Llega el momento de los vikingos

Ubisoft nos ha dado un margen de dos años para reposar nuestra mente asesina, y además concedernos un sueño que siempre habíamos tenido los seguidores de la saga… el encarnar a un vikingo. Con un juego que aparece en ambas generaciones de consolas, y en PC, para ampliar el universo, y mantener el buen hacer, y el muy notorio cambio de rumbo que tomó la franquicia tras el lanzamiento de Origins.

Una nueva entrega que os aseguro que va a hacer las delicias de los seguidores de la franquicia, principalmente porque no arriesga demasiado, y mantiene esos cánones básicos de las anteriores entregas que nos hacen disfrutar de un precioso y enorme mundo, de montones de cosas que hacer, y de una ambientación histórica que poca gente sabe hacer tan bien.

Fecha de lanzamiento 10 NOVIEMBRE 2020
Desarrolladora Ubisoft
Distribuidora Ubisoft
Plataformas PC- PS4 – XBOX ONE – PS5 – XBOXSX
Versión Analizada PS4
Idiomas Voces/Texto ESPAÑOL/ESPAÑOL
Número de jugadores 1

NOTA: 8’5

Toca entrar a contaros todo lo que supone este Valhalla. Y es que este regresa con eso concepto de aventura de mundo abierto, en el que se han incluido cantidad de tintes roleros con el que ya nos agradaron muchísimo, y consiguieron hacer resurgir de una forma muy bien llevada, y con cantidad de posibilidades una franquicia que tenía unos niveles de agotamiento extremos. 

Una nueva aventura en la que más allá de toda exploración y recorrido de un vasto mundo, os quiero empezar hablando de la vida del asesino a nivel de forma de actuar, y ante todo de matar. Y es que el juego, y en general la franquicia, es cierto que ha pegado un claro giro a la acción más directa, pero sigue teniendo ese toque de sigilo que es el por lo que se ha caracterizado siempre la saga. Y que, por desgracia, pocas veces nos va a ser tan eficaz como en un pasado, pero que si nos puede sacar de algún lio o atolladero algo más complicado de lo normal. Pero claro… al final el juego no achucha a salir por la parte más violenta y activa, como es el combate cuerpo a cuerpo, que, sin ser un portento, rinde bastante bien, se disfruta mucho, y consigue tenernos atentos y pensativo en algunos combates tanto por su planteamiento como por la actitud de los enemigos, que ciertamente no dejan pasar una dentro de una IA que llega incluso a sorprender, dentro de las claras limitaciones que tiene esta.

Que sería de toda esta violencia, sin nuevas armas y nuestra mítica cuchilla oculta. Y es que por lo que respecta a estas y demás complementos para nuestro personaje, la verdad que no es de las ediciones que más posee, siendo raro en un juego tan rolero, donde gran cantidad de ellas donde elegir es como algo muy habitual e intrínseco al concepto. Eso sí, poseen un buen concepto de progresión y mejoras de estas, pudiendo tomar caminos variados y mejorarlas de formas muy interesantes.

Hablando de mejoras, y sin salirnos de la parte rolera, os tengo que hablar del sorprendente árbol de habilidades que se ha creado para la ocasión, y que nos permite mejorar al personaje, y tomar un gran número de caminos con rutas muy interesante y posibilidades variadas que van a hacer que cambiemos incluso nuestra forma de afrontar la partida y las diferentes misiones.

Por cierto, entrando en lo que a misiones se refiere, me he sorprendido por la forma en que afronta las misiones secundarias. Y es que se ha dejado a un lado esa casi obligatoriedad y marcado en el mapa que nos incitaba a hacer misiones y misiones casi sin sentido para agrandar la experiencia, y suprimir iconos del mapeado. Y es que ahora todo fluye, todo se integra con el mundo, y todo va surgiendo sobre la marcha en forma de eventos, y que la verdad que le dan mucha más vida y más sentido a la exploración y al disfrute general del mundo.

Un mundo que es una auténtica locura en cuanto a tamaño, contenido, lugares que visitar y cosas que hacer. Y es que parece mentira que teniendo las dimensiones que posee, el equipo de desarrollo haya conseguido que sea tremendamente entretenido vagar por este, nos sorprenda con una variedad ingente de posibilidades, en un sinfín de horas de juego que puede alcanzar setenta u ochenta horas sin casi darnos cuenta, y totalmente inmersos en un mundo que tan bien recreado, ambientado y lleno de vida que de verdad uno no quiere salir si no fuera porque la muerte nos espera en cada esquina.

Muerte, que no es algo que suela ser habitual, pero que si hay que reconocer que desde hace unas ediciones ya no es ese paseo que era hace unos años. Ahora no podemos ir a lo loco, enfrentarnos a varios enemigos será un problema, y el tener que salir corriendo de una zona os aseguro que no va a ser mala idea.

No puedo pasar a otro punto, sin hablaros del tema de los asentamientos. El cual me han parecido bastante curioso, y con ello se le da una capa más al juego. Unas zonas que tendremos que gestionar, y llevar adelante gracias a atacar y saquear otras zonas. Interesante, aunque algunas veces demasiado caótico.

Toca hablaros de la parte narrativa de esta nueva entrega. Y está claro que volverá a plantearnos ese eterno conflicto entre asesinos y templarios, que llevamos recorriendo a lo largo de todos los años de esta franquicia, y que esta vez nos va a acercar al siglo noveno de nuestra era, para ponernos en el papel de Eivor. En una historia de conflictos, de invasiones, de fuertes alianzas, y de una llegada de los clanes vikingos a las tierras inglesas que tan convulsa fue por aquellos entonces.

Ciertamente la historia y el personaje principal me han gustado, y he conseguido empatizar con su universo, sus formas de ver la guerra y la diplomacia, y en general, la recreación de un momento histórico bastante especial, que se entremezcla perfectamente con ese universo de traiciones, venganzas, mitología, y desavenencias entre las dos tendencias clásicas de la saga. Y en la que solo puedo echar en cara, lo que es habitual que pase en los juegos de tan brutal tamaño… el que se diluye entre tanas cosas que hacer, y se termina perdiendo la magia de un hilo narrativo más intenso.

Entrando en la parte técnica, como no podía ser de otro modo, es un auténtico portento visual. Y es que la recreación de cada una de las zonas que nos llevan desde campiñas inglesas a heladas zonas noruegas, son recreadas de una forma increíble, con unas estampas preciosas, unos diseños que hacen bonitos desde un bosque, hasta a un rio, hasta las grandes urbes, y que se llenan de efectos visuales, lumínicos y ambientales, para ser capaz de ambientar una época y una naturaleza que dudo mucho que alguien lo pueda hacer mejor.

Por otro lado, los diseños de personaje son también muy buenos, aunque empiezan a quedarse algo más desfasados con el paso de los años y la no renovación del motor, donde se nota especialmente es en las animaciones, y que, siendo buenas, ya es cierto que necesitan algunas mejoras.

Pero bueno… poco se puede quejar uno, y más cuando se ve en la nueva generación o PC, donde la estabilidad y la cantidad de mejoras que estas plataformas pueden implementar lo hacen brillas mucho más.

La parte sonora tampoco se queda atrás en calidad. Y es que Ubisoft siempre nos sorprende con una altísima calidad en este apartado. En este destaca especialmente la impresionante ambientación y vida sonora que posee todo lo que nos rodea. Y es que desde los campos a las ciudades todo es capaz de trasmitir una cantidad de sensaciones que nos traslada a ese momento de la historia mágicamente.

El doblaje al español me ha parecido simplemente correcto. Y es que todo el mundo tiene doblaje en este juego, en todo momento se escucha gente hablando, y en general el murmullo en las poblaciones y demás lugares le da sentido al mundo, aunque hay mucha diferencia en las calidades de este respecto al nivel de protagonismo que tenga el personaje en la aventura.

En conclusión, solo hay que decir que este nuevo Assassin’s Creed me ha vuelto ha gustar mucho. Ha conseguido meterme de lleno en un momento histórico, un mundo, y unas aventuras que, pese a no ser especialmente novedosas, desde Ubisoft consiguen de mil y una maneras hacer que todo sea interesante, divertido, fácil de controlar y gestionar, y en general hacer de este videojuego una increíble epopeya de tamaños épico muy disfrutable por toda clase de jugadores.

Ahora solo me queda esperar a nuevas entregas que empiecen a introducir novedades, mejoras, y puntos diferenciadores, en unas bases jugables que ya empiezan de nuevo a resentirse por desgaste, y que sin dudarlo va a exprimir hasta la última gota. Cosa que no desagrada, como ya veis en este análisis, pero se sobradamente que puede dar mucho más de sí, por lo que hay intentar exigirlo, y más dentro de una marca que ha hecho, y sigue haciendo, historia en el mundo de los videojuegos.

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por Ubisoft

Facebooktwitter