ANÁLISIS: Dead Rising 4

Uno de los grandes iconos como personaje, y una de las grandes sagas de la generación anterior, regresa con su cuarta entrega, para proponernos una ciudad infestada de zombis, y a un Frank West que le de ese toque de carisma que su ausencia hizo perder en las posteriores entregas tras la magistral primera parte.

Así que Capcom se ha puesto a trabajar, y nos trae un correcto juego de acción, donde prima por encima de todo la casquería, y el ser un autentico vacilón utilizando las armas más variopintas para acabar con miles de zombis. Quizás no sea un gran juego para todos, pero os aseguramos que las horas que estéis frente a él como desahogo para un mal día viene genial.

ANÁLISIS

dead-rising-4-cab

.

VERSIÓN DISPONIBLE

XBOX ONE – PC

VERSIÓN ANALIZADA

XBOX ONE

DESARROLLADOR

CAPCOM

DISTRIBUIDOR

MICROSOFT

.

.

.

VALORACIÓN

7

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Como concepto de juego, nos encontramos ante un sandbox de manual, es decir, una gran ciudad con muchos iconos que visitar, con misiones tanto primarias como secundarias, además de recolecciones, que nos ponen en la tesitura de exterminar con todo lo que se mueva delante nuestra, ya que el juego nos incita a ello, y además lo premia con cantidades ingentes de contenidos extras.

Y es que este Dead Rising 4, es un juego que no aporta demasiado al género, eso sí, lo que hace lo hace bien. Así que pasear por las calles de este gran pueblucho infestado de zombis será placentero, y más cuando pese a ser bastante repetitivo hay muchas cosas que hacer.

El control del personaje es bueno, a lo que hay que unirle un buen número de opciones para interactuar con todo lo que nos rodea. Y es que nuestro amigo West tendrá varios tipos de golpeos, una botonera para disparo a distancia, otra para lanzamiento de objetos, e incluso una para escondernos o ir en estado sigiloso. Muchas opciones que la verdad bien llevadas adelanten nos pueden enseñar a hacer autenticas masacres.

analisis-dead-rising-4-img-001

El  armamento es uno de los puntos fuertes del juego, ya que este es auténticamente demencial en cantidad y originalidad. Dividiéndose entre las cuerpo a cuerpo, las de área, y las armas de fuego.  A lo que hay que unirle la posibilidad de encontrar planos que nos den nuevas ideas sobre mezclas de armamento, y objetos que nos rodean para terminar consiguiendo una autentica orgia de sangre y trozos de zombis. Eso sí, atentos al sistema de deterioro, ya que sin lugar a duda de este debemos estar muy atentos si no nos queremos quedar en bragas en medio de horda de zombis.

Por cierto, mención especial a los vehículos. Siendo muy variados y destructivos. En los cuales hay que destacar en primer lugar la posibilidad de tunearlos para una mayor destrucción. Y de segundo, el correcto control que se posee sobre ellos.

Si las armas son importantes, la parte de la cámara de foto no es menos para esta saga. Y es que será uno de los objetos que más utilicemos a lo largo del juego, y esta vez nos solo para sacar fotos molonas y con ellos puntos de experiencia para mejorar nuestras habilidades. Si no que esta vez además nos servirá como objeto para investigar diferentes zonas, en una especie de puzles que una visión especial de nuestra lente nos permitirá llevar adelante. Interesantes, las cuales  ayudan a cambiar un poco el ritmo de miembros descuartizados a tutiplén.

analisis-dead-rising-4-img-003

Por otro lado, los enemigos, destacan por la brutal cantidad que pueden aparecer en pantalla, no siendo especialmente listos ni variados, siendo solo reseñable algunos enemigos finales que nos harán pasar un mejor rato, ya que el resto son bastante tontos pese a su extrema violencia y ansias por matarte. Por desgracia un juego que será un autentico paseo en cuanto a dificultad.

El multijugador es el último punto del que os vamos hablar en la parte jugable. Este nos ha parecido entretenido dentro de su simpleza. Es un modo a cuatro jugadores que se asemeja mucho a unas campañas cooperativas con diferentes misiones, y la cual nos ha parecido de lo mejor del juego por su diversión y mayor dificultad. Además, a todo ello se le une un sistema de experiencia que nos ayudará a mejorarnos o mejorar lo que nos rodea, al igual que se puede hacer en la campaña principal.

Por cierto… si, el juego tiene historia. Pero la verdad que es de esas que parecen que se están riendo de todo lo que les rodea. Ya que desde el propio amigo Frank West hasta el último zombi son una autentica parodia y exageración de cada rasgo mental y de actuación… consiguiendo con ello una producción muy cercana a las series b.

analisis-dead-rising-4-img-002

Y es que toda la narración nos lleva a matar zombis, buscar a Vick, matar más zombis, encontrarnos y dialogar con gente confusa, y terminar matando más y más zombis… siendo por ello la historia algo casi semipresencial. Una pena, porque con el carisma de Frank se podía estirar mucho más al guión, pero es como si no les hubiese apetecido.

Viéndose esta falta de argumento en las misiones primarias y secundarias, ya que más allá de una leve introducción bastante simplona, no nos dedicaremos a otra que hacer recados de recolección o matanza, cosa que en las más de diez horas que puede durar la historia puede resultar demasiado repetitivo. Cosa que aumenta, si nos da por recorrer cada rincón de la ciudad de Willamette para completar los diferentes coleccionables.

A nivel técnico nos hemos encontrado común producto verdaderamente aparente, sin ninguna floritura, pero es capaz de mantener estable una cantidad desproporcionada de seres en pantalla sin que el juego se resienta lo más mínimo. Y es que Dead Rising no es un juego especialmente bonito de ver, e incluso si nos ponemos a mirar de cerca cada acción, puede llegar a ser un juego hasta simple con texturas simplemente correctas y una carga poligonal que hay que veces que dan ganas de reír. Pese a ello, como ya os decimos cumple y sabe tapar muy bien todos los defectos, haciéndose un juego agradable de ver y disfrutar si nos va el tema de las matanzas, descuartizamientos y chorros de sangre por doquier.

analisis-dead-rising-4-img-004

La parte sonora sencillamente cumple con dar ambientación a esta ciudad llena de zombis. Y todo acompañado de unos buenos efectos sonoros, y una banda sonora, con toques de anteriores entregas que acompañan bien en algunos sitios a la acción. Por cierto, el juego nos llega en ingles con textos en castellano… una pena ya que han terminado por desestimar el doblaje que tuvo en anteriores entregas.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

-

En conclusión. Hay que decir que este Dead Rinsing es un buen juego, pero Capcom Vancouver a decidido coger el camino más rápido, es decir, muchos zombis, muchas armas y un carismático protagonista como es el amigo Frank West. Dejando un lado el más mínimo esbozo de intentar innovar.En general esta cuarta entrega nos ha entretenido, nos lo ha hecho pasar bien por momentos, pero ha terminado quedándose en una bastante interesante casquería zombi, sin apenas nada que aportar a una industria que la temática la tiene tremendamente quemada, y que en esta ocasión no consigue dar nada que no hayamos visto ya.
-
facebooktwittermail

Deja un comentario