Bird Bath Games, bajo el sello de Raw Fury, nos proponen una divertida apuesta por dos géneros muy de modas en los últimos años, y que nos traslada a un mundo apocalíptico donde hasta el más mínimo conejito quiere devorarnos, y donde el tener una granja nunca fue tan peligroso.

Una divertida apuesta, que lleva como nombre Atomicrops, y que nos ha dejado encantando tanto a nivel jugable como conceptual, con grandes dosis de diversión, mucha locura, y un universo particular y original, donde el pixel art termina por adornar una muy buena experiencia.

FICHA DEL PRODUCTO

Fecha de lanzamiento:28-5-2020

Desarrolladora:Bird Bath Games

Distribuidora:Raw Fury

Plataformas:PS4- XONE -PC-SWITCH

Versión Analizada:PC

Idiomas Voces/Texto:NO/ESPAÑOL

Número de jugadores:1

NOTA FINAL

8

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

¿A QUE NOS ENFRENTAMOS?

Atomicrops se nos presenta como un juego que mezcla de una forma muy notoria y bien llevada dos géneros que hasta ahora parecían dispares. Y estos no son otros que, la gestión y creación de granjas con un roguelite de acción frenética. ¿Y cómo hace esto? Pues muy sencillo; un mapa, una zona donde cultivar, recursos esparcidos por él, un pueblo donde comprar material y recursos, y un arma para defender nuestra cosecha tanto de día, como especialmente de noche, de las oleadas de enemigos que vendrán a comérsela.

La verdad que la idea no podía ser mejor, y la verdad que funciona muy bien. Siendo muy divertida, con muchas posibilidades jugables, y ante todo, consiguiendo ser un auténtico reto para todo aquel que se enfrente a ser granjero post apocalíptico como es el caso.

LO MÁS INTERESANTE

  • El juego desde los primeros instantes nos lleva bien agarrado para dejarnos claro los conceptos básicos, los cuales no son especialmente complejos. Así que empezar a disfrutarlo es sencillo, lo malo va a ser el dominarlo, que hay vamos a sudar.
  • Atomicrops tiene un avance en la experiencia auténticamente frenético. Pidiendo mucho de nosotros a los pocos minutos de haber empezado a jugar.
  • La parte de gestión de granja se ha simplificado mucho respecto a otros juegos. Centrada en la gestión del suelo, plantación de semillas, cuidado y recolección.
  • Las semillas nos valdrán para ir a venderlas al pueblo o nexo central, donde encontraremos nuevos materiales, objetos muy interesantes y variados, y cantidad de semillas.
  • La parte de acción, es otro mundo. Ya que nos encontramos con un juego de acción muy frenético, con cantidad de enemigos y balas en pantalla. Simple pero muy adictivo.

  • La gestión de las situaciones del día y la noche nos traerá al estrés máximo, ya que dejar todo listo para aguantar otra noche más es demencial para nuestros nervios.
  • El diseño de mapeado se genera de forma aleatoria cada vez que reiniciamos una partida.
  • Nos encontramos con varias zonas, cada una con sus características, vegetación, y enemigos que las hacen particulares y diferentes.
  • Por lo tanto el juego motiva a la exploración de hasta el último rincón, el encontrar nuevas zonas, toparos con objetos especiales, o disfrutar de los secretos del mapa.
  • El nexo, es un lugar donde iremos de tiendas, conseguiremos nuevas misiones o hablaremos con diferentes personajes que nos mejorarán nuestras condiciones, haciendo de esta zona del mapa un punto muy importante, y en el que pasaremos cada tres días un buen tiempo en él.
  • La variedad y el diseño de los diferentes enemigos nos ha gustado mucho. Siendo especialmente destacado las características tan especiales que le han dado a cada uno de ellos, teniendo que analizar cómo enfrentarnos.
  • Destaca especialmente los grandes jefes, que aunque no hay mucha cantidad, la calidad de ellos es notoria.

  • También destaca la variedad de cultivos, y la forma de tratar a cada uno de ellos.
  • El armamento tampoco se queda atrás en cuanto a variedad, siendo algunos una auténtica locura del diseño.
  • El control es bastante preciso, y bien implementado. Con un buen mapeado de botones tanto con ratón y teclado, como con mando. Siendo esencial para disfrutar de algunos momentos de auténtica locura balística.
  • Detalles como la elección de personaje, o la inclusión de gran cantidad de ayudantes que nos hacen la vida más fácil son otros puntos que hacen de la experiencia de ser granjero apocalíptico mucho más llevadera.

DIFICULTAD, DURACIÓN Y DIVERSIÓN

  • Es un juego difícil de dominar y de avanzar. Quedándonos en las primeras partidas muy al inicio de este, pero que con paciencia y buen hacer el juego nos irá permitiendo dar pequeños pasos que para nosotros sean mucho.

  • Es divertido a más no poder, con cantidad de horas que le podremos echar si entramos a su rollo, cosa que sabemos que no con todo el mundo puede conseguir, ya que va a depender de lo que busque.

GRÁFICOS Y SONIDO

  • Pixel Art de manual que le queda genial
  • El colorido es una auténtica delicia, con una clara variación de tonos según zonas y horas
  • Las animaciones son fluidas y llenas de vida. Y los diseños de los personajes bastante particulares
  • Todo se mueve con gran fluidez en pantalla, incluso en los momentos cuando en esta hay una auténtica locura de elementos
  • La parte sonora nos ha parecido correcta. Destacando en ella la cantidad de efectos sonoros y de ambientación que posee el juego. Pasando de momentos del sonido del campo al sonido de la guerra.
  • La parte musical es interesante, y se implementa bien con la acción. Eso sí, una variedad de temas mayores no hubiera venido mal.
  • El juego llega con texto a nuestro idioma, cosa que siempre agradecemos.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

En conclusión, que mejor que decir que nos lo hemos pasado realmente bien dentro del caos granjero que es este Atomicrops, y el claro estrés que es capaz de inyectar a cada uno que se enfrente a este trabajo de cultivo entre mal intencionados monstruos.

Una experiencia original, divertida, y bastante desafiante, que seguramente haga las delicias de los amantes de ambos géneros, pero que haga entrar en estrés a los seguidores de los juegos de gestión de granjas donde todo es tranquilidad, ya que el toque roguelilte hace que la situación sea totalmente distinta por su clara, frenética y contundente dosis de pixelada acción.

Facebooktwitter