ANÁLISIS: Thumper

Los juegos rítmicos nunca pasan de moda, y todos los años nos encontramos con una joya que nos hace disfrutar de lo lindo de nuestra capacidad auditiva y de nuestra coordinación entre ojos y manos. Y este año le ha tocado ser la joya a este juego desarrollado por el estudio independiente Drool.

Un juego que ha pasado por Pc y por las PlayStation VR, para terminar llegando a la nueva consola de Nintendo, es decir, Switch. Teniendo en cada una de ellas unas sensaciones jugables muy distintas, pero centrada especialmente en la velocidad y en un violento apartado sonoro.

Así que id preparando vuestras mentes, porque toca montarse encima de un metálico escarabajo, con el único fin de llegar al final del metafísico túnel.

ANÁLISIS

 Thumper Cab

.

VERSIÓN DISPONIBLE

XBOX ONE – PS4 – SWITCH – PC

VERSIÓN ANALIZADA

SWITCH

DESARROLLADOR

DROOL

DISTRIBUIDOR

DROOL

.

.

.

VALORACIÓN

8

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

El concepto básico de Thumper es sencillo solo en concepto, ya que la cruel y dura realidad nos hace encontrarnos con un juego donde la confusión y la velocidad de reacción frente a lo que vemos en pantalla es algo muy a tener en cuenta.

Un concepto que nos lleva a manejar un escarabajo metálico, el cual llevaremos a lo largo de un carril cual montaña rusa, sorteando toda clase de dificultades para llegar con vida a unos duros finales de tramos donde un gran jefe nos esperará.

Y es que nos esperan unos alocados carriles, por los cuales viajaremos de forma automática y sin parar, y donde solo podremos realizar unas pocas funciones, como puede ser saltar, hacer derrapes, y como nos dar caña con un turbo. Un concepto sencillo, pero que el juego va consiguiendo unir y hacer necesarios su total y rápido control para ser capaz de superar las buena  cantidad de fases que lo forman.

analisis Thumper img 001

Unos niveles, que llevan muy bien adelante el concepto de ir introducción las cosas poco a poco, para que nos vayamos adaptando a un control, que terminaremos por manejar tras muchos intentos. Eso sí, una vez hecho con él, y coordinados lo que ven nuestros ojos con lo que hacen nuestros dedos hará que lo disfrutemos mucho más, pese a que el tramos final del juego es demencial en cuanto a dificultad se refiere.

El control en general funciona bastante bien. Más cuando es obligatorio que lo haga, porque el más mínimo error o retraso nos hará perder primero el pulido caparazón, para terminar teniendo que empezar la fase desde el principio.

Como ya os hemos dicho, el juego nos ha enganchado muchísimo, y nos ha hecho echarle muchas horas. De las cuales las últimas se nos han terminado haciendo, además de muy complejas, tremendamente repetitivas, ya que es difícil sacar de un concepto tan simple mucho más.

analisis Thumper img 002

A nivel técnico nos encontramos con un producto de esos que solemos llamar minimalistas. Y es que tanto en la parte gráfica como sonora este juego destaca de una forma especial a la vez que caótica.

Y es que empezando por la parte gráfica. Hay que decir que el juego girará en torno a un curioso escarabajo metálico en el centro de la pantalla, y un sinfín de efectos visuales que nos rodearán en todo momento. Creando una psicodelia visual que consigue hacernos no despegar ni un segundo la vista de la pantalla. Además la fluidez de todo lo que nos rodea, y ese efecto hipnótico que nos hace centrar todo en un punto, termina por hacernos un efectos túnel que ni conduciendo un día de lluvia.

analisis Thumper img 003

Por otro lado la parte sonora es sin lugar a duda la más original y confusa a la vez. Y es que Thumper vive de expresar mal rollo y desasosiego mental, más cuando a base de sonidos metálicos e industriales nos produce una incomodidad que junto a ciertos momentos sonoros realizan una mezcla desagradablemente apetecible y una implementación respecto a lo visual sobresaliente.

Eso sí, la violenta música no da para las tantas horas que la estaremos escuchando, por lo que puede pasar que comencemos a cansarnos de ella por su parecido entre cada tema y la repetitividad de algunos efectos.

analisis Thumper img 004

NUESTRA OPINIÓN FINAL

En definitiva, nos encontramos con una de esas experiencias “musicales” más originales, enganchante a la vez de inquietantes de los últimos años. Es divertida, desafiante, y nos deja un regustillo de felicidad cada vez que consigamos llevar a nuestro pequeño escarabajo metálico al final de los suculentos y mentalmente confusos circuitos.

Una experiencia que os puede dar un buen número de horas, y que tanto en sobremesa, como en portátil, como en VR consigue no dejar indiferente a aquel que lo juega, y eso es algo que no cualquier producto consigue.

Facebooktwitter

Deja un comentario