Buscando la diferencia a la belleza

La buena gente del estudio catalán de Hyper Three Studios. Me ha sorprendido muy gratamente con el lanzamiento de una de esas pequeñas joyas llenas de buenas intenciones y de mucho amor. En la que se coge unos de esos juegos que llevamos toda la vida disfrutando. Se le aplica belleza, y se le da una pisca de interacción, y termina por quedar ante nosotros una preciosa experiencia que en esta ocasión lleva el nombre de Tiny Lands.

Fecha de lanzamiento 22 ENERO 2021
Desarrolladora Hyper Three Studio
Distribuidora Hyper Three Studio
Plataformas PC
Versión Analizada PC
Idiomas Voces/Texto NO/ESPAÑOL
Número de jugadores 1

NOTA: 8

El concepto de Tiny Lands es bastante sencillo y conocido por todo el mundo. Pero lleno de magia y de cariño en su forma de plantearse.

Y es que este nos lleva al maravilloso mundo de encontrar cinco diferencias entre dos imágenes que al parecer son iguales. Imágenes creadas en un pequeño entorno tridimensional en forma de diorama el podremos girar, acercar y alejar para poder observarlo con más detalles y desde diferentes ángulos. Y todo bajo un sistema de control muy sencillo.

Un juego realmente relajante, pausado, y minuciosamente cuidado a la hora de presentarnos cada uno de esos escenarios estático. Donde los objetos podrán varias en detalle tan sutiles como puede ser; el tamaño, el color, la posición e incluso la forma de estar colocado. Por lo que encontrarlos en muchos casos nos va a hacer dar más de una vuelta a cada zona.

Las zonas que se dividen por temáticas. Encontrando desde zonas nevadas, pasando por zonas tenebrosas, o preciosos lugares marinos. Y todo bajo una experiencia donde no tendremos que tener agobios por el tiempo no por equivocarnos, ya que Tiny Lands existe solo para que nos sentemos tranquilamente, disfrutemos de esa búsqueda y, salgamos de ese mundo competitivo que siempre nos rodea.

Por cierto, para desbloquear cada nueva gran zona temática, para luego entrar en los diferentes entornos. Iremos acumulando cinco estrellas, de las cinco diferencias de cada diorama. Por lo que dejar alguno sin encontrar si nos puede suponer el problema de no tener suficientes estrellas como para entrar en una nueva zona. Siendo casi el único “reto” que nos pone un juego tan agradecido  

Como ya os digo. Es una experiencia muy relajada. Ideal para jugar con alguien a nuestro lado. Sin tiempo que nos agobie. Y con un grado de dificultad que depende de nosotros, y de nuestras capacidades de observación.

Entrar en la parte técnica, es entrar en un precioso apartado. Y es que el juego rezuma amor por cada uno de sus pixeles. Y es que visualmente es una delicia. Con un concepto low poly muy minimalista. Pero con un exquisito diseño de cada uno de los dioramas. Donde los efectos de luces, pequeñas animaciones y el precioso colorido, nos ponen estampas preciosas ante nuestros ojos.

La parte sonora es una delicia. Y es casi esencial para ponernos a disfrutar con todos nuestros sentidos del juego. Y es que pese a se un juego estático, se ha introducido en cada zona un sonido dinámico ambiental realmente bien logrado. Y que es capaz de sumergirte de lleno en la zona donde nos encontramos. Pareciendo en cada momento que todo va a empezar a tener vida.

En definitiva, deciros que Tiny Lands es una de las sensaciones más bonitas, agradables y agradecidas que he tenido el placer de disfrutar en estos meses. Y es que es un juego con la única pretensión de relajarnos, de hacernos disfrutar de todos nuestros sentidos, y de conseguir que los conceptos más sencillos se llenen de magia y amor.

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por Hyper Three Studio

Facebooktwitter