Que sería de coger Civilization, reducirlo al más mínimo expresión, y darle un toque pixelado minimalista de lo más particular, y esto sería este The Battle of Polytopia. Una verdadera sorpresa que me he llevado, y que, tras su paso por plataformas móviles, ha terminado llegando ha PC, en cuyo momento ha saltado mi radar, ya que nada conocía de este.

Y la verdad que no me esperaba lo que me ha aportado, las horas de juego que me ha dado, y la sonrisa de satisfacción que he tenido reflejada en todo momento en mi rostro estratega, y no por el concepto base, si no por la genial adaptación, la sencillez y, ante todo, un adictivo concepto competitivo entre diferentes facciones, que te mantiene enganchado durante buenos ratos, y hace que tu cuerpo quiera siempre una y otra partida más.

Fecha de lanzamiento: 4 AGOSTO 2020
Desarrolladora: Midjiwan AB
Distribuidora: Midjiwan AB
Plataformas: PC
Versión Analizada: PC
Idiomas Voces/Texto: NO/ESPAÑOL
Número de jugadores: 1-12

NOTA: 8’5

Tengo que empezar aclarando a todo aquel que no conozca el universo Civilization, el cual es imposible no referenciar en este análisis, que basa todo su concepto jugable, en la gestión por turnos de una civilización, crear ciudades, gestionar su población y recursos, y hacer expandir nuestro imperio hasta hacernos con el control de todo. Esta es la base general… pero este Polytopia lo ha reducido de una forma bastante particular, ya que su forma de conquista se basa en la pura conquista militar, aquí olvidaros de conquistas culturales, religiosas o económicas, aquí hemos venido a hacer la guerra.

Y es que el juego se inicia pudiendo elegir entre varios clanes, cercanos a diferentes cilizaciones conceptuales, con ciertas características, no demasiado diferenciadas, pero siempre agradables de tener. Y una vez echa la elección, se nos planta en un mapa de unas dimensiones no especialmente grandes, pero si suficiente para disfrutar de una interesante partida.

Hay que decir que el juego está hecho para realizar partidas relativamente cortas, aquí hay que olvidarse de horas y horas frente a la pantalla gestionando tu civilización, aquí en una treintena de turnos puede estar más que lista la partida.

Una vez plantados en el mapa generado de forma aleatoria entre varios tamaños y tipologías de terrenos y climas, todo empieza con un simple poblado, el cual a medida que vaya aumentando sus recursos, descubriendo nuevos territorios, irá creciendo. Todo bajo un interface bastante claro y accesible a cualquier jugador. Poniendo muy a la vista de cada jugador que recursos y necesidades para seguir creciendo tendrá cada ciudad.

Especialmente importante es un simple pero efectivo árbol de habilidades, el cual te abre un buen numero de opciones tanto a nivel bélico, gestión de recursos, e incluso de nuevas edificaciones. Y todo para hacer crecer nuestras ciudades y seguir expandiendo nuestras zonas de influencia. Entre estas mejoras se encuentran la creación de terrenos de cultivos, minas, pesca, o creación de templos, entre otras muchas.

Pero está claro, que esos avances no servirán de nada sin el avance bélico, el cual al igual que el de recursos irá abriendo cada vez más posibilidades. Empezaremos por un sencillo soldado raso, hasta llegar a arqueros, caballeros o grandes guerreros. Cada uno de ellos sus características de defensa, ataque o movilidad, e incluso teniendo posibilidades de ascenso de niveles. La verdad que llega a sorprender en algunos momentos que detrás de tanta simplicidad haya tanto que rascar.

A la hora de las conquistas bélicas o las simple batallas, se miden entre las diferentes fuerzas de cada unidad, los puntos de ataque y defensa, influyendo en ello si está fortificado o no en una ciudad, e incluso influencias del terreno. Ya os digo, y os ratifico que os va a sorprender.

El control es sencillo, y es que con ratón y teclado se hace bastante cercano a cualquier juego de estrategia. Todo ello acompañado del muy claro interface que ya os he comentado. Y todo para meternos en diferentes modos de juego, que van desde partidas rápidas, a otras que, buscando la dominación absoluta y, ante todo, un modo multijugador que es el verdadero rey del juego, y que puede meter a más de una decena de personas en una partida, siendo realmente divertido, y más cuando una lista mundial de puntuación marca toda nuestro buen hacer en el juego.

A nivel técnico, me he encontrado con un juego bastante correcto, y visualmente divertido. Lleno de colorido dentro de su universo pixelado. Con un diseño de mapeado y de entornos muy minimalista, siempre dentro de esa gran cuadricula que lo forma todo.

La parte sonora cumple bien. Con una correcta banda sonora, un sencillo trabajo en cuanto efectos sonoros, y una traducción a nuestro idioma que siempre es de agradecer.

En definitiva, una muy grata sorpresa este The Blattle of Polytopia. Y es que me parece una puerta de entrada maravillosa para todo aquel que se quiera adentrar en el universo de los 4X de una forma amena, divertida y muy accesible.

Eso sí, para los amantes del género quizás se le pueda quedar corto en cuanto a profundidad, pero si os puedo decir, como amante que soy de ellos, que el nivel de diversión, acción directa y adicción es totalmente comparable a los grandes del género. Una pequeña joyita estratégica que seguro os va a encantar.

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por MidjiWan

Facebooktwitter