ANÁLISIS: The Outer Worlds

Obsidian lleva demostrando desde hace ya mucho tiempo el potencial que tienen creando grandes aventuras, y ante todo experiencias roleras, donde los esquemas más clásicos se intercalan con situaciones y opciones adaptadas a los tiempos que corren, y con ello demostrar que hoy en día no hay nadie como ellos dentro de este concepto de videojuegos.

Y como no iba a ser menos, hoy nos enfrentamos a The Outer Worlds, su última producción, en la que vemos reflejado todos los detalles que os hemos comentado, y con ello el sello de la calidad y buen hacer que Obsidian pone en todas sus experiencias.

Así que preparad vuestros cuerpos para entrar de lleno en este universo espacial, donde la conversación, la acción y el rol, va a ponerse sobre la mesa y demostrarnos que seguramente sean los reyes actuales.

FICHA DEL PRODUCTO

Fecha de lanzamiento:25-10-2019

Desarrolladora:Obsidian Entertainment

Distribuidora:Private Division

Plataformas:PS4- XONE -PC-SWITCH

Versión Analizada:PS4

Idiomas Voces/Texto:INGLES/ESPAÑOL

Número de jugadores:1

NOTA FINAL

8’5

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

CONCEPTO BASE DEL JUEGO

Como era de esperar, y como ya os hemos referido, nos encontramos ante una aventura espacial, con clara tendencia rolera, donde la acción y la gestión del personaje, se entremezclarán y fundirán con una clara prioridad a la narración y al dialogo. Y con la libertad de poder tener las riendas de lo que hacemos y hacia donde nos vamos a encaminar, siempre bajo unas bases guionizadas, donde como ya os decimos, el charlar, el leer, o el disfrutar de situaciones narrativas van a quedar por encima de todo el resto de la experiencia que Obsidian nos propone.

DETALLES Y CONCEPTOS JUGABLES PROPIOS

Y que mejor forma de empezar una aventura así, que con un buen editor, con una gran variedad de opciones, que va desde las características meramente físicas, hasta las posibilidades sociales y mentales de nuestro protagonista. Un gran editor, que nos dará las bases para forjar un personaje que por los devenires de la aventura terminará siendo alguien totalmente distinto.

Y es que la experiencia será un grado importante dentro de este The Outer Worlds, ya que la evolución de nuestro personaje será capaz de influirnos no solo en las partes meramente de combate, sigilo, hackeo o muchas más acciones físicas, si no que forjara un carácter y una forma de afrontar las interacciones sociales que nos ha encantado.

Una vez ya dentro del juego, nos damos cuenta, como ya os hemos referido y como posteriormente lo volveremos a hacer, la importancia que se le da en este juego a la narrativa cambiante y variable, y es que sin lugar a duda es donde se ha puesto más mimo y esmero. Encontrandonos como todo lo que nos rodea tiene que decirnos algo o comentarnos algo de utilidad, encontrándonos con ello misiones y encargos, como buen juego de rol, de lo más variado y original, en los que podremos enfrentar y tomar decisiones desde muchos puntos de vista… es decir, aquí todo se puede solucionar con el dialogo, pero si es necesario pegar un guantazo y realizar una acción violenta que cambie el devenir de la misión se hace. La verdad que nos da esa sensación de tener todo el poder en nuestras manos.

Más allá del dialogo, hay que hablar de que la acción es otro de los caminos a seguir, y en la que nos encontraremos con potentes situaciones resueltas a balazos, o momentos mucho más pausados donde el sigilo y la infiltración serán le mejor opción. Funcionando bastante bien en ambos casos.

En lo que se refiere meramente a la acción, hay que decir que tiene claros oscuros, dentro de su correcta implementación. Y es que hay claras diferencias entre la utilización de cada arma, y si esta es cuerpo a cuerpo o a distancia, encontrando momentos que todo nos da buenas sensaciones, y otros momentos donde la tosquedad y la falta de precisión, nos chafan un poco la experiencia global. Pese a ello, no es nada dramático, pero enturbia un poco lo potente del resto de apartados.

Dentro de la acción, hay que decir que esta se gestiona en tiempo real, pero con la posibilidad de ralentizar el tiempo, y con ello poder ver características de los enemigos y sus puntos donde podremos atacar con mayor eficiencia… ¿a que nos suena esto?.  Por cierto, acción que podremos realizar con los compañeros que podremos llevar junto a nosotros, y que nos ayudaran en todo momento a superar las peores de las situaciones.

Por otro lado, el sigilo nos parece correcto en cuanto a su ejecución, dándonos esa posibilidad de esquivar el combate, y superar situaciones que ni el dialogo ni la violencia son capaces de resolver.  Por desgracia, el sistema de detección por parte de los enemigos no es todo lo fino que hemos encontrado en otros juegos donde estas formas se utilizan, por lo que no desesperéis si algo no funciona todo lo bien que esperaríais.

Por cierto, la recolección de objetos, armas y armaduras, es otro de los puntos fuertes y variados del juego. Los cuales podremos gestionar dentro de un bien planteado inventarios, en el cual pasaremos mucho tiempo disfrutando de la variedad que existe, las cualidades y posibilidades que poseen cada una, y el potencial económico que nos pueden suponer si decimos despedirnos de ellas en el mercado. Inventario rolero del bueno que no pararemos de visitar.

Como buen juego de rol, tampoco podía faltar la inclusión de misiones y demás encargos que todo el mundo nos irá pidiendo que podamos hacer. Unas misiones que nos han gustado tanto por su desarrollo como por su forma de afrontarlas, tanto desde el punto de vista de la acción como de la narración. Teniendo que elegir bien como tomárnoslas, a quien ayudar, y de que forma tratar a cada persona que nos pida nuestra ayuda, porque como ya os decimos, y os decíamos, aquí todo tiene repercusión.

Por último, os tenemos que hablar del mundo que nos rodea. Y es que nos hemos encontrando con un mundo muy bien planteado, con mucho que hacer a nivel de misiones, y secretos que desentramar. Con un diseño lineal, formado por una serie de planetas que podremos visitar y explorar en cierta medida, pero dejando bien claro que esto no es un mundo abierto, así que no busquéis eso aquí.

CONTROL E INTERFACE

El control en general es bastante agradable, y su implementación funciona bastante bien por norma general, solo pudiéndole achacar alguna tosquedad en los momentos de lucha cuerpo a cuerpo o en el sigilo, cosa que no rompe la experiencia pero si nos recuerda a otros tiempo que creíamos superados.

Por otro lado, el interface nos ha parecido completo, complejo, pero muy bien adaptado dentro de su complejidad. Siendo accesible y visualmente agradable en todo momento. Cosa que vemos esencial en un tipo de juego donde pasaremos en este mucho tiempo.

LA INTELIGENCIA QUE NOS RODEA Y SU VARIEDAD

Por lo que respecta a los enemigos, deciros que estos son variados, y con un nivel de detalles a nivel de características muy bien tratado y llevado adelante, eso sí, con una inteligencia artificial de gama media, que sin ser tontos, tampoco son un alarde de ello. Pero bueno, es un mal endémico de esta época del videojuego.

DURACIÓN, DIFICULTAD Y DIVERSIÓN

En lo que respecta a la duración del juego, hay que dejar claro que todo va a depender de lo que nos queramos meter en el mundo, ya que si vamos directamente a realizar misiones principales y terminar con la historia principal, en una veintena de horas lo tendremos todo listo, cosa que se puede duplicar si nos ponemos a conocer el mundo que nos rodea, siendo en esta ocasión algo que recomendamos por lo bien realizado que está y lo que nos puede aportar.

Por otro lado, y por lo que se refiere a la dificultad, no nos ha parecido un juego especialmente complejo. Si es cierto que hay que saber evolucionar y encaminar a nuestro personaje de forma coherente y equilibrada, por lo que de ello va a depender más el que salgamos airoso de situaciones que de la complejidad base que pueda temer este juego en sí.

Desde el punto de vista de la diversión, deciros que es un juego que nos ha parecido muy divertido, especialmente si sois amantes de la narrativa y las buenas conversaciones. El resto también es agradable, y la cantidad de misiones a realizar nos hace que disfrutemos del mundo, pero es que el dialogo es tan bueno que es capaz de eclipsar a todo lo demás.

HISTORIA Y NARRATIVA

The Outer Worlds nos llega de una forma claramente basado en la evolución narrativa, bajo la base de la creación de un universo y una sociedad con tendencias claramente marcadas, y donde el humor y la crítica social son capaces de sacarnos una sonrisa en unos momentos, y dejarnos pensativos en otro. La verdad que una autentica delicia, con una profundidad increíble, donde se demuestra y muestra hasta dónde puede llegar el leguaje de los videojuegos si tras de ellos hay buenos guionistas y escritores que saben qué hacer con la historia que nos quieren  contar y trasmitir.

Especialmente nos gusta la importancia que se le ha dado al carácter y a la forma de ser de cada persona que nos encontramos en este mundo, no solo siendo un mero robot con el que hablar, si no que dándonos una variedad y cantidad de posibilidades e interacción con ellos, que van mucho más allá de un mero guión narrativo… aquí todo influye en todo.

Por cierto, la historia nos lleva a un planeta donde un gran compendio de empresas llamado Alción, hace y deshace lo que quiere con los trabajadores, volviéndolos meramente robots donde la producción está por encima de la propia salud física y mental del trabajador, pero todo visto desde el punto del vista de la ya citada crítica social, utilizando como base el humor más negro y cruel que hayamos visto desde hace mucho tiempo en un videojuego.

APARTADO GRÁFICO

Entrando ya en la parte visual, lo primero que tenemos que reseñar es el magnífico trabajo que se ha realizado a nivel artístico. Y es que se ha trabajado conceptual del universo nos ha gustado mucho, y la creación de entornos y de personajes en sí nos parece muy buena.

Eso sí, se nota que la producción no ha tenido tanto potencial económico como en otros juegos, ya que se nota que a nivel técnico el juego no alcanza a otros juegos del tipo. Y es que nos encontramos con un trabajo simplemente correcto en iluminación, sistemas de particular muy sencillos, animaciones por momentos algo simples, y ante todo, algunos problemas con texturas… todo ello sin contar que sufre de algunas caídas de estabilidad.

Así que sabes que no es un juego potente es importante, pero también sabed que esto no lo es todo, y que es capaz de aportar mucho a nivel artístico y ante todo jugable como para que sopeséis mucho este punto.

APARTADO SONORO

En otro punto queda la parte sonora. La cual nos ha parecido bien implementada, con una correcta banda sonora con algunos tintes épicos espaciales, a la cual le acompañan buenos efectos sonoros, y un doblaje al inglés con texto al castellano que siempre agradecemos.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

 En definitiva, Obsidian ha vuelto a presentarnos una experiencia rolera verdaderamente buena. En la que la parte narrativa, el dialogo, y la interacción con el universo, sobresale por encima de todo el resto de los apartados, creando con ello un mundo que nos ha apasionado y nos ha hecho disfrutar de cada rincón y personaje que este vive, y con ello, dándonos la sensación de que puede llegar y expandirse hacia mucho más lejos.

Un juego que si le coges el punto, o si vienes de otros trabajos de la desarrolladora, vais a disfrutad muchísimo, ya que os decimos que es un gran juego. Pero también es cierto, que no es un juego para todo el mundo, y puede parecer una cosa y ser otra que choque con lo que buscan algunos jugadores.

Así que leed este análisis, ved videos, e informaros un poco sobre este The Outer Worlds porque os aseguramos que aunque no es lo que parece, lo que sí es nos ha encantado.

Facebooktwitter

Deja un comentario