ANÁLISIS: Virginia

Lo sabéis porque lo hemos dicho y porque si no no estaríamos escribiendo un buen puñados de análisis y de artículos cada mes del año, pero nos gustan los videojuegos. Y entre tanta variedad, tantos juegos que pasan por nuestras manos, y otros tantos que se retrasan o simplemente no llegan, hoy estamos delante de uno de esos “juegos” que tanto nos gustan. Sí, en comillas y os vamos a explicar el por qué. Primero, os lo presentamos, se llama Virginia, y es la obra de la gente de Variable State en colaboración con 505 Games. Y ahora, es hora de que leáis y sepáis el por qué de las comillas. Vamos a ello.

ANÁLISIS

 virginia-cab

.

VERSIÓN DISPONIBLE

PC – PS4 – XBOX ONE

VERSIÓN ANALIZADA

PC

DESARROLLADOR

VARIABLE STATE

DISTRIBUIDOR

505 GAMES

.

.

.

VALORACIÓN

8

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

De todos es sabido que el FBI, como las patrullas policiales y demás agentes de la ley, actúan en pareja. Pues bien, nosotros somos una de las mujeres de la pareja que nos ha tocado vivir virtualmente. Dos agentes del FBI de un pueblo perdido de Virginia, EEUU, y que tenemos que resolver a priori la desaparición de un chico. Flashback, recortes de periódicos y demás son nuestras fuentes de información, pero nada de diálogos. Ya esto lo hace diferente. Un juego que vive de la historia y que si prestamos atención, sabremos el desenlace de todo. Nosotros, al menos, recomendamos una segunda vuelta para ese final tan agonizante y quizás, difícil de entender para algunos. Virginia vive de la historia.

analisis-virginia-img-002

Estamos ante un juego en primera persona en la que la narración es la pieza de toda la historia. Sí, hemos dicho antes que no hay diálogos, y no los hay. La narración de Virginia pasa a ser a través de miradas, gestos, movimientos… etc. En la historia de Virginia hay drama, mucho, como también lo hay de la misma cantidad o incluso más, suspense e intriga. Una historia de misterio. Todo oscuro, pese a contar con unos escenarios vivos y llamativos. Virginia ha tenido que haber jugado bien sus cartas para que todo esto no resulte caótico y se refleje en la historia y lo han conseguido.

El control de Virginia es muy simple y quizás echamos en falta algo de profundidad. Hablando del control, tenemos únicamente el pad de movimiento típico y un botón de acción. Tan poco profundo como suficiente a decir verdad.

Virginia es un juego muy lineal, apenas deja razón para la exploración ya que ni obtenemos recompensa de ninguna manera ni sirve de nada. Entramos en un lugar, y vamos directo a donde tenemos que ir. Así es como normalmente lo hemos hecho en todos los escenarios. Hemos explorado sí, pero la no inclusión de botón de movimiento rápido y la ausencia de recompensa, hará que estemos invitado a explorarlo.

analisis-virginia-img-001

La duración de Virginia es aproximadamente de entre dos y tres horas. Nunca más, y menos sería algo como reto personal.

Otra de las muchas cosas que lo hace diferente, son los cortos de planos en los diferentes momentos de la semana en la que se desarrolla el juego.

Virginia es un juego que está desarrollado con Unity y eso tiene su repercusión negativa. El motor gráfico, es el que es, y no ofrece grandes cosas. Pero sí, es sencillo. Pero hablando de Virginia, al menos los desarrolladores han sabido qué hacer bien y han puesto escenarios rellenos de contenido. No son muchos los escenarios del juego y es por eso por lo que todo está bien recreado. Virginia sabe lo que necesita y lo ofrece.

En el apartado sonoro, en cambio (y sin ser malo el visual) gana muchos puntos Virginia ya que la banda sonora cobra su peso en hora.

analisis-virginia-img-003

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Hablando ahora de la profundidad, Virginia es lo que es, no lo podemos olvidar, y es el resultado en el que los desarrolladores se han inspirado y han querido mostrar. Pero se nos queda un poco un mal sabor de boca por lo que quizás pudo haber sido. Pero ojo, que lo que tenemos delante es lo que los desarrolladores han querido y a nosotros al menos, nos ha parecido un juego de lo más interesante. Por el resto, a quienes le gusten lo diferente en este mundillo, tiene un título obligado y se llama Virginia.
Facebooktwitter

Deja un comentario