ANÁLISIS: Skyhill

Mandrágora es una desarrolladora independiente de videojuegos que no tuvo mal comienzo con su primer juego, Knitted Deer y que fue lanzado únicamente para sistemas operativos iOs. Ahora, dan un pasito más en el mundo de los videojuegos y nos traen Skyhill, una propuesta interesante y de la que vamos a hablar muy bien a lo largo de nuestro análisis.

ANÁLISIS

 skyhill cabecera

.

VERSIÓN DISPONIBLE

PC

VERSIÓN ANALIZADA

PC

DESARROLLADOR

MANDRAGORA

DISTRIBUIDOR

DAEDALIC ENTERTAIMENT

.

.

.

VALORACIÓN

7

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

La historia es, a fin de cuentas, una historia postapocalíptica del montón pero que engancha gracias a su sistema de juego. Somos Perry Jason, uno de los pocos supervivientes de la Tercera Guerra Mundial, con dos objetivos importantes, salvar / llegar a nuestra esposa, y sobrevivir nosotros mismos.

Como tipo de juego, Skyhill presenta un buen popurrí de lo que tenemos que destacar que ha sabido combinar las cosas. Como hemos dicho en la historia estamos ante un juego de supervivencia, una parte rolera con subidas de nivel y también cuenta con un sistema de batalla de por turnos aunque sin profundidad alguna (no es el objetivo del juego) y dos pequeños matices que podemos considerar, y luego explicaremos el por qué, táctico y de exploración.

analisis skyhill img 003

Con todo esto dicho, ampliamos la información en el apartado de las mecánicas de juego, en donde destacamos que la creación de alimentos y de armas es fundamental para seguir descendiendo por los cien pisos del rascacielos. Bien es verdad que podríamos ir perfectamente por la parte del rellano únicamente, sin entrar en ninguna de las dos habitaciones que hay en cada planta, pero nos quedaríamos sin alimentos y sin poder recuperar la vida. El tema de los alimentos es tan importante como el de la vida. Tenemos cien puntos de alimentos con los que a cada habitación que entremos, gastaremos uno. Cuando llegue a cero, comienza a consumirse la vida por cada uno de los movimientos que hagamos. Y es por ello por lo que hay que tenerlo tan pendiente como en el caso de la vida. La exploración es obligada por consecuencia, ya que nunca sabremos qué hay en una habitación, dado la aleatoriedad de las partidas.

En cuanto al control del juego, sencillo y eficaz, y culpa de ello lo tiene el sistema point and click que hacemos con el ratón. Basta con clickear en los iconos resaltados para interactuar con ellos y ver si podemos o nada recoger algún recurso e indicarle a nuestro personaje la acción de movimiento, donde permaneceremos siempre estáticos en cada una de las habitaciones que estemos. Cuando entramos en combate, que no es más que cuando estamos compartiendo habitación con un enemigo, tenemos dos opciones. Seleccionar al enemigo y automáticamente ataca, o seleccionar donde queremos atacar, en donde cuenta con un sistema en el que s más daño hagamos en una zona determinada, menos porcentaje de impacto. Y es aquí cuando hay que saber bien qué hacer ya que algunos enemigos son más fuertes que otros.

analisis skyhill img 001

Skyhill no tiene puntos de guardados. Comenzamos en la planta cien de un rascacielos, iremos bajando hasta donde lleguemos y si morimos, empezamos de cero. Con un respeto aleatorio, lo que lo hace rejugable y por consecuencia adictivo, por lo que no tiene una duración estimada. Eso sí, una vez lleguemos al final, tardaremos en volver a jugarlo si es que lo hacemos. Pero mientras no lleguemos… horas y horas sentados en frente del ordenador.

La dificultad de este título va subiendo paulatinamente. Tanto como el dejar de lado la creación de, sobre todo, armas, puede pasarnos una mala factura. Podemos ir de habitación en habitación sin temor ni miedo alguno, pero en cuanto llega un enemigo algo más fuerte de lo normal poco tendremos que hacer, por no decir nada. La primera vez que morimos virtualmente, nos da a elegir dos acciones para facilitar algo la segunda partida, y por consecuencia, las posteriores.

En cuanto al apartado técnico Skyhill ha innovado en el apartado gráfico, puesto que intenta, y consigue, mantener una estética de cómic desbloqueable cada vez que vamos avanzando en el edificio donde transcurre el juego. La ambientación, nos pone también en plena situación, un mundo decaído como ya dijimos antes. El apartado sonoro, poco que decir, ni para bien ni para mal, ayuda también en la ambientación pero poca cosa.

analisis skyhill img 002

NUESTRA OPINIÓN FINAL

-

Y en cuanto a la conclusión, recalcamos que hay que jugar a Skyhill. No aportará nada nuevo en nuestras vidas, pero dará horas de disfrute y entretenimiento, y ponemos la mano en el fuego sin miedo a equivocarnos que la estética cómic gustará incluso a quienes no sean amantes de las historietas de dibujos.
-
facebooktwittermail

Deja un comentario