Pequeña y bonita aventura planetaria

Una de esos pequeños y preciosos universos llega a nuestras manos en forma de aventura grafica bajo el sello del estudio Fireart Games. Donde la imaginación, los preciosos ambientación, y un mundo de lo más particular, ha conseguido tenerme pegado a la pantalla durante algunas horas, enamorándome de cada rincón que visito y de sus buenas gentes.

Eso sí, también he tenido un gran número de emociones y sensaciones encontradas que me han supuesto momentos de casi llegar a tirar la toalla. Así que atentos al análisis de Tohu, ya que detrás de esta preciosidad hay cosas que tenéis que entender y sopesar.

Fecha de lanzamiento 28 ENERO 2021
Desarrolladora Fireart Games
Distribuidora The Irregular Corporation
Plataformas PC – PS4 – XBOX ONE – SWITCH
Versión Analizada PC
Idiomas Voces/Texto INGLÉS/ESPAÑOL
Número de jugadores 1

NOTA: 6

Y es que Tohu, como ya os digo, nos presenta una aventura gráfica point and click de corte muy clásico. Por lo que las bases jugables serán asequible y adaptables para casi cualquier jugador. Y en la que se nos propone ir siguiendo un hilo narrativo a través de una serie de variopintos y preciosos escenarios donde se nos presentarán una serie de puzles y retos mentales, que nos abrirán el camino a seguir disfrutando de tan particular mundo e historia.

Por desgracia, me he llevado un chasco con el juego. Y es que es de esos que entra mucho por los ojos y por los oídos. Pero a la hora de plantear mecánicas jugables se le empiezan a ver las costuras. Y por desgracia Tohu tiene algunas que cuestan asimilar.

Así que, como buen juego del género, tengo que empezar hablando de la más esencial. La parte de los puzles y la resolución de diferentes zonas. Y es que es algo realmente extraño lo que se ha hecho con ello. Y es que he pasado de situaciones súper sencillas, a otras que no tienen ningún sentido. Siendo por tanto un batiburrillo de situaciones muy desequilibradas que en muchos momentos nos confunden, nos marean la cabeza, y nos obligan a tomar decisiones absurdas o desesperadas, que en muchos casos pueden llevarnos por el buen camino, y en otros, desesperarnos más. Además, en muchos momentos no sabremos con lo que podremos interactuar o no. Por lo que nos podremos estar dejando cosas atrás, importantes para la resolución, y no darnos cuenta. Una pena que uno de los puntos más importantes no consiga hacernos disfrutar.

Eso sí, una cosa no quita a la otra. Y es que imaginativos y preciosos son cada uno de ellos. Habiéndose puesto mucho esmero para hacerlos atractivos. Y para integrarlos con la aventura y el entorno.

El control es otro punto con ciertos errores, principalmente en la versión de consola. Ya que en la de PC, que es la que he podido disfrutar, más allá de los problemas de movilidad este se controla bien. Eso sí, la versión consola es bastante tediosa a la hora de mover el cursor.

Como ya habréis entendido no es un juego fácil. Incluso por momento algo exasperante. Y es que, si no fuese por las ayudas, habría situaciones o momentos que hubiese sido capaz de dejar el juego por su incoherencia resolutiva. Así que no dudéis de tirar de ayudas, y así disfrutarlo con más soltura en las ocho horas que puede durar la aventura.

Por lo que respecta a la narrativa. Esta es buena. Destacando especialmente el buen guion que posee. Con unos momentos realmente bien escritos. Con conversaciones muy bien llevadas, aunque no demasiado numerosas. Y con una historia que te mete dentro, consigue que uno se interese y, ante todo, hace que nos enamoremos de mucho de esos curiosos personajes.

La parte técnica es uno de los puntos más fuertes del juego. Y es que posee un diseño artístico maravilloso. Con un diseño de personajes exquisito. Unos escenarios llenos de vida y de detalles. Y unas animaciones preciosas. Que se mezclan para dar una experiencia visual de las más bonitas que se han visto en este género en los últimos años.

Por otro lado, la parte sonora tampoco se queda atrás. Y es que es sobresaliente su implementación ambiental, su sutil banda sonora, los efectos sonoros, y lo bien introducido de los diálogos en un idioma creado para la ocasión. Por cierto, y hablando de idiomas, este llega con textos al español, cosa que se agradece.

En definitiva. Deciros que Tohu es una preciosa experiencia artística. Un buen intento por traernos un particular universo lleno de posibilidades y buenas ideas. Pero que por desgracia en muchos momentos sufre de algunos fallos de diseño e incoherencias, o un control no demasiado pulido, que pueden lastrar una experiencia que por el resto lo hace la mar de bien.

Una aventura gráfica con mucho potencial, con un apartado visual precioso, y con unas posibilidades narrativas y conceptuales muy ricas. Que será con lo que nos quedemos de este Tohu, ya que el resto puede llegar a frustrar.   

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por Cosmocover Team

Facebooktwitter