Pequeña y bello puzle lleno de monstruoso amor

El mundo de los puzles es de esos que no paran de sorprenderme año tras año desde los inicios de los videojuegos. Y es que siempre ha sido capaz de traer novedades, curiosos conceptos, e imaginativas propuestas que parecen emanar de una inagotable fuente.

Por ello, y gracias al boca oreja, me he terminado por topar con una de esas joyas de este peculiar y creativo mundo de los rompecabezas, que me ha dejado totalmente enamorado en prácticamente todos los sentidos.

El nombre, como ya veis en el título es, A Monster’s Expedition. Y ha sido desarrollado por Draknek & Friends. Un equipo de desarrolladores con experiencia en el mundo puzle, que lo han dado todo en esta joyita del género que os aseguro que os va a encantar si os adentráis en ella.

Fecha de lanzamiento 10 SEPTIEMBRE 2020
Desarrolladora Draknek & Friends
Distribuidora Draknek
Plataformas PC
Versión Analizada PC
Idiomas Voces/Texto NO/ESPAÑOL
Número de jugadores 1

NOTA: 9

El concepto principal del juego es el del un gran puzle de entorno. Donde la conexión entre diferentes islas, la utilización del entorno, y la concepción de un gran mundo conectado que explorar y descubrir, es una joya inmensa llena de amor.

Y para todo ello contaremos con árboles de distintos tamaños, piedras, y balsas. Los que tendremos que saber y aprender a interactuar entre ellos mediante la tala, el empuje o el impulso. Consiguiendo convertir unos curiosos puzles, en unas dinámicas de interacción muy divertidas y llenas de movilidad, que nos dan esa sensación de estar constantemente explorando un archipiélago, bajo una bien camuflada cuadrícula.

Con un control muy simple y accesible. Donde la inclusión de una opción de retroceder o reiniciar los movimientos que hemos hecho en un islote es un punto muy a tener en cuenta. Y donde el aprendizaje de todas las mecánicas será pura intuición gracia a sus mecánicas muy cercanas y casi conocidas.

Hay que reseñar el muy buen diseño del mundo. Con una amplia e inteligente conexión, diferenciación entre zonas, y unas posibilidades de movilidad y retorno a ciertas zonas cuando sea necesario, que la verdad me ha sorprendido, ya que consiguen que siempre estemos haciendo algo. Y en la que la colocación de unos buzones de teletransporte agiliza mucho más la movilidad.

Uno de los puntos más interesantes y curiosos dentro de tipo de juego que es. Es sin dudarlo una seudo-narrativa bastante particular. Que nos lleva a ver desde el punto de vista de un monstruo, algunos de los objetos más particulares que ha tenido la humanidad, cual museo se tratase, y tras un análisis científico donde no todo ha terminado siendo entendido de una forma bastante particular por estos seres.

Divertidísima e irónica forma de meternos en un mundo que me ha hecho sonreír en muchos momentos. Y que ha sido capaz de mostrar un encanto tan minimalista desde el punto de vista narrativo, que te incita a buscar y rebuscar cada rincón bajo esta guionizada premisa.

No es un juego especialmente complejo. Ya que, aunque parezca que posee muchas opciones, verdaderamente todo tiene pocas posibilidades a la hora de desarrollar y avanzar en ese gran puzle que es este mundo. Así que con un poco de paciencia y observación se puede superar en no demasiadas horas. Que pueden alargarse a casi una veintena de horas si quieres descubrir hasta el último rincón, y os aseguro que merece la pena.

Entrando en la parte técnica solo me queda enamorarme y dar a conocer dicho amor por cada uno de sus apartados. Y es que artísticamente es una delicia colorida, del minimalismo y de los diseños de personaje y entornos que pese a su simplicidad consiguen tener una vida y una capacidad de trasmisión muy bien expresada.

Y todo ello acompañado de una delicia sonora sutil, bien tratada, y con una genial gestión de la ambientación emotiva, para que cada instante del juego sea capaz de llenarnos de preciosas sensaciones sonoras que concuerden a la perfección con lo que está sucediendo en pantalla. Y acompañado por una buena traducción al español que siempre se agradece.

En conclusión. Solo puedo expresar todo mi amor por A Monster’s Expedition. Y es que es de esas pequeñas joyas que son capaces de sacar lo mejor de uno mismo, de sus sentimientos, y de unos conceptos jugables que te hace sentir muy bien tanto por lo que ves como con lo que haces.

Sentaros tranquilamente ante esta delicia. Preparos un buen café. Poneros vuestros auriculares. Y disfrutad de una experiencia bonita, particular y llena de amor, que la hace diferente y particular, y ante todo te hace sentir especial.

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por Draknek

Facebooktwitter