MICRO ANÁLISIS: Destroy All Humans! Remake

Uno de esos juegos especiales, diferentes, casi de culto, y que no todo el mundo pudo disfrutar hace ya una quincena de años, pero que todo aquel que lo hizo recuerda con mucho cariño es sin dudar este que me traigo entre manos hoy, y del que he salido bastante contento, y no solo por lo bien trabajado que está a la hora de trasladarlo a nuestros tiempos, sino que además me ha hecho recordar épocas donde la diversión en los videojuegos estaba por encima de todo, pero en la que las historias, los contextos y los conceptos especiales no se dejaban de lado.

Por esto y por más, os hago llegar esta reseña de Destroy All Humans! y esa siempre agradable idea de acabar con la humanidad que nos trasmite con todo su alienígena cariño.

Fecha de lanzamiento: 28 JULIO 2020
Desarrolladora: Black Forest
Distribuidora: THQ Nordic
Plataformas: PC- PS4 – XBOX ONE
Versión Analizada: PC
Idiomas Voces/Texto: INGLÉS/ESPAÑOL
Número de jugadores: 1

NOTA: 7’5

Lo primero que he de hablar ya entrando en el juego, es que hay que tener muy claro el humor, el contexto del lanzamiento del juego original, y ante todo, la capacidad crítica que este tiene la cual puede que no llegue a todo el mundo por igual, pero hay que reconocer que a mí personalmente me gusta, y más cuando vengo de una época donde la piel no estaba tan fina ante cualquier mínimo comentario o pensamiento que no sea acorde con lo políticamente correcto o lo socialmente bien visto… así que sensibles e indignados de este tiempo cuidado por donde estáis yendo a parar.

Entrando ya en el juego, lo primero que resalta, y que nos hace recordar otras épocas, es lo directo y bien montando que está esta aventura para que todo lo que hacemos sea pura diversión sin demasiadas contemplaciones. Aquí hemos venido a destruir humanos, y eso se nos da y plantea desde los inicios.  Por lo que entrar, aprender un poco, y comenzar a disfrutar de la experiencia es algo que echaba mucho de menos, y os aseguro que este Destroy All Humans! Me lo ha dado con creces.

Y es que como buen remake, la esencia se mantiene, los conceptos siguen siendo los mínimos, habiéndose introducido mejoras en apartados más centrado en lo técnico y en la ampliación de contenido que en los propios conceptos jugables, cosa que agradecemos ya que pese a los años, no ha sufrido demasiado el paso de estos. Unos conceptos que nos llevan por norma general a no demasiada variación de acciones, las cuales terminan pasó por fase en la que tendremos que infiltrarnos en forma de humanos. Y  las fases estrellas, que son como no, la de destruir todo lo que se nos pase por delante nuestra, y aprovechar todo nuestro poder destructivo, cosa divertida a más no poder.

En cuanto a contenido extra no va a quedar la cosa nada de mal, ya que se ha introducido en el juego desde partes que no se publicaron en el original por decisión de la desarrolladora, e incluso para esta ocasión, se han introducido un gran número de nuevas misiones y nuevos objetivos que completar, dando más vida y duración a esta ya divertida experiencia.

Uno de los puntos que más me han impresionado es el tremendo lavado de cara a nivel técnico que ha tenido el juego. Y es que más allá de mantener en muchos punto ese concepto artístico bastante especial que tenía por entonces, me ha gustado mucho como han entrado a refinar y actualizar cada uno de los apartados gráficos. Con un trabajo muy bueno en texturizado, efectos lumínicos, resolución, e incluso en el modelado y animación de la práctica totalidad del juego, creando un producto que se queda entre el remake y la remasterización sin saber muy bien que deciros.

La parte sonora sigue siendo muy buena como la original, tanto que la han remasterizado para la ocasión, teniendo unas terminaciones muy buenas y divertidas. Y en la que destaco la originales actuaciones que se montaron en la época. Por cierto, recordad que el juego llega con textos a nuestro idioma.

En conclusión, os tengo que decir que me he encontrado con un juego muy bien terminado, con unos valores jugables y técnicos que han sido perfectamente adaptados a la actualidad, pero sin perder un ápice de esa especial belleza y locura que quiso representar hace ya bastantes años.

Así que una experiencia muy divertida, diferente, llena de humor de la época, y con algunas cosas e ideas realmente originales que hicieron de este juego un producto de culto que con su llegada a la actualidad puede llegar a muchos más jugadores que se perdieron una experiencia que os aseguro no le va a decepcionar.

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por Dead Good PR

Facebooktwitter