¿Es posible unir las palabras golf y destrucción en una misma frase? Pues parece que sí, y es lo que nos traemos entre manos en esta ocasión, ya que el estudio Three Fields Entertainment y en el que participan algunos de los creadores de Burnout han mezclado un deporte de extrema precisión como es el golf, con la capacidad de hacer explotar todo tipo de cosas a golpe de bastón. Esta idea en principio puede resultarnos bastante sugerente, pero lo cierto es que pierde intensidad con demasiada velocidad.

ANÁLISIS

dangerous-golf cab

.

VERSIÓN DISPONIBLE

XBOX ONE – PS4 – PC

VERSIÓN ANALIZADA

PC

DESARROLLADOR

THREE FIELDS ENTERTAINMENT

DISTRIBUIDOR

THREE FIELDS ENTERTAINMENT

.

.

.

VALORACIÓN

5

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

En Dangerous Golf nos olvidaremos del famoso hoyo en uno

El objetivo principal o casi total del título se basa en destruir y hacer volar por los aires todo lo que podamos. Cuantos más elementos destrocemos de una sola vez, mejor puntuación conseguiremos. Estos elementos van desde sartenes y copas de cristal, hasta esculturas e incluso lavabos. Si, habéis leído bien, y es que en este atípico juego de golf cambiaremos los típicos campos verdes llenos de hierba recién cortada por todo tipo de nuevas localizaciones, mayormente interiores y repletas de elementos totalmente destruibles.

analisis Dangerous Golf img 001

La jugabilidad de Dangerous Golf es bastante limitada y no hace hincapié en ningún momento a la habilidad del jugador, siquiera hace el intento de que el jugador quiera mejorarla. El sistema de apuntado es extremadamente simple, no hace falta tener puntería y todo se reduce a lanzar nuestra bola a una determina dirección. Las partidas son realmente cortas y están divididas en tres turnos. En el primer turno nuestra misión se centrará en el de hacer pedazos el mayor número de cosas posibles, con el objetivo de conseguir una puntuación suficiente para que obtengamos una especie de habilidad especial en el siguiente turno, denominada smashbreak. Con este poder adquirido, deberemos realizar una segunda tirada en la que la bola se cubrirá de fuego, aumentando el daño y la puntuación y en la que podremos controlar la dirección mientras entramos en un modo a cámara lenta. Para terminar, el último golpe deberá de ir destinado a colarnos en el hoyo, requisito indispensable para así poder superar el nivel.

Con todo esto, no tendremos asegurado el pase de fase, ya que deberemos conseguir una calificación mínima para ello, que vendrá acompañada de una medalla. Y eso es todo, es lo único que deberemos hacer a lo largo de todo el juego, de ahí lo que os comentábamos al principio, y es que nos parecerá muy divertido de primeras, pero terminaremos cansados a las pocas partidas, tanto por su simpleza como por las nulas opciones que posee de mejorar.

analisis Dangerous Golf img 002

En el único apartado que se salva la jugabilidad, es disfrutando del juego con amigos, ya que el pique puede hacer que paséis bastantes ratos divertidos, pero nada más.

Apartado técnico realmente brillante

Dentro de todos estos  los aspectos anteriormente citados poco cuidados y trabajados, atisbamos un rayo de luz que hace que el juego no caiga totalmente al abismo. Y ese rayo se trata de su apartado gráfico, realmente cuidado y a un nivel altísimo. Al ser en su mayoría entornos interiores, se han permitido el lujo de cargarlos con multitud de elementos recreados con unos modelados muy creíbles. En el momento de destrucción, nuestra pantalla se llenará de efectos de partículas, luces y caos mientras vemos elementos volando por los aires, cayendo y colisionando entre sí de una manera bastante creíble, ya que el trabajo realizado con el motor de físicas es realmente impecable.

Lástima que el apartado sonoro no acompañe de la misma manera, ni remotamente parecido, con unos efectos justitos y unas melodías cargantes en exceso.

analisis Dangerous Golf img 003

Al apartado técnico hay que sumarle una traducción a nuestro idioma que no pasará a la historia por su calidad, y que a veces lucirá por su ausencia.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Dangerous Golf se trata de un juego, que quizás tenía buenas ideas en su planteamiento inicial, pero cuyo  resultado final ha sido algo decepcionante por varios motivos. Sistema de apuntado prácticamente inexistente, carente de objetivos más haya que el de destruir por destruir, una traducción mediocre y que resulta aburrido a las pocas horas de jugarlo.Aunque no dejamos de alabar el trabajo realizado en el apartado gráfico, realmente cuidado y a un nivel sorprendente.

Todo esto, unido a un precio que oscila los 20 euros, no lo hacen realmente apetecible, por lo que os dejamos en vuestras manos la decisión de darle una oportunidad o no.

Facebooktwitter

Deja un comentario