ANÁLISIS: Headlander

¿Quién querría conformarse con un héroe de cuerpo entero, cuando podría encarnar a una cabeza solitaria al más puro estilo futurama?

Y es que, por raro que suene, es lo que ocurre en la última obra de Double Fine Productions, los padres de Psychonauts y en la que nos proponen exactamente eso, que asumamos el control de una cabeza, pero no una cualquiera sino la del último superviviente humano de todo el universo.

ANÁLISIS

Headlander cab

.

VERSIÓN DISPONIBLE

PS4 – PC

VERSIÓN ANALIZADA

PC

DESARROLLADOR

DOUBLE FINE

DISTRIBUIDOR

ADULT SWIM GAMES

.

.

.

VALORACIÓN

8

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Perdiendo la cabeza

Headlander es un juego de acción de scroll lateral con un puntito de rpg y una pizca de metroidvania, que está inspirado en la época de los 70 pero con toques futuristas. La historia se desarrolla en un universo en el cual no existe la humanidad ya que las mentes de los seres humanos han sido transferidas a cuerpos robóticos, gobernados a su vez por una computadora totalmente chalada.

Ante este contexto y sabiendo que nuestro protagonista es una cabeza, ya podréis vaticinar que el juego estará cargado de humor de principio a fin. Nos encontraremos a lo largo de todo este universo a multitud de personajes que le darán vida  y con los que podremos tener conversaciones absurdas, irónicas y surrealistas además de desgranar poco a poco la historia y conocer detalles de la extinción humana.

analisis Headlander img 001

Y en cuanto a jugabilidad se trata, os estaréis preguntando ¿Qué vamos a hacer con solo una cabeza sin cuerpo? Pues algo tan sencillo como cómico a la vez, deberemos ir saltando de cuerpo en cuerpo, ensamblándonos a él para poder ir avanzando en cada fase. Podremos formar parte desde un perro robótico a un súper robot pasando por una aspiradora. Cada cuerpo tendrá unas habilidades diferentes, que serán las que nos hagan falta para poder sortear los diferentes obstáculos, por lo que estaremos cambiando constantemente, algo que hará las partidas más amenas.

Un punto a tener en cuenta y que a nosotros nos ha gustado, es que no tendremos tiempo límite a la hora de ocupar un determinado cuerpo ni estos de autodestruirán cuando los abandonemos. Y esto es así por el componente metroidvania mencionado anteriormente, por lo que podremos volver y explorar algunas zonas cuando adquiramos nuevas habilidades.

El punto rpg lo compone el hecho de poder ganar habilidades y de disponer de un árbol donde poder mejorar cada una de estas, lo cual añade otro puntito a favor de su jugabilidad.

analisis Headlander img 002

El mapeado del título está dividido en zonas de distintos colores que solo serán accesibles cuando nos hagamos con el control de un robot con el mismo color. También nos encontraremos con zonas de puzles en los que tendremos que usar la cabeza (nunca mejor dicho) para poder completarlos. Lástima que no haya más cantidad y que la mayoría se hayan quedado en disparar a determinados espejos para hacer rebotar nuestros láseres.

Aparte de puzles, el título se centra sobre todo en la acción, casi todas las habilidades de los robots irán destinadas a ella. Y la verdad, aunque haya distintas posibilidades a la hora de combatir a nuestros oponentes, la acción resulta simple y algo monótona con el trascurso de las partidas. Solo se salvan algunos enfrentamientos con jefes de zona y a los que tampoco se les saca el mayor partido.

analisis Headlander img 003

Volviendo al estilo retro setentero

Headlander presenta una estética que recuerda al cine de ciencia ficción de los años 70, una mezcla retro con tintes futurísticas que le da un encanto especial. Unos diseños de niveles modelados en 3D fantásticos y divertidos, aunque dicho sea de paso, bastante parecidos entre sí por lo que puede dar la sensación de estar dando vueltas siempre en la misma zona.

Los personajes y enemigos robóticos tienen un buen nivel de detalle y gozan de originalidad. Mención especial también a los efectos de luces y partículas que hacen todo el entorno gráfico reluzca.

También merece una mención especial la BSO, repleta de melodías de la época que ayudan a la inmersión temporal y que redondean el apartado técnico del título.

analisis Headlander img 004

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Headlander es un juego ligero y adictivo, y que gustará especialmente a los fans de la ciencia ficción y a los amantes de lo absurdo. Posee un buen control que hace que la jugabilidad sea sencilla, y tiene una mezcla entre acción, puzles y exploración que nos darán ganas de más.La pena es que algunos aspectos por separado pecan de simpleza, y no lo dejan convertirse en gran juego que podría haber sido. Es el caso de los puzles, que si bien son de calidad, hubiera estado mejor un mayor número de ellos o por otro lado la acción, que termina pecando de simple sobre todo en los pocos enfrentamientos contra enemigos finales.Desde Generación Pixel os animamos a que os hagáis con él, ya que es un título con el que obtendréis diversión y risas aseguradas.
Facebooktwitter

Deja un comentario