Análisis: Shelter

No todo en el mundo de los videojuegos es matar, pegar tiros o salta. También hay un hueco en nuestros corazoncitos para experiencias más sensitivas y diferentes. Y este es el caso que nos traemos hoy entre manos con este análisis de Shelter, el juego creado por el estudio de desarrollo Might and Delight.

Un juego especial, no cercano a los cerebros que no ven más allá, y en general un producto diferente, y que como tal hemos tratado y valorado en este texto. Y si no nos creéis, seguid leyendo.

HISTORIA

Lo que nos cuenta este Shelter, es una historia de lo más común y habitual que pueda existir. Algo que nos rodea, pero que nosotros no le damos la más mínima importancia. Nos cuenta la historia de un tejón y sus pequeños cachorrillos.

Una historia que más que narrarnos una situación, lo que hace es que empaticemos y sintamos como siente nuestro tejón, o como sentiría cualquier madre de cualquier especie animal. Nada de situaciones anormales, tan solo el instinto de supervivencia nuestro y de nuestros hijos, a través de lo largo y ancho de este mundo que nos rodea.

Una historia que conseguirá mostrarnos el cariño que podemos llegar a tener sobre nuestros hijos. Esa ansia por llevarlos adelante pese a nuestro propio sacrificio. En general y como ya os decimos, una historia como la visa misma. Bonita, simple y sin demasiados problemas de entender, ya que buen entendedor pocas palabras basta, y este Shelder lo consigue.

JUGABILIDAD

El concepto jugable de Shelter es quizás unas de las cosas que más os puede embarullar la cabeza en un principio. Ya que nos encontraremos ante un aparente mundo abierto, aunque muy lineal en verdad, en el cual nos sabremos qué hacer. Pero que guiados por nuestro instinto, y por un simple pero bien llevado tutorial, nos veremos mezclado en esta aventura animal.

El control de Shelter es verdaderamente sencillo. Pudiéndose realizar casi todas las acción con los el propio ratón, acompañado de las teclas de dirección en el teclado. Las acciones principales serán correr, andar sigilosamente e interactuar con el entorno. Simple, pero suficiente para disfrutar de la experiencia.

Dicha experiencia pese a su corta duración, es gratificante disfrutarla. Siendo capaz de representar situaciones variadas, las cuales tendrán como principal misión el no perder ningún cachorro y nuestra propia vida.

Pero os preguntaréis ¿Cuál es nuestro objetivo? Tan solo os decimos que os dejéis guiar y disfrutéis de las sensaciones, ya que la trama se entenderá mejor a medida que juguemos y sintamos, que explicándola. Demostrando con ello que los videojuegos es una perfecta plataforma de expresión.

El entorno que nos encontraremos, pese a su aspecto de abierto, será puramente lineal, teniendo por lo tanto poco que explorar. Eso sí, habrá vida en él. Animales de todo tipo, plantas, e incluso fuerzas de la naturaleza, lo que hará que todo tome vida y diferencie un lugar de otros.

Uno de los puntos importantes por lo que deberemos de explorar un poco este entorno, es la necesidad de alimentar a nuestros pequeños tejones, ya que dependiendo de ello, podrán moverse con más energía, y no caer desfallecidos por inanición. Así que atentos a ellos en ese sentido, además de los posibles peligros que la naturaleza puede tener, ya que son unas pobres criaturitas indefensas que dependen en su totalidad de lo que haga su madre.

En definitiva, Shelter es un juego con una mecánica simple, pero que deberemos disfrutar más desde el punto de vista sensorial que desde el jugable, así que coged con pinzas lo que os comentemos en este apartado, ya que no es tan fácil describir sensaciones.

APARTADO TÉCNICO

Pese a la sencillez que puede parecernos tener en los primeros instantes. Nos damos cuenta que el trabajo realizado en este juego es más destacable de lo que pueda parecer, especialmente centrándonos en la ambientación y el diseño artístico.

El diseño visual de todo el juego es minimalista y simple, pero con un estilo muy particular, que hace único y diferente a este juego. Un diseño que trasmite sensaciones, y que nos da en todo momento estar sentados ante un cuadro de estilo modernista. Un trato visual tan especial que no estará a la altura de los ojos de todo lo que lo vean, y no tengan la mente abierta al más allá.

En lo que a su parte sonora se refiere. No podemos decir otra cosa que ambienta de una forma genial. Trasmite muchísimo, nos mete en las situaciones, haciéndonos pasar de situaciones de máxima tranquilidad a otras de acción, en tan solo un instante de cambio o introducción de música o sonidos. Quedando por lo tanto todo genialmente montado respecto al desarrollo de las diferentes situaciones.

NUESTRA OPINION FINAL

Shelter es una experiencia un tanto atípica, por no decir rara. Que puede que no entre en los cerebros de la mayoría de los jugadores, ya que la falta de objetivos, y el papel que tenemos que tomar nos atraen en demasía. Pese a ellos, todos los que le den una oportunidad se encontrarán con un juego-experiencia de lo más gratificante, con una capacidad de trasmitir muy bien lograda y con un acabado técnico de lo más original.

Shelter es distinto, y no por ello un mal juego, si no todo lo contrario, ya que cada uno le llegará al corazón de una forma distinta. Dadle una oportunidad, no os arrepentiréis.

LO MEJOR

-Su diseño artístico

-Como trasmite sensaciones

-La ambientación

LO PEOR

-La duración

-Que no seáis de los amantes de los juegos-experiencias.

“Nuestra forma de valorar los juegos

facebooktwittermail

Deja un comentario