Hacía tiempo que no me emocionaba tanto con un juego, que no salía verdaderamente enamorado de una experiencia, y que me daba cuenta de lo maravilloso que es el mundo de los videojuegos; donde pequeñas cosas llenas de buenas intenciones, un buen trato de las sensaciones, y un desarrollo lleno de emociones, se mezclan para haberme hecho disfrutar de este juego que me traigo entre manos en este análisis, y que la buena gente de Hidden Layer Games ha sacado a la luz estos días.

Y es que Inmost me ha dejado entusiasmados a la vez de ensimismado y lleno de sensaciones encontradas, de esas que te marcan y te dejan a algunas obras buen marcadas en tu interior. Así que os toca seguir leyendo mis impresiones, y esa preciosa oportunidad de demostrar lo precioso a la vez de dramático que puede ser este mundo que nos rodea.

Fecha de lanzamiento: 21 AGOSTO 2020
Desarrolladora: Hidden Layer Games
Distribuidora: Chucklefish
Plataformas: PC – SWITCH
Versión Analizada: PC
Idiomas Voces/Texto: INGLÉS/ESPAÑOL
Número de jugadores: 1

NOTA: 9

No puedo empezar de otro modo que, hablando de su preciosa historia, y cuidada narración, en una de las experiencias más dramáticas, tristes a la vez de bellas que he podido vivir en los últimos meses. Y es que Inmost es capaz de traslada cantidad de sensaciones y sentimientos de lo más particular, pasando de momentos de llorar a momentos de incluso reírme, y todo con una sencillez y capacidades narrativas dentro del medio artístico en que se encuentra, que se hace verdaderamente digno de admirar, disfrutar y contemplar.

Y es que la historia, te lleva de la mano de tres personajes; una niña, un hombre sencillo y un caballero. Dejando cada uno de los personajes, historia y mecánicas perfectamente diferenciadas. Y es que con la niña nos centraremos más en la parte de la narración y la historia, el caballero nos llevará a los mejores momentos de acción, y el hombre sencillo será el encargado de hacernos disfrutar de las fases donde se nos plantearán diferentes puzles.

Y es que esas son las tres mecánicas básicas, y el concepto de esta aventura bidimensional pixelada. Donde la alternancia de estos personajes de una forma realmente maravillo, bien traída, y muy inteligentemente planteadas, se unirán a la ya nombrada narración bastante bien enlazada, y se batirán en un coctel que de verdad me ha removido por dentro en muchos momentos, y que me ha mantenido con dudas, tensión y un gran número de incógnita sobre cada uno de los protagonistas a lo largo y ancho de toda esta aventura, que se termina cuando tiene que hacerlo, cierra lo que tiene que cerrar, y te deja con el corazón dando tumbos ante lo que ha pasado ante tus sentidos.

Si entro a dejar claro las mecánicas jugables, deciros que podría englobarlo dentro de una aventura con toques de metroidvania, con las particularidades de cada personaje. Y en el que nos moveremos por unos bien diseñados mapeado que encajan perfectamente en cada concepto del juego.

Y es que los diseños en las zonas de puzles de entornos me han parecido notoria, aunque sin ser novedosas en nada. Consiguen pararnos, hacernos pensar, y dejarnos más que contentos cuando la completamos. Y todo con el cuidado que hay que tener de un entorno algo hostil en el que poco podremos hacer si somos el hombre, ya que más allá de pesan poco podremos hacer.

Por otro lado, está la niña. Una parte especialmente centrada en la narración, con cierto toque de aventura gráfica, y con esa simpatía y por otro lado tristeza que llevará intrínseca la narrativa y la vida de esta jovencita. Una parte realmente preciosa y llena de “amor”.

Por último, el caballero se centra en las partes de acción, en las cuales acabaremos con todo lo que se ponga en nuestro camino, y aunque no podremos saltar, si tendremos un gancho que le encontraremos variadas utilidades. La verdad que ese muy divertido y le da otro aire al juego para que este no se haga monótono.

No es un juego especialmente difícil en las no más de tres horas y pico que me ha durado, disfrutando de este cada segundo. Habiendo conseguido que todo fluya y nos haga avanzar sin prisa, sin demasiada complejidad y sin pausa, siendo una de esas aventuras que se dejan querer. Si es cierto que puede que el control o algunas mecánicas nos sean perfectas, o todo lo precisa que podrían llegar a ser, pero ya os digo que no es ningún problema especialmente grave.

El juego es gráficamente una autentica preciosidad. Y es que han conseguido mezclar un pixel art con unos tonos bastante grises y apagados, con una iluminación exquisita, y unos efectos tanto visuales como físicos, que consiguen de ver el juego en movimiento una experiencia artística que es puro amor.

La parte sonora también es esencial, está perfectamente implementada en cada situación y acto que transcurre en pantalla. Siendo especialmente precioso eso momentos donde el sonido ambiental se mezcla con una banda sonora que trasmite como pocas. Por cierto, se agradece que el juego llegue en nuestro idioma, y con voces en inglés.

En definitiva, este Inmost me ha encantado, me ha parecido una maravilla en muchos de sus sentidos, y no puedo dejar de considerarlo una de las grandes joyas de los últimos tiempos del universo pixelado independiente, en el que se demuestra hasta donde puede trasmitir un videojuegos, hasta donde puede dar de sí una obra en este mágico mundo, y ante todo, demuestra que tenemos un medio que si se sabe trabajar es igual de artístico que cualquier otro medio de representación artística.

Una autentica maravilla, que está claro que si no juegas o no te gusta es que no tiene corazón.

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por Chucklefish

Facebooktwitter