Análisis: Diablo III Consola

Blizzard regresa, y esta vez con su clásico instantáneo a consola, es decir, con el magnífico Diablo III. Tras su paso por Pc hace más de un año, el rey de los juegos de acción y rol aparece en consola para demostrar que Blizzard lo hace bien allá por donde pase. Además para demostrar cómo se puede implementar un juego básicamente de pc, al sistema de control que posee las consolas.

En este análisis no vamos a entrar a describiros el juego al completo, ya que ya han corrido ríos de tintas sobre la versión Pc. Si no que nos centraremos en las diferentes implementaciones y diferenciaciones que esta versión para consolas de sobremesa poseen respecto a la que vivimos hace ya más de un año.

EL PASO DEL PC A LA CONSOLA

Como ya os decimos y la mayoría sabréis, Diablo III se caracteriza por ser un juego especialmente diseñado para Pc, conllevando estar diseñado para ser jugado con teclado y ratón, cosa que dota a los juegos de una cantidad de opciones demenciales, además de la velocidad de reacción y precisión que poseen periféricos como el ratón.

Por ello, siempre hay miedo a saber cómo funciona un juego muy específico de PC en una consola. Y desde ya os podemos decir que el trabajo que ha realizado Blizzard para adaptarlo ha sido verdaderamente bueno.

Lo primero que nos llama la atención nada más entrar en este mundo de rol y acción, es la buena adaptación del mando que han realizado. Teniendo gran cantidad de opciones a la mano con la sola pulsación de un botón, y no echando por ello falta las posibilidades que da un teclado. Quizás si es cierto, que a la hora de atacar o apuntar un enemigo la cosa es más automatizada que Pc, habiéndole tenido que poner esa opción, ya que sin ella y por el frenesí del juego nos sería muy difícil acertar con la menor sensibilidad de un mando. Pese a ello, y como ya os decimos, una implementación magnifica.

Entrando ya de lleno en el juego, algunas de las cosas que resaltan es el rediseño de todos los menús que ha sufrido este. Siendo especialmente creados para mayor facilidad de movimiento con el mando, además de para agilizar su utilización y gestión. Eso sí, sin dejar de lado ningún detalle que sea de importancia.

Por otro lado el hub que veremos en pantalla también ha sido cambiado y minimizado para que se adapte principalmente a la distancia a la que nos colocamos de una pantalla jugando en consola, ya que un hub muy complejo como el de pc no sería difícil de ver. Además las diferentes opciones de este tienen tenemos la ventaja de poder personalizarlas respecto al mando, cosa que es interesante en un juego de estas características.

Uno de los puntos más novedosos que han introducido, se refiere al modo multijugador cooperativo y competitivo. Este nos permitirá disfrutar de partidas de hasta cuatro jugadores, con una facilidad de accesos a ellas muy destacable. Por cierto, olvidaros de tener que estar conectado constantemente a servidores de Battle.net como en la versión PC… que se hizo de sufrir especialmente los primeros días de su lanzamiento.

Antes de llegar al tramo final, tenemos que deciros, que uno de los mejores y la vez más criticados puntos que tenía la versión de Pc ha desaparecido en estas versiones. Nos referimos a la casa de subasta. Cosa que viene también dada porque no es necesario estar conectado permanentemente y tener una cuenta de Battle.net. Para compensar la falta de casa de subasta, y con ello la posibilidad de intercambio de objetos directo entre personas, se ha reducido el número de objetos que nos dejarán caer los monstruos, además de que los más potentes los poseerán lo enemigos más complejo. A esta gente no se le escapa nada.

Por cierto, esta versión trae todas las características del juego muy bien equilibradas, ya que lleva instalada todas las revisiones que el juego ha sufrido en este año de vida.

En definitiva, una magnifica adaptación en consola de Diablo III, el cual no pierde ni una pizca de esencia jugable, de diversión y de rejugabilidad. Dando más de 20 horas de juegos, misiones secundarias, secretos, cantidad de logros y varios grados de dificultad entre los que escoger, para que no os separéis de la consola y de la droga Diablo III durante meses y meses.

APARTADO TÉCNICO

Como era de esperar, la versión de Diablo III para consola ha sido recortada a nivel gráfico, ya que como todos sabemos la capacidad grafica y de filtrado de los pc es superior a las consolas actuales. Por ello se nota respecto a dicha versión una importante bajada grafica. Pese a ello, el juego cuenta con un buen nivel visual, aunque por desgracia sufre algún que otro bajón de framerate cuando las hordas de enemigos, explosiones y demás elementos se mezclan en pantalla, pero bueno, nada que no dañe en demasía a la experiencia.

De todos modos es de agradecer el buen trabajo que ha realizado Blizzard para ser capaz de mantener la esencia, y el preciosos y sobrio diseño artístico que le da ese toque de identidad a la franquicia y nos hace estar delante de un cuadro con toques góticos.

Por cierto, amigos consoleros, no os perdáis las cinemáticas por que son un verdadero espectáculo.

En cuanto al sonido mantiene una tremenda. Con una muy buen ambientación, y una banda sonora muy buena que nos acompaña durante toda la historia. Recordaros además que el juego llega traducido y doblado al castellano.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Blizzard lo hace bien allá por donde pase, y en este caso lo ha vuelto a conseguir haciendo una adaptación, que no una portabilidad, de una experiencia claramente de pc a consola y el control que conlleva. Todo ha sido diseñado para su fácil accesibilidad, para que se haga agradable al control del mando. Y a eso le unimos que a nivel técnico nos encontramos, pese a las claras rebajas, con un juego que no pierde su esencia básica visual y por supuesto sonora.

En definitiva, un muy buen producto para todos aquellos que no posean pc para jugar. Siendo desde este momento un claro referente dentro de los juegos de acción y rol en consola.

LO MEJOR

-La adaptación del interface

-Adictivo como nada en el mundo

-El apartado sonoro y las cinemáticas

-No tener conexión permanente

LO PEOR

-Algunas bajadas de framerate, pese a los recortes visuales

“Nuestra forma de valorar los juegos

facebooktwitter

Deja un comentario