2 nos lleva a una ciudad con cantidad de cosas que hacer, con lugares que visitar, secretos que encontrar y sobre todo situaciones que vivir, las cuales no deslumbran por su originalidad y brillantez pero si enganchan como pocas. Una aventura donde las horas pasarán y pasaran sin darnos cuentas, y es que sin lugar a duda Ubisoft sabe hacer muy bien eso de llenarlo todo de secundarias y situaciones opcionales para aumentar la vida de los juegos artificialmente, y más en un juego donde eso ansía más al jugador por su concepto base recolector y por las ganas de subir de nivel y mejorar a nuestro personaje. Siendo este sistema de mejora bastante correcto y variado, donde un árbol de habilidades tomará parte esencial de dicho camino.

Y todo gracias a unas misiones, que más allá de la historia principal, bastante simplona por cierto, que nos llevará a una variada cantidad de situaciones, las cuales casi en su totalidad acabarán poniéndonos a pegar tiros como locos, pero que van desde la conquista de zonas hasta el rescate de algunas personas, con suculentas ganancias tanto a nivel de experiencia como a nivel armamentístico, por lo que el juego nos motiva mucho, como ya os decimos, a intentar una y una más.

Un sistema de recolección que se ha acercado también a el tema de los recursos, los cuales se centrarán especialmente en la mejora de un asentamiento y ciertos puntos de control que nos servirá como nexo y lugar de reunión seguro, y donde a las posibilidades de mejorar y comprar armamento y protecciones, se le unirá la posibilidad de desbloquear nuevas misiones que solo de esta forma serían posible.

Por otro lado, nos ha gustado mucho el control que posee el juego, siendo todo muy intuitivo y dinámico, destacando por encima de todo el sistema de disparo que posee el juego, siendo muy realista y preciso, consiguiendo con ello que la gran cantidad de partes de acción sean tremendamente gratificante y entretenidas. Y donde la variedad de armas nos ha parecido muy bien llevadas y representadas tanto en su potencial como en sus características principales. Características las cuales podremos modificar y mejorar para conseguir con ello que se adapten más al concepto base que queremos alcanzar con ellas.

En lo que se refiere a los enemigos, deciros que nos han parecido variados en su concepto y armamento, pero nos ha sorprendido por encima de todo esa capacidad de adaptación que tienen a nuestra forma de actuar, con una inteligencia artificial relativamente avanzada, donde nos toparemos con situaciones donde nos cogerán desprevenidos y nos darán las vueltas hasta dar con nosotros y nuestro flanco débil.

Por cierto, unos enemigos que se moverán bastante bien, por unos más que bien diseñados escenarios, donde los sistemas de cobertura funcionan la mar de bien, y son la esencia principal de la acción, teniendo que ponernos todo nuestro ahínco en saber colocarnos bien en ellos, y tener claro cuando disparar.

Uno de los puntos que nos ha sorprendido, especialmente si jugamos en modo solitarios, es la dificultad del juego. Y es que The Division 2 premia mucho el no ir a lo loco, el pararnos, parapetarnos, y pensar cuándo y por donde disparar. Ya que ir a lo loco os aseguramos que os va a costar la vida. Y si jugamos en equipo nos podrán revivir, pero si jugamos en solitario no encontraremos con el tener que empezar la misión desde el principio y eso la verdad que puede rayar mucho. Así que olvidaros de que esto es un juego clásico de Ubisoft donde nos daremos un paseo, aquí hay que pensar…. Y si puede ser de forma cooperativa donde se disfruta mucho más.

Una vez terminado el juego, siempre nos quedamos con la duda de ¿Ahora qué?, y la verdad que The División 2 es capaz de darnos muchas horas más de lo que nos esperábamos después de haber terminado la historia principal, y lo mejor es que prometen desde Ubisoft darnos muchas más con contenido que irán introduciendo a lo largo del año. Y es que una vez llegado al nivel treinta, nos toparemos con unos nuevos enemigos, llamados Colmillos Negros, y nuevas misiones que nos pondrán verdaderamente en un apuro por su potencial, momento en el que nos tocará empezar a elegir especialidades y comenzar a encontrar armamento especial que solo en esta parte del juego encontraremos y que es una autentica gozada.

Antes de pasar a la parte técnica, no podemos dejar atrás una de las partes más importante del juego, el concepto online, en la que los jugadores se verán cara a cara, y que vienen directamente evolucionadas de las que vivimos en la primera entrega. Por un lado la mítica Zona Oscura, en la que tendremos que recolectar una serie de objetos e intentar evacuarlos en helicóptero entre balas y balas de otros jugadores o personajes controlados por la cpu, donde la colaboración o la lucha por esta extracción pueden ser divertidísimas. Y por otro lado, un modo llamado Conflicto, donde tomaremos los conceptos más clásicos de control de zonas y un modo escaramuza, en los que enfrentaremos a equipos de cuatro, y que seguramente os parecerán muy divertido con amigos.

Entrando en la parte gráfica, tenemos que alabar muchísimo el trabajazo que ha realizado Ubisoft con el juego, y pese a notarse que es una evolución de lo que vimos en la primera entrega, esta consigue realizar tantas mejoras y llevarlo a tan altos niveles que nos ha dejado impresionado.

Lo primero de todo es el increíble trabajo que se ha realizado con la recreación y diseño de escenarios, y es que la cantidad de detalles es ingente, a lo que se le une una impresionante sensación de vida y evolución de estos que pocas veces hemos visto. Además se ha hecho un trabajo impresionante con los efectos lumínicos en los ciclos de día y noche, y no menos destacable es el tema de la oclusión ambiental donde efectos como la lluvia y la niebla son realmente influyentes.

Por otro lado, el diseño de personajes y de las animaciones de ellos, nos ha gustado también muchísimo, pese a no sobresalir por nada que los hagan únicos, consiguen dar esa sensación de humanidad, variedad y trabajo bien hecho que no todo los juegos consiguen.

En cuanto al rendimiento del juego nos ha parecido muy bueno en todas las plataformas, solo pudiendo echar en cara algo de popping que aunque es bastante lejano oscurecen un poco un tan impecable trabajo.

En lo que respecta a la parte sonora, comentaros que quizás sea uno de los apartados “más flojos”. Y es que por ejemplo, la banda sonora que poco aporta por su simpleza y monotonía, siendo mero acompañamiento de la acción. Eso sí, esto se subsana con un muy buen trabajo en lo que se refiere a ambientación y efectos sonoros, y un sencillamente pasable trabajo de doblaje a nuestro idioma que siempre es de agradecer pero que no cumple con lo que uno espera.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

En definitiva, deciros que The Division 2 nos ha parecido una autentica joya para los amantes de los juegos de acción en tercera persona, y ante todo para los amantes del juego donde la recolección, la mejora del equipo y el subir de niveles a nuestro personaje es su concepto base para un buen juego.

Y es que The Division 2 mejora todo lo visto en la primera entrega, lo pule, lo amplifica, y consigue integrar a la perfección un entorno que se disfruta muy bien tanto en solitario como con amigo, tanto de forma online como de forma monojugador.

Un juego que es tremendamente entretenido, muy extenso, y que se espera que se siga ampliando mucho más en los próximos meses. Por lo que no nos queda otra opción que recomendarlo encarecidamente si queréis disfrutar de una experiencia de esas que están de moda, y de la que The Division 2 es claramente uno de sus principales representantes a día de hoy.

facebooktwitter

Deja un comentario