ANÁLISIS: Remnant From The Ashes

Uno de esos estudios de nueva hornada, y que le fue encargado en uno de sus primeros proyectos el trabajar con una de las franquicias más querida de la anterior generación, como era el universo Darksiders, llega ahora para traernos de la mano una de las grandes sorpresas del año, de esas que uno no se espera en ningún momento pero que seguramente análisis como este, y el propio boca a boca irán consiguiendo que llegue a más hogares gamers de lo que tenían planteado.

Y es que Gunfire Games ha mezclado varios géneros, le ha dado un toque de dificultad aceptablemente justo en estos tiempos que corren, y ha terminado incluyendo una grata experiencia cooperativa, para traernos este Remnant From The Ashes que tenemos entre nuestras manos y que hoy os vamos a dar a conocer.

ANÁLISIS

.

VERSIÓN DISPONIBLE

XBOX ONE – PS4 – PC

VERSIÓN ANALIZADA

PS4

DESARROLLADOR

GUNFIRE GAMES

DISTRIBUIDOR

PERFECT WORLD

.

.

.

VALORACIÓN

8’3

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

CONCEPTO BASE DEL JUEGO

Para entender lo que nos vamos a encontrar a nivel jugable en este juego, hay que tener bien clara la tendencia Souls que nos viene acompañando en los últimos años. Y es que sin lugar a duda las reminiscencias y parecidos son notorias, eso sí, aquí nos encontramos ante un shooter en tercera persona, por lo que las formas de jugar son adaptadas a la tipología de armamento que vamos a utilizar, pero conceptualmente nos topamos con este tipo juego, donde la muerte y el estudio del enemigo será esencial para avanzar.

Por otro lado, no podemos dejar de deciros que nos encontramos con claros toques roleros, con subidas de experiencia, con personalización de personajes, y decenas de cosas más que le da ese toque evolutivo que nos mantendrá enganchado durante horas y horas planteándonos como hacer que nuestro personaje sea más potente, y con ellos avanzar un poco más en la aventura.

DETALLES Y CONCEPTOS JUGABLES PROPIOS

Más allá de los conceptos básicos de juego, nos ha gustado bastante el tema del mapeado de este. Y es que Remmant pone sobre la mesa una generación de mapa en cada partida que juguemos, cambiando por tanto la distribución de los objetos, lugares y enemigos, y dando con ello la posibilidad de que este sea rejugado una y otra vez.

Otro de los puntos especialmente llamativos del juego, es sin lugar a duda sus posibilidades cooperativas que nos presenta. Y es que, si es cierto que la aventura se puede jugar en solitario, y esta nos ha resultado verdaderamente divertida, pero las posibilidades que da la parte multijugador son ya otro mundo, y más cuando nos encontramos con un juego donde la dificultad puede alcanzar altos picos por momentos.

Por cierto, hay que decir que al tener tintes roleros, nos encontraremos con diferentes sistemas de progresión y personalización del personaje, cosa que como es de esperar se mantendrá en nuestra partida y en las cooperaciones que hagamos, y nos permitirá personalizar y potenciar al personaje en diferentes puntos como suele ser habitual en los juegos de rol.

Siguiendo con el concepto rolero del juego, como es de esperar, nos encontramos con varias clases con sus diferentes posibilidades y características, las cuales podremos elegir al principio de la partida, y como ya os decimos, ir mejorando hacia la dirección que nos apetezca. Entre estas nos encontramos con clases como Cazador, Chatarrero, Sectario… en general, una serie de clases que será mejor observar antes de elegir, y que ciertamente no nos parecen tan influyentes en la jugabilidad como seria de esperar.

Por otro lado, hay que hablar del buen trabajo que se ha realizado con el armamento y las armaduras, ya que no tanto por su variedad, si no por su buena implementación y diseño de estas se consigue que los potenciales de ataque y defensa sea algo muy divertido de usar, y nos dé una serie de ventajas e incluso invocaciones que nos permita plantearnos la batalla de diferentes maneras.

Por último, y como buen juego tipo Souls que es, no podemos dejar de hablar del sistema de curación y de guardado, los cuales se realizará con diferentes pociones, o cómo no, con puntos de guardado que nos permitirán reposar, con lo que ello conlleva.

CONTROL E INTERFACE

En lo que se refiere al control, no podemos tampoco dejar de decir que es notable, y bastante preciso. Y es que han conseguido pulir bastante todo tipo de dinámicas de apuntado y la utilización de diferentes opciones del juego, ya que la accesibilidad y rapidez de acceso a su interface es notoria, siendo además bastante claro y conciso desde el principio, por lo que a poco tiempo de empezar a jugar ya nos habremos hecho con el control absoluto del juego.

LA INTELIGENCIA DE LO QUE NOS RODEA Y SU VARIEDAD

Como es de esperar nos vamos a encontrar con una buena fauna a la cual más variada y beligerante, la cual posee una correcta y bien lograda IA, pero sin lugar a duda hay que destacar los grandes jefes y sus rutinas, siendo los momentos álgidos del juego y de máxima concentración y exposición de nuestro potencial como jugón, principalmente porque nos vamos a encontrar con unos picos de dificultad demasiado pronunciados, como ya os decíamos, y pueden ser un autentico calvario jugable.

DURACIÓN, DIFICULTAD y DIVERSIÓN

En lo que se refiere a la dificultad del juego, y como ya vais intuyendo, nos encontramos ante un juego bastante complejo, especialmente diseñado para los que le gustan los retos. Eso sí, hay que hablar un poco mal de ciertos picos de dificultad que este posee, como ya os comentábamos en el apartado anterior, los cuales nos han parecido algo fuera de lugar, y que pueden frustrar a más de un jugador, especialmente si pensamos realizar la aventura en solitario.

Por otro lado, deciros que el juego nos ha dado una buena cantidad de horas para realizar la campaña principal, llegando a sumar entorno a la treintena de ellas. Siendo tremendamente rejugable gracias a sus posibilidades de regeneración de mapeado.

En cuanto a los niveles de diversión, decir que son muchos y altos, y es que un tipo de experiencia así siempre engancha sin sentido, pero si esta la realizamos junto a amigos la cosa ya sube exponencialmente y os aseguramos que os va a hacer pasar muy buenos ratos.

HISTORIA Y NARRATIVA

A nivel narrativo deciros que nos encontramos ante una trama meramente que nos mete en contexto y nos aclara algo de porque estamos allí, quedando mucho a nuestro libre entendimiento. Por lo que más allá de saber que estamos en un mundo post apocalíptico como si esta hubiese sucedido a mediados del siglo pasado, y donde los monstruos han invadido todo y nos toca acabar con ellos, nos vale… el resto es pegar tiros.

APARTADO GRÁFICO

Entrando en la parte meramente visual, deciros que nos encontramos ante un juego que nos ha entrado muy bien por los ojos. Y es que pese a notarse que nos estamos ante una macro producción, el trabajo que se ha realizado con el apartado artístico e incluso con ciertas partes meramente técnicas nos ha parecido muy interesante.

Por un lado, se ha realizado un bastante correcto trabajo con el diseño de personajes y enemigos, que sin ser especialmente bellos y originales, fluyen y se mueven muy bien por el escenario. Escenarios por cierto, bastante bien diseñados, con bonitos a la vez que tétricos entornos, donde hay que destacar el buen trabajo de iluminación y partículas que se ha implementado, para conseguir con ello un todo moviéndose en pantalla que os aseguramos o va a gustar bastante y va a meteros de ellos en este maltrecho mundo que nos han querido presentar en Remmant: From the Ashes.

APARTADO SONORO

Por lo que se refiere a la parte sonora, hay que decir que el juego tiene una más que buena implementación en todos sus apartados. Es cierto que no sobresale en ninguno, pero hay que reconocer que es capaz de meternos en la acción y en un universo que lo merece.

Por un lado se deja disfrutar bastante bien la banda sonora, la cual se implementa bien con la acción que vemos en pantalla, pese a que si es cierto que nos es todo lo variada que querríamos, y puede llegar a cansar. En otro lugar nos encontramos con un correcto trabajo en lo que se refiere a efectos sonoros, los cuales ambientan bien, pero si es cierto que sufren de un mal calibraje en cuanto a su sonoridad y espacialidad, por lo que nos pueden incluso confundir.

Por último, deciros que el juego llega totalmente doblado a nuestro idioma, el cual nos ha gustado bastante y nos ha dejado encantado con su calidad en cuanto a las actuaciones, solo echando por tierra algunos problemas de sincronización labial, pero no mucho más. Por lo que agradecemos el trabajazo que se han pegado con ello.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

 En definitiva, solo os podemos insistir en que le deis una oportunidad a este notable juego. Y es que el trabajo que se ha realizado con este es más que encomiable, ya que han sabido mezclar de una forma muy sabia y con muy buen hacer elementos roleros, elementos de exploración, esos puntos de dificultad y de manejo que están de moda, y en general una capacidad de divertir tanto solo como en compañía de la que no todo los juegos pueden pavonearse.

Un juego que hay que perdonarle los fallos, que hay que conseguir meterse en su universo y sus mecánicas, y enfrascarnos de la forma más animosa y disfrutable que podamos, ya que os aseguramos que va a ser una experiencia que os va a sorprender y os va a dar un buen golpe en vuestra cara jugona que no confía en que los juegos de gama media puedan ser tan interesante y divertidos como este Remnant: From the Ashes. Sin dudarlo una de las sorpresas del año.

facebooktwitter

Deja un comentario