Los tiempos cambian el concepto

Es curioso cómo tras muchos años de gamer, el concepto de jugar a videojuegos ha ido cambiando muchísimo. Y es que todo empezó por un gran pixel que ocupaba gran parte de la pantalla y donde todo se vendía bajo el concepto de un juguete, y donde con muy poco éramos tremendamente felices.

Los años pasaron, y la cosa se fue enrevesada…. Las historias empezaron a surgir, los personajes se hicieron importantes, y el concepto de juguete comenzaba a quedar un poco atrás, especialmente porque grandes empresas comenzaron a hacer ver a la población que no iban de jugueteras y si de creativas en un mundo tecnológico.

online gamersMuchas han sido las modas, mucha ha sido la evolución a nivel visual, sonoro, de guión, de narrativa, a nivel de control, pero nada tan influyente y distinto ha sido como lo que está sucediendo desde un tiempo hacia acá.

Y es que estos últimos años, cuando hablas con jovenzuelos que llevan desde que nacieron rodeados de videojuegos, y que se están iniciando especialmente en sus gustos, te das cuentas que son dos mundos distintos a lo que tú como jugón eres. Y es que es curioso como ellos lo ven todo online, y como el concepto de conexión a internet es esencial a la hora de jugar, llegando a decir que una consola o un ordenador sin la red no tienen ninguna utilidad. Y no es que se centren solo en videojuegos multijugador cooperativo, si no que las tendencias competitivas como DOTA o LOL, o inclusive hacia ramas como jugar a los juegos de casino online desde tu móvil con William Hill, son el día a día para estos jugones y para su concepto de entretenimiento. Y todo además bajo el concepto de freetoplay, donde un sencillo archivo, una simple web o una pequeña app. nos permiten disfrutar cientos de horas.

Puede que muchos nos veamos como muy de vuelta en este mundillo, pero tenemos que aceptar que las tendencias cambian, que los jugadores son otros, y que los mercados encaminan todo hacia donde el sabio y exigente público quiere. Eso sí, nos hace pensar y nos hace ver como en un arte que lleva tan poco tiempo existiendo todo evoluciona a pasos agigantados, y por ello es tan maravilloso poder haber estado cerca desde prácticamente el día en que nació.

facebooktwittermail