Loco nos quedamos cuando vimos por primera vez imágenes de este Maneater.  Y es que los juegos sangrientos de aventura con un mundo abierto no son raros, pero cuando tu personaje es un tiburón todo cambia tanto como juego, como concepto.

Una locura que nos ha sorprendido mucho cuando la hemos podido disfrutar. Y que demuestra lo bien que ha trabajado el estudio Blindside Interactive, para ser capaz de trasmitirnos una de las sensaciones más alocadas a la vez de con más sentidos que hemos jugado en los últimos meses, y la cual, mejor dicho que nunca, os pasamos a destripar.

FICHA DEL PRODUCTO

Fecha de lanzamiento:22-5-2020

Desarrolladora:Tripwire Interactive

Distribuidora:Koch Media

Plataformas:PS4- XONE -PC-SWITCH

Versión Analizada:PS4

Idiomas Voces/Texto:ESPAÑOL/ESPAÑOL

Número de jugadores:1

NOTA FINAL

7

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

COMO SER UN BUEN TIBURÓN

Entramos ya en explicaros que nos espera en este Maneater. Y es que como ya os hemos dicho, encarnamos a un tiburón, el cual bajo un hilo narrativo, se nos meterá de lleno en un mundo abierto, en el que tendremos que realizar cantidad de misiones, explorar cada rincón, sobrevivir a los diferentes peligros, y ante todo, hacer que nuestro tiburón evolucione a través de un mundo que es bastante hostil con esta clase de animal, cosa que visto lo visto en este juego entendemos.

Y es que Maneate más allá de la gran cantidad de sangre que planta en pantalla, propone un concepto bastante clásico dentro de este tipo de aventuras, por lo que rápidamente nos haremos con las ideas claras y concisas de su fórmula jugable principal, ya que todo nos suena, solo encontrando esa diferenciación de que somos un tiburón, y las ventajas y desventajas que esto tiene.

MUNDO ACUATICO SANGRIENTO

Entrando en ciertos detalles que os tenemos que destacar del juego, lo primero que se nos viene a la mente es lo que podremos hacer en este mundo abierto, y las posibilidades que nos da como tiburón que somos. Y es que nos ha gustado especialmente la exploración, y es que posee un buen diseño de escenario, en el que nos encontramos cantidad de zonas que investigar, objetor que recoger y secretos que descubrir, por lo que nos lo pasaremos realmente bien.

Más allá de eso, y hablando ya de las misiones que tendremos que realizar, comentaros que nos han parecido algo anodino, por no decir repetitivo. Y es que por desgracia no le han puesto especial imaginación a este punto, ya que nos topamos con que un gran porcentaje de ellas será simplemente llegar a un sitio o buscar tal animal, y destrozarlo… cosa que al principio mola, pero que termina por agotar. Y más cuando el sistema de combate no es justamente lo mejor del juego…

Y es que nos encontramos con que nuestro amigo tiburón se controla con cierta facilidad, más allá de ciertas imprecisiones cuando necesitamos un trabajo más fino. Y que nos será explicado con claridad en un largo tutorial. Teniendo una variedad de acciones correctas, entre las que destacamos; ciertas esquivas, algunos coletazos, y algunos movimientos de aceleración. Solo sufriendo mucho más en el ya nombrado combate, ya que no solo es algo impreciso a la hora de fijar enemigos, si no que nos encontramos con que las acciones de ataque son sencillamente morder, envestir y agarrar a la presa con nuestra fauces… entendemos que es un tiburón, pero también hay que entender que no nos da demasiadas posibilidades, por lo que se puede terminar volviendo bastante anodino.

Por cierto… tenemos que criticar un poco la cámara del juego, a la cual nos ha costado mucho adaptarnos ya que suele colocarse muchas veces donde no debe, y más cuando somos un bastante ágil en su medio que necesita velocidad y precisión de esta para no desorientarnos. Hay que darle mucho tiempo y paciencia.

Uno de los puntos que nos ha gustado, y que siempre es agradable de gestionar, es su parte rolera. Y es que nos encontramos con que nuestro tiburón tendrá un nivel de experiencia, el cual iremos subiendo a medidas que nos dan puntos por cumplir misiones, matar enemigos, o devorando otros animales. Y con lo que podremos mejorar a nuestro tiburón en cuanto a sus cualidades físicas y visuales. A lo que se le une la posibilidad de mejorar o desbloquear ciertas habilidades si a esto le unimos un punto donde la recopilación de ciertos objetos, materias, o incluso partes de animales, nos llevarán a tener estas posibilidades tan roleras.

Curioso nos ha parecido la posibilidad que tiene nuestro querido tiburón de poder crecer, es decir pasan los años por nuestro amigo. Cosa que nos dará no solo nuevas virtudes, sino que además nos permite acceder a zonas antes accesibles.

Por lo que se refiere a los enemigos, y demás seres de este acuso universo, destacamos la gran cantidad de fauna que hay distinta. Cada una con unos niveles (como buen juego de rol), y características que las tendremos que tener muy en cuenta, especialmente cuando nos topamos o con grandes jefes o con los siempre problemáticos, a la vez de deliciosos, humanos.

No nos ha parecido un juego especialmente difícil, más allá de las primeras dificultades de adaptación al control y a la cámara, pero por lo general no tendremos demasiados problemas. Siendo además un juego que se disfruta, y siempre da ganas de volver a él a nadar por sus aguas. Por cierto, la duración de la parte narrativa, de la que a continuación os hablaremos, es de entorno a la veintena de horas, cosa que se puede alagar si nos da por explorar, cosa que como ya os decimos es de lo más gratificante del juego.

HISTORIA DE UN ESCUALO

Es uno de los puntos que aunque parezca mentira nos ha sorprendido mucho. Y es que nos hemos encontrado no solo con una historia, aunque sencilla, bastante bien hilada y con mucho sentido. Si no que a ello se le ha unido una voz en off en forma de narrador el cual nos irá dando a conocer en todo instante nociones sobre nuestro animal y el mundo que lo rodea, por lo que terminaremos aprendiendo mucho sobre este particular universo.

Por el resto, nos encontramos con un hilo narrativo que no pone en la clara lucha entre el ser humano y la bestia, donde la persecución por una venganza se une a un inteligente crítica a la sociedad humana por el destrozo que lleva haciendo desde hace muchos años sobre la naturaleza allá donde aparece.

APARTADO GRÁFICO Y SONIDO

Entrando en la parte visual, deciros que ciertamente nos ha sorprendido muy para bien el juego, cosa que no nos esperábamos ya que no estamos ante una súper producción. Y es que nos encontramos ante un muy bonito diseño de escenarios, con cantidad de zonas tanto naturales como urbanas que podres disfrutar, con mucho detalles, y con un trabajo tanto en iluminación como en colorido que les da mucha vida. Por otro lado, el diseño de animales y sus animaciones son también notorios, destacando las de nuestro tiburón. Eso sí, para mal nos ha parecido la parte humana, algo robótica y con unos diseño bastante feotes.

En la parte sonora destaca especialmente por el buen trabajo de ambientación y sonoridad que se le ha dado al juego. Consiguiendo meternos de lleno en la piel del tiburón, y en todo el mundo natural o urbano que nos pueda rodear.

Además se ha implementado correctamente la parte musical, siendo especialmente llamativa cuando entramos en partes de acción, momento en que esta se adapta, y nos da ese toque de acción y emoción que necesitamos en ese momento.

Por último, deciros que nos ha sorprendido que el juego llegue con un buen doblaje a nuestro idioma, y con los respectivos textos. Cosa que nos hace meternos mucho más de lleno en la aventura… y que agradecemos con mucha fuerza.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

 En definitiva, y para concluir con este acuático y sangriento análisis, os tenemos que decir que nos ha sorprendido mucho, y nos lo ha hecho pasar realmente bien este Maneater. Y es que el concepto podía ser algo confuso sobre el papel, pero han conseguido adaptarlo y plantearlo de una forma que nos consigue llegar con mucha facilidad en todos sus conceptos, y con ello la diversión directa que esto supone y sin demasiados quebraderos que cabeza, pero sin perder con ello nada de profundidad y posibilidades que una aventura de hoy en día nos puede aportar. Además hay que reconocer que nos ha sorprendido mucho tanto narrativa como técnicamente, y que si somos capaz de superar ciertos problemas de control os vamos a recomendar que le echéis un tiento a este Maneater, ya que os aseguramos que no os esperabais que os lo fuerais a pasar tan bien en un juego que encarnáis a un tiburón.

Facebooktwitter