ANÁLISIS: Shadow tactics: blades of the shogun

Nos situamos en el Japón de 1615, época en la que el país disfruta de la paz y la armonía gracias al nuevo shogun que acaba de llegar al poder. Desgraciadamente, esta armonía empieza a desquebrajarse cuando el shogunato se ve en peligro debido a una serie de traidores y contrabandistas. Para hacerles frente, entran en escena cinco héroes dispuestos a dar su vida por su nación y devolver la paz a su tierra.

En resumen, esta es la historia que nos presenta Mimimi Productions y que está llamada a ser la sucesora de Commandos, el mítico juego español de acción táctica en tiempo real.

ANÁLISIS

shadow-tactics-cab

.

VERSIÓN DISPONIBLE

XBOX ONE – PS4 – PC

VERSIÓN ANALIZADA

PS4 – PC

DESARROLLADOR

MIMIMI PRODUCTIONS

DISTRIBUIDOR

DAEDALIC ENTERTAIMENT

.

.

.

VALORACIÓN

9

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Sigilo en el Japón Feudal

La jugabilidad que se nos presenta en Shadow Tactics es una versión mejorada de la que ya pudimos disfrutar en Commandos, un juego con vista cenital en el que controlaremos a cinco personajes a través de grandes escenarios en los que deberemos  planear cada movimiento que vayamos a ejecutar con muchísima cautela si no queremos morir a la primera de cambio. Disfrutaremos de un buen número de misiones que realizar a lo largo de todo tipo de mapas desde templos, ciudades de montaña o rutas comerciales.

Cada una de estas misiones podrá ser resuelta de múltiples formas diferentes gracias a la cantidad de elementos de los que podremos dar uso en cada zona. Así pues, podremos optar por el sigilo (lo más recomendable) e intentar pasar desapercibido de la cantidad ingente de guardias que nos encontraremos a cada paso, o por el contrario podremos hacer uso de esos elementos susceptibles que están repartidos por nuestro entorno y pasar a la acción por ejemplo, haciendo explotar un barril de dinamita. En cada uno de los escenarios podremos seguir la rutina de los guardias o ver su cono de visión para así preparar la mejor táctica a emplear.

analisis-shadow-tactics-img-004

Aunque la verdadera joya de la corona de este título es sin duda alguna el modo sombra, con el que podremos efectuar ataques en equipo con el correspondiente resultado que eso conlleva. Pulsando una tecla pondremos a nuestro héroe activo en espera pendiente de ejecutar una determinada acción que le hayamos encomendado y haremos lo mismo con el resto de personajes. Al reanudar la acción pueden pasar dos cosas, que veamos una perfecta sincronía entre nuestros guerreros samuráis y veamos como los enemigos caen ante ellos, o por el contrario que nuestra jugada salga mal y salten las alarmas con lo que estaremos perdidos.

En cuanto a la dificultad, nos encontramos ante un título difícil, en el que nos tendremos que estrujar la cabeza para encontrar la mejor ruta hasta nuestro destino. Mucha de la jugabilidad se basa en el ensayo error, por lo que veremos cómo perdemos la vida en innumerables ocasiones, así que os recomendamos que guardéis a menudo para no tener que repetir más de la cuenta. En este punto, tenemos que comentar un detalle que nos ha parecido interesante, y es que en la parte superior de la pantalla aparece un contador que marca el tiempo que ha transcurrido desde la última vez que guardamos, para que controlemos mejor la cantidad de acciones que llevamos realizadas sin salvar nuestra partida.

analisis-shadow-tactics-img-003

Cinco auténticos héroes

A nuestra disposición tendremos a cinco personajes completamente diferentes entre sí, cada uno con sus habilidades únicas y especiales, muy bien equilibrados y todos indispensables en cada misión en la que aparecen. Comenzamos con Hayato, ninja capaz de nadar o trepar además de lanzar surikens y cargar con el peso de dos cadáveres a la vez. Mugen, el más guerrero del grupo, capaz de enfrentarse a varios enemigos a la vez. Takuma, un adorable anciano que será el encargado de atacar a distancia. Yuki, experta en poner trampas o imitar a animales para despistar a los enemigos. Y por último pero no menos importante Aiko, el auténtico espía experto en el engaño y la distracción. Sumando las habilidades de cada uno, unidos a unos escenarios diseñados para poder explotar cada una de ellas nos encontraremos con una simbiosis perfecta entre mapas y personajes.

Gráficamente y artísticamente hablando nos encontramos ante un título que mezcla el dibujado a mano con el realismo y que recrea la época del Japón feudal de una forma soberbia, gracias a unos escenarios llenos de vida y repleto de elementos típicos y que a la vez podremos dar uso en cada partida. Siempre dispondremos de una vista total del escenario para que podamos ver las posibilidades que tenemos a la hora de actuar. Puntualmente el juego destaca en el gran uso de luces y sombras de la que hace gala, haciendo especial hincapié en los escenarios nocturnos.

analisis-shadow-tactics-img-002

Nuestros personajes están bien diseñados y detallados, y los enemigos son lo suficientemente variados para que no parezcan siempre los mismos. Respecto al apartado sonoro, disfrutaremos de melodías completamente acordes con la época y de efectos sonoros que nos harán meternos de lleno en la piel de nuestros samuráis.

Consoleros ninjas

Llega el momento de que las consolas tengan su dosis de estrategia y sigilo. Y es que tras unos meses con la versión pc en el mercado la gente de Daedalic Entertaiment y Kalypso se pusieron en marcha para conseguir traslada el juego de Mimimi Productions a Xbox One y Ps4 de la mejor manera posible. Y ese día ha llegado con dicha versión entre nuestras manos.

Una versión que más allá de las pequeñas diferencias gráficas respecto a la versión PC, debida especialmente a la resolución, pocas son las novedades que posee. Eso sí, la que posee, cambia totalmente todo el concepto de juego, ya que es el control.

Un control que pasamos del clásico ratón y teclado, al mando de la consola. Cosa que siempre es difícil de conseguir que funcione bien en este tipo de producto. Eso sí, esta vez nos ha parecido bastante viable dicha adaptación.

Como principal adaptación, es la que nos encontramos en los stick, en los cuales se utiliza el izquierdo para movernos cual cursor, y el derecho para mover en bloque la pantalla. Cosa que puede resultar poco precisa al principio, pero que será darle tiempo y estar totalmente hechos a ella. Por el resto nos encontramos con la utilización de los gatillos para el cambio de personaje, y las botoneras de toda la vida para las acciones básicas.

Así que nos quitamos el sombrero ante la adaptación de este a consola.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Shadow Tactics: Blades of the Shogun se postula como un digno sucesor de la saga Commandos que incluso llega a superarlo en diversos apartados. Un gran juego que conjuga perfectamente táctica, estrategia, sigilo y acción dando como resultado un magnífica jugabilidad que aunque difícil, siempre te deja con ganas de más. Como aspectos negativos, excesivos tiempos de carga iniciales, o que el derroche artístico que se ha tenido para los exteriores se pierda completamente en los interiores presentando estancias completamente vacías.En definitiva, una auténtica maravilla tanto jugable como artísticamente hablando, que tendrá un plus para aquellos que seáis amantes del país del sol naciente.
facebooktwitter

Deja un comentario