Muchas veces nos solemos encontrar, como hay ciertos juegos que son lanzados en la lejanas tierras niponas, y por su temática, o por su aspecto tan particular, parecen que nunca podrán llegar a nuestras tierras, pero por obra y gracia de algunas distribuidoras, y de la presión popular, algunas compañías se arriesgan a traérnoslo, pese a la posible no muy exitosa acogida, no por parte de la prensa, si no por el mercado de jugadores, ya que son títulos que hay que estar muy metidos dentro del mundillo videojueguil para tener alguna referencia sobre ellos. Y esto que os comentamos, es justamente lo que ha sucedido al juego que se nos viene entre manos en este análisis… os presentamos a Catherine.

Catherine ha sido desarrollado Atlus, y nos presenta una fresca, adulta y original historia, en un juego que como ya veréis no es nada de lo que en principio parece. Así que seguid leyendo las próximas líneas, y conoceréis uno de los juegos más interesantes y originales que os podréis encontrar este año en Xbox 360 o PlayStation 3.

 

La historia de Catherine, nos lleva a una narrativa donde la mezcla de terror, erotismo y cierto humor negro, nos llevará a no podernos despegar de una historia tremendamente original y bien narrada.

Esta nos cuenta la historia de Vincent y Katherine (si si con K), una pareja de jóvenes los cuales están pasando por una racha mala en su relación, ya que Katherine quiere casarse, cosa que a nuestro protagonista no le hace demasiada gracia. Pero la cosa no queda ahí en cuanto al compromiso de Vincent con Katherine, ya que esta, se da cuenta que ha tenido un retraso, y piensa que puede estar embarazada, cosa que debido a la falta de compromiso de Vincent hace que este llegue a unos niveles de agobio verdaderamente increíbles.

Por lo cual, Vincent comienza a arroparse más en sus amigos de toda la vida, que en su propia novia, esquivándola en todo momento, y pasando a estar más tiempos con sus amigos que con ella.

Vincent y sus amigos, suelen ser asiduos a un bar llamado Stray Sheep, en el cual suelen pasar hasta altas horas de la noche bebiendo.

Pero la noche cuando se entera de los posibles cambios que su novia Katherine quiere realizar en su vida, hacen que Vincent debido al agobio, termine bebiendo grandes cantidades de alcohol, y con lo que ello conlleva.

Este es el momento en que entra a la palestra Catherine ( si si con C), una joven rubia y bastante provocativa, la cual se sienta junto a Vincent esa noche, y entre coqueteo y coqueteo, y tras caer rendido debido al alcohol, terminamos dándonos cuenta de que ya es de día y hemos pasado la noche al completo con esta tal Catherine en nuestra cama… y la cosa parece ser que ha llegado lejos.

Y desde ese mismo día, comenzaremos a tener una serie de pesadillas, las cuales al parece llegan cada cierta cantidad de tiempo a una serie de hombre de una zona, y que debido a esta comienzan a sucederse una serie de muertes entre los que las tienen.

Y hasta aquí os contaremos, ya que no os queremos destripar mucho más de la historia, ya que el que la podáis descubrir por vosotros mismo es algo que os será de lo más gratificante.

La historia está perfectamente narrada, y nos meterá en una historia donde escenas de gran tensión, momentos eróticos, terror y otros momentos de charlas entre amigos, nos harán que disfrutemos de la historia de Catherine, y de todo un mundo de relaciones de parejas, que nos pondrá a pensar y a divagar sobre ello. Además, como toda buena historia que se precie nos mantiene intrigados y expectantes de principio a fin, no pudiéndonos desenganchar del juego hasta que consigamos saber el porqué de todo lo que está pasando.

Por cierto antes de pasar a otro apartado cabe decir que el juego posee varios finales, así que elegid bien vuestro camino porque no todos terminarán igual.

Catherine puede ser en principio un producto engañoso para todo aquel que no haya leído sobre él, y no se haya informado sobre sus características jugables. Ya que lo que en un principio parece una aventura, con tintes de aventura gráfica, no es ni mucho menos lo que nos encontraremos. Catherine es sencillamente un magnifico puzle aderezado con una interesantisima historia, con algunas pequeñas pinceladas de interacción con personajes, que más que nada nos serán útiles para conocer más datos de la trama, pero que respecto a la jugabilidad del juego no influyen en nada.

Por eso haremos más referencia dentro de este apartado a la parte de puzle que al resto de la trama jugable, ya que el juego en sí es ello, un puzle. De todos modos no os preocupéis que también os hablaremos sobre la otra parte.

En lo que respecta a los puzles tienen un esquema jugable muy claro, deberemos de conseguir llegar a lo más alto de una montaña de cubos, haciéndonos el camino con estos, sin llegar a caer nunca de esta, ya que si caemos perderemos vidas o intentos, y deberemos de regresar al último punto de control.

Estos cubos podrán moverse siempre de forma lateral, nunca en diagonal, y siempre y cuando nosotros poseamos un cubo, que nos sirva de plataforma bajo nuestros pies. Dentro de la colocación de los propios cubos, podremos realizar acciones diferentes, ya que podremos tirar de ellos, empujarlos, e incluso movernos colgando por los bordes de ellos.

Pero lo que como concepto parece sencillo, se irá complicando a medida de que vayamos avanzado en los diferentes puzles, ya que la aparición de diferentes tipologías de estos, hará que nuestras subidas se compliquen. Eso sí, también iremos aprendiendo nuevas estrategias, con las cuales aprenderemos a aprovechar las características de estos, y con las que podremos desde derrumbar grandes columnas de cubo a crear pasarelas las cuales nos permitan seguir… pura estrategia y rapidez de pensamiento.

Porque la verdad, para realizar los puzles, no nos las podremos pensar mucho, teniendo que conseguir que seamos prácticamente mecánicos, ya que en cada una de las fases nos encontraremos con que el escenario, o comenzará a caer tras nosotros, o como ya descubriréis, alguna de nuestras mayores pesadillas nos comenzarán a perseguir, atacándonos, destruyendo y sobre todos haciéndonos el sueño más complicado para llegar al fin.

Porque como si habéis leído bien, no solo habrá puzles normales. Al final de cada noche de pesadillas, el último que tendremos que superar será un puzle especial, en el cual un jefe de final de fase, con ciertos poderes especiales nos perseguirá a muerte, y del cual deberemos conseguir escapar.

Respecto al tipo de cubos que encontraremos son bastante variados, teniendo un efecto diferente cada uno de ellos, tanto si los pisamos como si los arrastramos. Nos toparemos con cubos normales, cubos explosivos, cubos que se deshacen, cubos de hielo, y un largo etcétera el cual ya iréis descubriendo, y sufriendo. Por cierto no solo habrá cubos… también podremos encontrar una serie de ítems que nos ayudarán a superar las pruebas o algunos enemigos que nos la harán más complicadas.

Por el resto poco más que decir respecto al esquema jugable de estos puzles, destacando principalmente, que serán más de una treintena de puzles en las noches de pesadillas a las que tendremos que sobrevivir, siendo en muchos casos verdaderos retos, los cuales nos costarán horas y rabietas para superarlos.

En lo que respecta al control del persona, es uno de los mayores problemas que posee el juego, ya que es demasiado brusco, y especialmente cuando Vincent se agarra a los bordes de los cubos lo han implementado bastante mal, ya que habrá que estar atento en qué lado del cubo nos encontramos para saber qué dirección pulsar, ya que esta variará, siendo algo bastante engorroso. Además el control analógico no está del todo bien implementado, siendo recomendable jugar con la cruceta, ya que el juego solo posee cuatro direcciones.

Pasando a la otra parte del juego… es decir la aventura, nos encontraremos que pasamos nuestra vida entre casa, una cafetería y el bar de la reunión de amigos, y en estos es donde interactuaremos cuando estemos despiertos, ya que podremos hablar con nuestros amigos, ir descubriendo lo que piensan, ir desarrollando la historia… es decir… es verdaderamente donde se va realizando la trama del juego, al más puro estilo aventura gráfica.

La verdad que la forma de tratar esta parte se acerca más a una aventura interactiva, ya que podremos interactuar con varios objetos que nos rodeen, podremos beber cocteles, saber sobre ellos, cambiar música, utilizar el teléfono, hablar con toda la gente del bar, e incluso jugar a una máquina recreativa de Rapunzel, el juego en el que se basan los sueños, y el cual cuenta la historia del cuento, en el que un príncipe debía de subir en busca de su dama de larga melena. Así que puede que el tiempo del juego se alargue mucho más si nos dedicamos a interactuar y disfrutar más de estos ratos de tranquilidad.

Además hay que decir que esta interactuación no solo se producirá en estos sitios, si no que cuando estemos en nuestras pesadillas también se sucederán diferentes momentos de lo más bizarro y estrambóticos, sin contar uno de los detalles más curiosos del juego… unas curiosas preguntas sobre la temática de la pareja que se nos irán realizando y comparando con los demás jugadores que tengan el juego, y que serán parte importante de desenlace final de la aventura.

Otra cosa de la que hay que hablar en esta parte de la aventura, es que podremos asistir a gran cantidad de secuencias animadas, en las que al igual, se nos narrará la historia, y que pese a que son gran cantidad, están ordenadas de forma que resulten muy agradables de ver y no hagan daño al resto de la experiencia jugable.

Catherine, dependerá mucho de lo agiles mentalmente que seamos, o lo bien que se nos dé los puzles, por lo que el tiempo de duración del juego será distinto en cada persona, pero haciendo una media, este se encajará perfectamente en una quince horas.

En definitiva, jugablemente estamos ante una de las experiencias más frescas y originales de los últimos meses, siendo una mezcla perfecta entre puzle y aventura.

La historia de Catherine no termina cuando nos hallamos acabado el modo historia, ya que los programadores nos han querido regalar un interesante modo multijugador, el cual le dará muchas más horas de vida a el juego.

Este lo forman dos modos; Babel y Colisseum los cuales podremos jugar junto a otro amigo en la misma consola.

El modo Babel, se basa, en la colaboración entre dos jugadores para llegar a la cima de la montaña de cubos. Y por otro lado el modo Colisseum en el cual, nos permitirá competir contra otra persona, para ver quien llega antes a arriba, siendo verdaderamente divertido.

En definitiva, un añadido bastante curiosos y que siempre hay que agradecer.

Nos encontramos ante un apartado visual totalmente anime, en el cual se entremezclarán; cinemáticas anime las cuales han sido creadas por Studio 4oC, famosos dentro del sector de la animación japonesa; con imágenes realizadas en cel shading que le dará ese toque de dibujo animado que le queda genial.

El diseño artístico de todo el juego es bastante adulto, dentro de la estética anime que posee, encajando perfectamente con la temática, además la expresividad que encontraremos en todas las animaciones, especialmente las fáciles, es verdaderamente destacable, ya que nos mostrarán en cada momento cada uno de los estados emocionales por lo que pasarán los personajes en una conversación o una situación.

El resto de animaciones cumplen correctamente, destacando la colocación y juego cámaras, los cuales en todo momento enfocarán los planos más sugerentes y propicios para dar ese toque de terror y erotismo que emanan de la historia por todos lados.

Los escenarios son bastante detallados, con cantidad de referencias a la propia historia, y con un colorido bastante degradado hacia el marrón o grises, que hará que nos creen algo de angustia en todo momento.

En cuanto al diseño visual de los puzles, es también muy vistoso y a la vez que desagradable a nuestros sentidos, ya que intenta que en todo momento suframos esa sensación de amargura y de sufrimiento que las pesadillas nos están creado.

En definitiva, un apartado artístico muy bueno, con cantidad de detalles visuales que influirán en nuestra forma de ver las cosas dentro de la historia, que nos conseguirá trasmitir miedo, sensualidad, humor, etc… y que quizás no todo el mundo aprecie, pero que aquellos que lo hagan disfrutarán ante tan buen trabajo.

Dentro de todo lo bueno que hemos hablado dentro de Catherine, quizás este sea el apartado “más flojo”, y lo entrecomillamos porque es muy bueno, pero no alcanza el nivel del resto.

El juego nos llega subtitulado al castellano, con voces en ingles o en japonés, las cuales alcanzan un buen nivel de calidad. Además la expresividad que tendrá en cada momento las voces dependiendo de la situación, será algo muy destacable, ya que al igual que pasaba en el apartado visual, este nos trasmitirá cantidad de sensaciones.

La banda sonora del juego, nos acompañará con temas bluseros y de jazz en todo momento, danto un toque tranquilo y de relax, hasta la llegada de las pesadillas, donde el tono de las canciones se volverán un poco más acelerados y agobiantes, creciendo este agobio musical a medida de que nos acercamos al final de los puzles.

Por último hay que hablar de los efectos de sonidos, los cuales acompañan a la acción en todo momento, de una forma perfectamente implementada, los cuales hacen de nuestros puzles un cumulo de ruidos, sonidos y chirridos con toque desagradable.

En definitiva un apartado muy correcto, donde destaca principalmente la expresividad de los dobladores.

Catherine es una de esas nuevas experiencias que no debéis de perderos si os consideráis amantes de los videojuegos. Una narrativa y una historia magnifica y totalmente adulta, enderezado con un apartado jugable diferente, novedoso y refrescante, al cual se le une una ambientación tremendamente bien conseguida… y que os gustará paladear con parsimonia y tranquilidad.

Un juego con tintes de terror, de erotismo, de humor negro, y sobre todo un juego de reflexión sobre temas de pareja, que trata de una forma inmejorable. Además si a esto le unimos un muy bien apartado visual y un buen apartado sonoro… sin lugar a duda os podemos decir que nos encontramos ante una de las grandes sorpresas del año, y una de las experiencias más especiales e inolvidables que podréis jugar en esta generación de consolas.

No dudéis en haceros con él, y más a sabiendas después de leer este análisis de lo que os vais a encontrar, ya que la obra videojugueil que han realizado desde Atlus es de las que marcan a un videojugador, y hace pensar que la creatividad en los videojuegos nos tiene que dar muchas maravillosas experiencias como la que podréis tener con este Catherine.

Pros

  • La historia es tremendamente original
  • La experiencia jugable es muy novedosa y diferente
  • Muy buen diseño artístico
  • Los puzles son muy ingeniosos

Contras

  • Algunos problemas de control
  • Puede resultar bastante difícil en algunos momentos

Facebooktwitter

Deja una respuesta