Análisis: Reality Fighters

Los primeros títulos de PS Vita ya se encuentran entre nosotros y que menos que poder probarlos y maltratarlos un poco, ya que supongo que nuestros queridos y locos pixeles querrán saber si  son buenos o no.

Hoy os vamos a hablar de Reality Fighters, el primer título desarrollado para la portátil de Sony por el estudio español Novarama. Para que hagáis un poco de memoria, Novarama fue la encargada de crear el característico Invizimals para PSP , en donde se le daba un buen uso de la cámara externa  y su realidad aumentada. Gracias al éxito que cosecho el título, Sony decidió seguir apoyándola y dio vía libre para que trabajasen en su próximo título de forma exclusiva para PS Vita.

Una vez explicado, creo que es el momento que os empecemos a hablar sobre Reality Fighters.

Una de las cosas que no destacan muchísimo es el apartado historia del título, ya que sin ser profundo, ni tener un guión para ganar un par de Oscars, es bastante divertido y hace su función.

Seremos un luchador que quiere aprender las artes de combate del gran Señor Miyagi, conocido hoy en día por las películas de Karate Kid. El problema radica en que Miyagi es reacio a ponerte como su aprendiz, por lo que te pondrá a prueba a base de una serie de desafíos y combates.  En los combates nos enfrentaremos con sus antiguos alumnos, cada cual de lo más original e interesante y en los desafíos, tendremos que ser bastante rápidos de reflejos para realizar los ejercicios que nos proponen.

Una de las cosas que hay que dejar claras, es que Reality Fighters no tiene esa profundidad que si tienen Tekken o Street Fighters, pero que aún así hace su respectiva función.

Para empezar cada uno de los modos, tendremos que crearnos nuestro propio luchador, por lo que gracias a las cámaras que lleva incorporada PS Vita, podremos crearnos a nosotros mismos, aunque solo la cara claro. A partir de ahí, decidiremos que ropaje ponernos, musculatura, accesorios para la cara, manos y el estilo de combate que más nos guste, ya que de por si, tendremos bastantes para elegir.

Una vez ya nos ponemos en materia, nos encontraremos disfrutando de combates de lo más divertido y diferentes gracias a los antiguos alumnos del señor Miyagi. Cada uno de ellos posee un sistema de combate diferente, como por ejemplo el zombi que se llega a esconder de nosotros metiéndose debajo de tierra y aprovecha para atacarnos por la espalda,  otro de ellos es un superhéroe al que tendremos que enfrentarnos en un punto de la historia y que será un combate de lo más complicado si aun no te has habituado, ya que sus habilidades, van desde la hipervelocidad a tener una fuerza sobrehumana. Aparte de esos, encontraremos hippies, un amante de la música disco, etc.

A la hora de tener un contacto con nuestro luchador, el sistema de combate se resume a una serie de pequeños movimientos para realizar unos combos, por lo que una vez te familiarices con ello ya estarás completamente preparado para dar una paliza a cualquier adversario. Desde aquí es difícil explicarlo, pero como ya os decimos, es bastante sencillo, por lo que se os será fácil adaptaros a ello.

Los modos de juego que trae el título son ya conocidos por la mayoría de jugadores, teniendo un modo historia, entrenamiento, lucha rápida, supervivencia o contrarreloj.  Aunque si al final te gustaría desafiar a algún amigo, con tan solo meterte en el modo multijugador-adhoc, tendréis la posibilidad de tener algún que otro combate de lo más interesante. Tengo que admitir, que una vez me puse a probar el modo online, fueron pocas las partidas las que encontré disponibles, por lo que mayormente acabe jugando a los modos normales en solitario, pero no significa que lo podáis disfrutar el resto.

Antes de pasar a otro apartado, en el modo historia podremos desbloquear nuevas armas y ropa para nuestros personajes, así como algún que otro escenario nuevo.

La gracia del Reality Fighters es el uso que se le da a las cámaras integradas de PS Vita, desarrollándose más del 80% del juego gracias a ellas. Una de las funciones que tendremos disponible es la de captar un escenario con nuestra cámara, por lo que si ya tenemos el lugar apropiado y queremos tenerlo disponible siempre para usarlo en el combate, tan solo tendremos que poner el modo foto y escanear el lugar que creamos apropiado, lo bueno es que automáticamente el Reality Fighters ira haciendo fotos en modo panorámico hasta completar el escenario y darle un toque realista usando el sixaxis de la consola. Hablando del sixaxis, gracias a el tendremos un pequeño control de movimiento en los combates por lo que le da más realismo a los mismos, dotando de movilidad al jugador para mover a los luchadores a través del entorno.

Aparte de poder crear nuestros propios escenarios gracias a la cámara, también podremos usar los lugares en ese mismo momento. Gracias a la característica de realidad aumentada y las tarjeras RA, podremos colocarnos en cualquier sitio y usar las cámaras para tener un combate en ese mismo momento, solamente tendremos que enfocar e ir moviéndonos mientras realizamos el combate. Una de las pegas , es que si por ejemplo vamos en el autobús o en el metro, será bastante incomodo estar moviéndonos de vez en cuando para disfrutar de los combates, ya que aunque tengamos los escenarios creados y renderizados, la función sixaxis y de profundidad siempre ira activada, por lo que acaba obligándote a tener que estar pendiente de tu movimiento y de paso de los luchadores, ya que irán moviéndose de un lado a otro dependiendo de cómo enfoquéis el combate.

El motor gráfico es bastante resultón y notable para lo que nos proponen, no llega a ser la panacea, pero hace su función. Las animaciones de cada luchador están muy bien implementadas y dan su toque de originalidad al asunto, por lo que ahí no se le puede buscar ninguna pega. A la hora de hacer los combos y alguna que otra habilidad especial, veréis una serie de efectos bastante resultones, pero que alguna que otra vez llega a destacar bastante en el escenario.

La banda sonora del título no es que sea de lo más extensa, pero al menos posee una serie de temas ligados a los distintos luchadores del modo historia, por lo que encontraremos algún que otro tema diferente, ya sea rock o dance. Las voces están completamente dobladas al castellano, aunque únicamente veremos más la del señor Miyagi, ya que nuestros personajes poseen ya unas voces predefinidas de por si y de lo más simples.

Aún así, el doblaje del señor Miyagi es bastante bueno y hará que alguna vez saquemos una sonrisa ante algunas frases que suelta para ridiculizar a sus antiguos alumnos, claro esta… si les vencemos.

El primer trabajo de Novarama para PS Vita es bueno, usando muchísimas de las características de la nueva consola de Sony, ya sea el Sixaxis, cámara frontal y trasera y usando la realidad aumentada como nadie.

Aunque se podría haber trabajado más y tener algo más serio, el juego hace su función, por lo que te divertirás muchísimo con el, ya sea teniendo combates o creando cualquier tipo de luchador, como por ejemplo a Torrente. Yo directamente, decidí crear a Fran Calvo (redactor y analista de GP) como un luchador de Muay Thai.

Esperemos que poco a poco, vayan sacando más juegos en PS Vita que usen la mayoría de características de la maquina, ya que Reality Fighters hace un gran trabajo con ellos.

Pros

  • El uso de la realidad aumentada es magnifico
  • Variados modos de juego y de lucha
  • El editor de personajes

Contras

  • Banda sonora poco variada
  • El sistema de combate es muy simple
  • La historia es demasiado simplona
  • Nos podemos cansar pronto del juego

Facebooktwitter
One comment to “Análisis: Reality Fighters”
  1. Me ha gustado el análisis, pero no lo valoraré tanto hasta que no se publique la imagen del luchador creado con Fran, queremos ver hasta que nivel de realismo han conseguido los chicos de Novarama y si hay pixeles suficientes para representar el fornido cuerpo de Fran.

     

Deja un comentario