Sonic

¿Quién, a estas alturas, no conoce al erizo más famoso de todos los tiempos? Hablamos ni más ni menos que de Sonic the Hedgehog (Sonic el erizo), la mascota por excelencia de SEGA. Algunos le conocemos desde sus orígenes, otros le conocieron cuando empezó a salir para otras consolas. En este reportaje vamos a presentaros toda la historia de este erizo de principio a fin porque, sin duda alguna, es uno de los personajes de videojuegos que más se lo merece. Esperamos que os guste.

Nuestra historia comienza un poco antes de que aparezca el pequeño erizo azul. En concreto, antes de 1991, cuando la mascota de SEGA era Alex Kid. Sí, sí, ese muchachito que acabó estando en la memoria de todas las consolas Master System y que es prácticamente un mito. Pues ese era el competidor de Mario. El problema principal era que hasta la fecha, la gran N no había tenido un rival directo en la competición por el control de las videoconsolas. Algunas hacían sus pinitos, pero no le llegaban a la suela de los zapatos, y los sucesivos intentos de SEGA no terminaban de dar sus frutos. Y en concreto Mario pegaba demasiado fuerte y tenía mucho gancho y directamente arrasaba en Súper Nintendo. SEGA necesitaba pues de algo que fuese lo suficientemente carismático para hacerle frente, y y Alex Kid, no era ese alguien.
Pues bien, toda la maquinaria se puso manos a la obra. Los encargados de darle forma al juego fueron los miembros del equipo AM8, que posteriormente sería conocido como el Sonic Team y se hicieron varios bocetos para ver qué tipo de personaje podría encarnar a la mascota de SEGA.

Aparecieron muchos, desde conejos, armadillos, equidnas (¿os suenan de algo?) pero al final fue el diseño de Naoto Ōshima el que triunfó. Este hombre, fue el que creó a Sonic (aunque previamente se llamó Mr. Needlemouse) y a su máximo enemigo, el doctor Eggman (también conocido como Ivo Robotnik), además de trabajar también en juegos posteriores de la franquicia (como el gran Sonic CD) u otros como Phantasy Star I y II.

Pero ¿por qué se eligió a un erizo y se desestimaron los demás personajes? Básicamente fue por el color, ya que Sonic es del mismo color que el logotipo de SEGA. Algún que otro motivo (naturaleza, el aspecto adorable de los erizos…) pudo intervenir, pero definitivamente, fueron el color y la posibilidad de darle velocidad.

Logotipo de SEGA

 

 

Aunque realmente el color de Sonic al principio no era el azul que le conocemos hoy día, sino un tono más celeste. El problema era que se confundía con los fondos, y dándole el azul más oscuro se evitaba eso, además de darle la tonalidad del logo de SEGA . El color de sus botan, rojas con una línea blanca, se dice que es debido a los colores de un personaje entrañable en EEUU que no es ni más ni menos que Santa Claus.

Doctor Ivo Robotnik, alias Eggman

Una vez determinados el héroe había que desarrollar a su archienemigo que, como bien conocemos, es el maléfico doctor Eggman. El nombre de este personaje es una de las grandes incongruencias del mundo de Sonic y todo debido a las adaptaciones zonales. En Japón, se llamó siempre doctor Eggman y se trataba de un científico loco que experimentaba con animales y los convertía en Badniks para poder dominar el mundo.
Sin embargo, la versión americana, que es la que llegó a Europa, le cambió el nombre por el de Doctor Ivo Robotnick. Fácilmente podemos reconocer dos datos en ese nombre. El primero, “Robotnick”, haciendo clara referencia a su locura por los robots, pero el segundo es más curioso aún, se trata del “Ivo”. Ivo es un nombre claramente ruso y, evidentemente, los americanos no le pusieron ese nombre casualmente, sino en clara referencia a sus rivales, los rusos. Como siempre, mezclando política donde no les llaman.
El resultado final fue un cacao entre japoneses y europeos y nombres y situaciones incongruentes. Por ejemplo, en Sonic the Hedgehog 2, la fase final se llamaba “Death Egg” (el huevo de la muerte), un nombre que carece de sentido si el nombre es Ivo Robotnik, lo mismo que ocurría con Eggland. Al final, a partir de Sonic Adventure y Dreamcast el enemigo del erizo azul pasaría a ser “Doctor Ivo Robotnik, alias, Eggman” y santas pascuas.

Pero, ¿por qué estas diferencias en las versiones americana/europea y la japonesa? Se supone que deberían de trabajar juntos de la mano. Pues no. La historia de Sonic está llena de turbulencias y más cosas que comenzaron con el desarrollo de Sonic 2.

Yuji Naka

Pero no nos adelantemos. Ya tenemos, al héroe, ya tenemos al villano, sólo nos hace falta una cosa más: el juego. Y de esto se encargó el Sonic Team (AM8). Este grupo tenía como programador jefe a Yuji Naka del cual hablaremos largo y tendido posteriormente puesto que su influencia en los juegos de Sonic es, cuanto menos, muy importante; y como diseñador de escenarios a Hirokazu Yasuhara. De la música se encargó Masato Nakamura, que es miembro de una popular banda japonesa llamanda “Dreams come True” y que tuvo bastante éxito a raíz de este juego.
Con todos estos ingredientes, ya sabemos qué es lo que salió del horno y fue nada más y nada menos que el inicio de lo que posteriormente sería el personaje más carismático de SEGA: Sonic, the Hedgehog.

 

1 – 234

 

2 respuestas a «Sonic the Hedgehog I»

Los comentarios están cerrados.