Quien me iba a decir que tantos años después, y tras pasar por un genial remake, que uno iba a estar disfrutando de una nueva entrega numerada de unos de los personajes más icónicos y carismáticos de la historia de los videojuegos.

Pues aquí estoy, y aquí vengo a contaros, como aquella mítica franquicia creada por la gente de Nauhgthy Dogs, pasa a las manos del estudio Toys for Bob bajo el sello de Activision, para dejarme totalmente encantado con una cuarta entrega de una franquicia llena de humor, emoción, y desafío, que me ha permitido rememorar en muchos momentos las sensaciones que hacia tiempo no llegaban a mi mando, y que no podían venir de mejor manera que de las locas manos de nuestro buen y zumbado amigo Crash Bandicoot.

Fecha de lanzamiento 2 OCTUBRE 2020
Desarrolladora Toys for Bob
Distribuidora Activision
Plataformas PS4 – XBOX ONE
Versión Analizada PS4
Idiomas Voces/Texto ESPAÑOL/ESPAÑOL
Número de jugadores 1-4

NOTA: 9

Entrar a describir el concepto jugable Crash, es venir a describir la diversidad de situaciones, los momentos frenéticos, y ante todo el correr y correr sin parar. Y es que sin perder nada de esencia de sus bases jugable, en esta cuarta entrega se ha implementado todo lo que ha hecho bien esta franquicia, y esto no es otra que las situaciones a la hora de encontrar fases de todo tipo, donde huir de objeto, manejar vehículos, saltar, aplastar y luchar, serán solo algunas de las acciones que os impondrá un juego que os aseguro que por variedad no va a ser criticado, aunque dudo que pueda ser criticado por mucho ya que como veréis en la nota final me ha gustado mucho.

Con el mando en la mano, es donde verdaderamente Crash se nota lo bien tratado que está, y lo que bebe de su pasado, pero sin dejar de avanzar al futuro, ya que ha conseguido adaptar y sin perder nada de esencia de un control que si llegáis de haber jugado a las anteriores entregas os vais a sentir como en casa, adaptándoos a ellos con rapidez. Y si nunca habéis jugado, os digo que estos son muy accesibles, y destacan por ser bastante precisos y con una velocidad de reacción muy bien adaptada al tipo de juego al que os vais a enfrentar. Eso sí, se han incluido algunas ayudas, especialmente a la hora de saber donde vamos a caer en cada salto, simple y sencilla, pero efectiva.

El diseño de los diferentes niveles es realmente bueno, recordando a las mejores épocas de la saga, y dejando claro que se ha puesto mucho cariño, esmero y, ante todo, mucha sapiencia a la hora de entender de que va esta saga, de donde viene, y a donde quiere ir a parar. Y es que no es que sea solo bueno en cuanto al platafomeo, si no que la diferentes ideas e ideas jugables en cada una de los escenarios los hacen refrescantes y originales, a la vez de complejos y todo un reto para nuestras poco habilidosas manos.

Además de la ingente cantidad de niveles, modos, y fases que se han creado, hay que reconocer que se ha puesto mucho esmero en llenarlas de contenido cada mundo, cada zona, cada secundaria y cada rincón de un juego… llenos de objetos que coleccionar, y otros que os traerán geniales recuerdos como esas cajas de tnt o las nitro, o esos cambios de perspectiva o fases de velocidad que nos volvían locos, pero perfectamente adaptado a la actualidad, y cada uno de esos personajes, que como ya os he dicho, hacen de la aventura muy diferente, y consiguiendo dar muchas más horas a la ya enorme cantidad que da un juego que os juro que por falta de contenido no va a quedar marcado.

Uno de esos puntos que dan una vuelta de tuerca a la franquicia es la inclusión de las máscaras cuánticas. Cuatro curiosos objetos con cualidades bastante particulares, que nos harán ver el entorno de formas bastante particulares. Dando un cúmulo de posibilidades muy bien adaptadas, que terminan por conseguir hacer de los niveles una auténtica locura de situaciones físicas, dimensionales y temporales que nos van a hacer explotar la cabeza.

Otro de los puntos más novedosos de esta entrega, es sin dudarlo el que además de a Crash podremos controlar a otros personajes que siempre han formado parte del universo, y que en esta entrega podremos disfrutar de ellos con sus particularidades, ventajas y desventajas, lo que hace que la experiencia en cada escenario pueda ser muy variada y distinta según el que escojamos. Por cierto, no os los doy a conocer, ya que eso de ir viendo cuales son, es un punto muy emocionante y divertido del juego.

Emociones que llega de nuevo de una historia que destaca por su loco y descacharrante guion, en el que se ha puesto gran esmero en las conversaciones entre los diferentes personajes, muchas de ellas siendo un claro homenaje a los juegos clásicos y a un universo que nos vuelve a poner en contra, y en el que los flashbacks nos harán conocer el pasado de nuestro buen amigo, de otros personajes, y de porque hemos terminado llegando a la situación que estamos en este momento. De verdad que hay que reírse, y mucho, con lo bien planteada que está, sin ser una obra de arte, pero tratando con respeto y muy poca vergüenza este mundo.

Por cierto, y antes de pasar a la parte técnica, deciros que el juego tiene una dificultad bastante endiabladilla, por lo que mucho cuidado para los que tengáis poca paciencia, o pocas ganas de sufrir, ya que el juego no perdona ni una, especialmente si jugamos en modo retro, ya que si es cierto que se ha implementado un modo más relajado y menos castigador con el tema de las vidas.

La parte visual es un punto que me ha gustado mucho. Y es que, sin perder esencia en el diseño de los personajes, y tomando muchos detalles de los remakes hace poco publicados, se ha conseguido hacer un espectáculo visual muy vistoso, con unas animaciones muy fluidas, y en especial, un diseño visual de escenarios realmente bonitos y variados. Además, a todo esto, se le une una cantidad de buenos efectos, velocidad increíble de todo lo que fluye por la pantalla, y un colorido precioso, solo pudiéndosele achacar algunos problemas con la cámara, que creo que vienen de serie en este universo.

Uno de los puntos que más me impresionado del juego es su apartado sonoro. Y es que un completo compendio de aciertos, donde una maravillosa banda sonora, se entremezcla con un genial trabajo en cuanto a efectos y ambientación, para terminar, siendo engalanado con un sobresaliente doblaje de esos donde se nota que los actores lo han dado todo. Y es que tiene mucha personalidad todo lo que se ha hecho con este punto, notándose que quieren meternos en el mundo a través del sonido, de hacernos reír, de generarnos tensión, en general, saber cómo tratar un apartado que pocas veces se ve tan trabajado y bien interconectado con todo lo que lo rodea.

En definitiva, para concluir con este análisis, solo puedo decir que el trabajo que ha hecho Toys for Bob es de los mejores que he visto en un juego de plataformas, acción y aventuras en los últimos tiempos, siendo unos muy meritorios herederos de una franquicia tan importante, y dejando muy claro que es un gran estudio en el cual confiar desde este momento casi cualquier tipo de proyecto.

Una cuarta entrega de nuestro loco amigo Crash, que conseguirá reunir a las nuevas y antiguas generaciones para disfrutar por igual de la experiencia, sacado cada uno de ellos cantidad de puntos y factores que lo harán entender este universo, este concepto y, ante todo, entender porque tiene el renombre que tiene la clásica saga y su icónico personaje. 

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por Activision

Facebooktwitter