Una de las grandes franquicias que sinceramente fue capaz de hacer algo de sobra al rey, y tener relevancia con la que se marcó a fuego un nombre dentro del universo de los action rpg, llegó con el nombre de Torchlight, bajo el sello de la ya extinta Runic Games.

Una primera entrega muy especial, que sinceramente me encantó, ya que, sin complicarse demasiado, me dio todo lo que uno quería de esos tipos de juego de una forma correcta y nivelada. La segunda entrega siguió y amplio esta experiencia. Y tras el cambio de equipo, el intento de una edición online, ha terminado llegando ahora bajo el poder del estudio Echtra Games Inc. esta tercera entrega que, por desgracia, y pese a ser un buen juego, no alcanza ni mejora lo que nos propusieron las dos anteriores numeradas.

Fecha de lanzamiento 13 OCTUBRE 2020
Desarrolladora Echtra Games Inc.
Distribuidora Perfect World
Plataformas PC – PS4 – XBOX ONE – SWITCH
Versión Analizada PC
Idiomas Voces/Texto INGLÉS/ESPAÑOL
Número de jugadores 1 – 4

NOTA: 7

Entrando ya en lo que nos presenta esta tercera entrega, como ya os imagináis los viejos del lugar, y como ya os he referido, me he encontrado con un juego de corte realmente clásico en cuanto a la gran mayoría de mecánicas y posibilidades. Siendo desde el inicio realmente fácil de absorber y adaptarse a todas y cada una de las opciones jugables, sistemas de control y mecánicas.

Lo primero, y como buen juego del género, será el plantearte que tipo de personaje vas a escoger, y a su vez personalizarlo un poco, sin dejar a un lado, como siempre a tenido este universo la inclusión de una mascota que siempre nos acompaña en la aventura. Como personaje podremos elegir entre varias clases; Mago crepuscular, Maestro maquinista, Tirador y el Forjado, o lo que es lo mismo, un guerrero, un mago, una arquera y un enano, cada uno con sus habilidades y características especiales, que los hacen únicos y diferentes entre ellos, con claras tendencias que van del cuerpo a cuerpo, pasando por los ataques mágicos, hasta llegar al ataque a distancia, en muy resumidas cuentas.

Sinceramente me ha gustado el planteamiento de cada personaje, ya que se nota mucho el potencial de cada una de sus habilidades y posibilidades tanto a nivel de ataque como de defensa, y donde un bien llevado árbol de habilidades supone la implementación de curiosas, y en general útiles posibilidades que potencial realmente a cada personaje, y los consigue hacer más particular y destructivos aún.

Ya entrando en el juego en sí, nada sigue sorprendiéndome. Y es que el juego plantea lo que plantea este y la gran mayoría del género, y que siempre nos llega como un chute de droga que no nos podemos quitar de encima. Aunque si es cierto que esta vez no se ha puesto demasiadas intenciones de ampliar la experiencia, ya que me he encontrado con un nexo, unas misiones principales, nada de secundarias, que realizar a través de un mapa centrar en el que podremos elegir cada una de ellas, y en la que nuestro objetivo será limpiar la zona de enemigos, recoger todo lo que podamos de suelo, y hacernos mas y más fuerte, para cumplir con solvencia la siguiente zona. Las cuales en general tienen un buen diseño y tamaño, son variadas, posee cantidad de enemigo y buenos jefes finales. Así que droga de la que ya conocemos.

El combate es divertido, funciona muy bien, y como suele ser habitual se realiza con suma facilidad, ya que tendremos que centrarnos en golpear, utilizar nuestros poderes, y restar pendiente de nuestras barras de energía. A esta diversión machaca botones, ayuda que la variedad y cantidad de enemigos se ha trabajado bien, reaccionan en hordas de forma caótica pero bien planteada, algunos combates con grandes jefes, o en ciertas batallas que nos llevarán a zonas que se nos abrirán mediante portales. En definitiva, machacar a todo ser viviente, sin pensar demasiado.

Por el resto, toca decir que la variedad de armas, armaduras y objetos que recoger es realmente grande y variada. Consiguiendo mantenernos enganchados durante muchas horas en busca de esa arma que nos haga más poderoso y potencialmente invencible hasta que veamos que hay otra que sea más poderosa, y también la queramos… y así en el bucle que entramos siempre, y que siempre adoramos.

Por cierto, más allá del modo de un solo jugador, se ha creado la posibilidad de jugar hasta con tres amigos más, lo cual mejora mucho la experiencia, y consigue hacer de estos momentos ideales para charlar mientras machacamos nuestro ratón a clikeos casi de una forma mecánica.

A nivel argumental esta nueva entrega lo que nos presenta es a lo que estamos acostumbrados en este género, es decir, tener una excusa digna para librar a nuestro universo de la llegada del mal, trasladándonos en el tiempo un silgo después de lo que pasó en la segunda entrega. Una aventura, que como ya os digo, sirve para meternos en situación y plantearnos un objetivo, pero que pasa totalmente desapercibida en todo momento, solo destacando algunos diálogos y situaciones que la pueden hacer algo más interesante y motivadoras a nivel de guion.

En definitiva, un juego que no nos va a dar complicaciones, ya que es solvente en cualquier nivel. Que nos va a dar un gran número de horas sin complicaciones, e incluso algunas horillas más tras finalizar el juego que podremos disfrutar. Pero como ya os digo, aporta poco o nada al género, y puede que haya más de un jugador curtido en mil batallas que pueda aburrirle.

A nivel visual el juego mantiene el corte de dibujo animado con perspectiva isométrica que poseían las anteriores entregas, aunque si es cierto que esta vez con un tono algo más apagado en lo que a colorido y ambientación se refiere. Encontrando zonas bastante bonitas, unos diseños de personajes y enemigos bien acabados y con correctas animaciones, y en general un compendio de efectos que consiguen hacer que el juego entre por los ojos, y se disfrute artísticamente.

La parte sonora tampoco está nada mal. Con un buen trabajo en lo que a la banda sonora se refiere. Con temas de corte épicos y en general muy moviditos. Que se complementa muy bien con el buen trabajo de ambientación y efectos sonoros que les dan potencia a las constante batallas del juego.

Por cierto, el juego llega con textos al español, cosa que siempre agradecemos, aunque por desgracia me he encontrado con problemas, como el que no aparezcan los subtítulos, pero que seguramente sea subsanando mediante parche.

En definitiva, y como habéis leído a lo largo de todo este texto, os recomiendo que, si sois amantes del género, no dudéis en ningún momento en haceros con esta tercera entrega. Y es que ciertamente lo hace todo bastante bien, no se complica en nada, y consigue aportar todo lo que un juego del género debe de hacer, notándose en ello que el equipo de desarrollo sabía perfectamente a lo que se ha enfrentado.

Y justamente ahí es donde creo que falla esta entrega…. Que justamente no innova en nada, ni aporta nada, que cualquier otro juego del género haya hecho en muchos años, y que creo que ya han sido superados y mejorados.

Pese a ello, Torchlight III es un gran action-rpg, un juego que consigue enganchar muchísimo, y que tiene más que bien trabajado todo el apartado técnico, y que en general posee un pulido jugable que no todo el mundo puede aportar.

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por Perfect World

Facebooktwitter