Análisis: Neverdead

Konami, junto a los estudios de desarrollo Rebellion, creadores de juegos como Aliens vs Predator o Rogue Warrior, se ha puesto manos a la obra para sacar a la luz el juego que os traemos hoy tras descuartizarlo, amputarlo y analizarlo… su nombre es Neverdead.

Un producto que nos sorprendió por su originalidad en videos e imágenes vistas en diferentes eventos, basando principalmente su innovación, en que el personaje es inmortal y que puede ser desmabrado. Así que como hemos tenido la mosca detrás de la oreja, nos hemos puesto en la faena de saber que nos aportará este producto, y si es recomendable para todos aquellos que como nosotros en su momento nos quedamos algo impresionados con Neverdead.

Así que no dudéis en leer las siguientes líneas, que tras haber jugado y rejugado a Neverdead, hoy os traemos nuestras impresiones sobre el producto.

 

La historia de Neverdead, nos hará viajar a nivel argumental entre dos épocas, por un lado la actualidad, donde vivimos en un planeta muy parecido a lo que conocemos actualmente, y por otro lado quinientos años en el pasado, donde una época medieval y de magia nos hará que conozcamos un poco más del porqué de todo lo que sucederán en esta aventura.

Una aventura donde conoceremos la historia de Bryce Boltzmann, un cazador de demonios inmortal el cual está trabajando para un grupo de servicios especiales, los cuales se encargan de parar y repeler los constantes ataques de demonios y seres del infiernos, que poco a poco están echando abajo nuestro planeta como lo conocemos actualmente. En todo momento seremos la pareja de una joven chica llamada Arcadia, la cual sencillamente se encarga de realizar su trabajo y mantenernos a raya en todo momento, y por cierto a la cual no le terminamos de caer del todo bien.

Así que con estas premisas, nos pondremos en busca del fin de estas hordas de demonios, e intentaremos resolver a lo largo de la aventura, el porqué de muchas de las dudas que está nos hará plantearnos… tales como… ¿De dónde procede este poder de la inmortalidad que posee Bryce? ¿Qué oscuros planes hay detrás de los demonios? ¿Y que deberemos hacer para acabar con este desastre?… no os preocupéis que todas las preguntas serán contestadas.

Neverdead, nos presenta un interesante guion, lleno de momentos que nos recuerdan a cine de lo más casposo, con momentos de humor negro, que nos hará soltar alguna sonrisa. La historia está bastante bien narrada y su forma de contarnos la historia nos hará disfrutar de ella a cada minuto que pase, queriendo saber un poco más y más, de la historia de cada uno de los personajes que pasarán por ella. Interesante y bien llevada… sin lugar a duda.

Neverdead nos mete de lleno en un juego de acción en tercera persona, en el cual se entremezclan los combates cuerpo a cuerpo, con un gran arsenal a nivel de armamento a distancia. Además no puede quedar a un lado algunos pequeñitos puzles, y unas no menos pequeñitas plataformas… pero sin lugar Neverdead es pura acción.

En todo momento llevaremos el control de Bryce, nuestro aguerrido cazador de demonios inmortal. Y ahí viene de principio uno de los grandes peros del juego, quizás lo que más enturbia a todo el producto… el control… ya que siendo bastante sencillo en todos los aspectos jugables, además de bien explicado, el control de nuestro personaje resulta tosco e impreciso, siendo verdaderamente en muchos caso una pura coincidencia el golpeo o el disparo a el enemigo al cual estamos queriendo atacar. Siendo esto una lacra que llevaremos desde los primeros compases del juego hasta el mismo final, que sin hacer que el juego sea injugable, si hace que en muchos casos nos haga desesperar.

Siguiendo con el tema del control, no podemos dejar atrás la importancia que tiene en este juego el desmembramiento del cuerpo de Bryce, lo cual os pasamos a contar a continuación dejando un poco de lado el control, el cual referiremos tras la explicación.

Como ya os hemos dicho Bryce es inmortal, y con ello conlleva que aunque nos amputen cada una de nuestras extremidades e incluso la cabeza, no moriremos en ningún momentos… bueno excepto por que caigamos en el estomago de un pequeño ser… que ya es curioso el tema, nos ataca una bomba, nos caemos de un edificio o nos ataca un megademonio, y no pasa nada, pero nos traga una pequeña bola rodante y nos morimos… verdaderamente raro raro. Pero volviendo al tema… en el caso de que nos quiten una extremidad o nos desmonten al completo, tenemos la posibilidad en un tiempo de recuperar todas nuestras extremidades a la vez, o si rodamos sobre las caídas al suelo nos las volveremos a colocar, siendo algo verdaderamente original y diferente a lo visto en cualquier juego, y siendo con ello la base donde se basa todo el juego, pero aquí es donde entra de nuevo el control, ya que como pasa en todo lo demás y aquí en especial la imprecisión del control hace del juego, y en especial en el caso de estar por ejemplo rodando con nuestra cabeza una verdadera odisea en muchos casos.

Además no solo tendremos al posibilidad de atacar y disparar, si no que poseeremos al facultad de esquivar, saltar o bloquear ataques, destruir el escenario a nuestro favor y dejarlo caer encima de los enemigos, y por ultimo destacando especialmente, la esquiva en tiempo bala cuando nos acecha un peligro, la cual es verdaderamente útil.

Pero bueno… no todo va a ser el control en este juego, ya que aparte de ello, nos encontramos ante un producto entretenido y con variadas situaciones, eso sí, con mecánicas sencillas a la hora de llevar la trama, ya que apenas nos sorprenderá en cuanto a situaciones que nos hayamos encontrado en otros juegos del genero.

Como ya os comentamos, el juego poseerá cierta parte de puzle y otra de algunas plataformas. En el tema de los puzles, son verdaderamente simpáticas las situaciones ya que para resolver muchos de estos nos deberemos amputar miembros, y lanzarlos o controlarlos… gore pero mola la verdad. Por otro lado algunas situaciones plataformeras, las cuales gracias a Satanás son pocas, el juego es muy impreciso y llegan a ser un engorro algo ortopédico.

Pasando a otros términos jugables, hemos de deciros que el juego nos puede durar entorno a unas ocho o nueve horas, además decir cabe que su dificultad no es demasiado alta, tan solo volviéndose complicado por la imprecisión que os comentamos, pero cuando esta se domina aproximadamente, disfrutaremos del juego.

En cuanto a nuestro personaje, este no poseerá ninguna barra de vida, pudiendo morir tan solo por el tema de la bola que nos engulle, o que nuestra compañera Arcadia muera.

Siguiendo con el personaje, os decimos que este irá recogiendo diferentes ítems que nos dan puntos de experiencia los cuales podremos canjear por mejoras para nuestros ataques, defensas, bloqueos, armamentos, etc, los cuales podrán ser activados en un menú con una serie de ranuras, las cuales nos obligarán a utilizar tan solo las que nos quepan en ellas, ya que cada habilidad tendrá un numero de casillas la cual ocupará.

En cuanto al armamento, lo podemos dividir en dos partes; por un lado la parte de acción a distancia, donde podremos hacer uso de ametralladoras, pistolas, fusiles, bazucas, etc, y por otro lado la espada que siempre llevaremos con nosotros. Estas armas podrán ser utilizadas y repartidas en cada mano, es decir, podremos llevar una pistola en una mano y en la otra una recortada, y en el caso que nos amputen un brazo una de ellas… eso sí, las armas a distancia y la espada no podrán ser mezcladas. Además en cuanto a las armas podrán ser mejoradas con municiones de fuego o electricidad tan solo por rozar una zona que posea dichas cualidades elementales.

Por otro lado los enemigos, son poco variados ya que se repetirán constantemente  a lo largo de todo el juego, encontrando desde enemigos voladores a terrestres, hasta llegar a grandes jefes finales, los cuales poseerán unas rutinas predefinidas para vencerlo, poseyendo una inteligencia artificial correcta.

Por último desde el punto de vista jugable, nos encontramos con algunas opciones multijugador, que viene bien como añadido a Neverdead. Estas dos opciones son por un lado el modo cooperativo de la campaña, donde un amigo podrá manejar a Arcadia. Y por otro lado el modo competitivo, donde encontraremos combates por equipos o todos contra todos, siendo los que más miembros amputen los que ganen.

En definitiva un apartado que si bien es entretenido e incluso original en ciertos puntos, se ve dañado por el mal control que posee el juego… de todos modos es disfrutable y si somos capaces de sobrepasar el tema de la precisión del juego, nos encontramos ante un producto de calidad.

A nivel gráfico Neverdead sufre algunos altibajos, es decir, hay momentos donde podremos ver buenos modelados y diseños, con efectos bastante logrados, hasta llegar a momentos que se sufren caídas de framerate o las texturas tardan en cargar, siendo por norma general un producto de buena calidad general y agradable a la vista.

El diseño de los personajes principales es bastante bueno, destacando el modelado de Bryce, y su perfecta reacción a cada una de las amputaciones que poseeremos en el juego, ya que este reacciona perdiendo el miembro y teniéndose que mover coherentemente según falta uno u el otro. En cuanto a la captura de movimientos de los personajes es quizás lo que más podamos criticar, ya que en muchos momentos es brusca.

En cuanto al diseño de enemigos, como ya decíamos, es repetitivo, además el diseño en general no es agradable ni vistoso, siendo enemigos que no pasarán a la historia por su originalidad o bello diseño… de todos modos si lo que querían era crear animadversión hacia ello como que lo han conseguido.

Por último hablar por un lado de los escenarios, los cuales si poseen buena calidad y buenos efectos de iluminación y partículas, solo teniendo en algunos momentos problemas de carga de texturas. Y por otro lado, las explosiones y el motor gráfico que hace los efectos de derrumbamientos, rinden a un buen nivel.

Poco más se puede decir a nivel visual, ya que el resto dependerá casi de gustos personales.

[nggallery id=98]

Desde el punto de vista del audio de Neverdead, nos encontramos ante un juego bastante del montón, siendo tan solo verdaderamente destacable el tema de Megadeth, el cual a los amantes del buen heavy nos hará meternos en situación, y el tema vocal que cierra el juego. El resto de temas musicales que nos acompañan nos parecerán de los más repetitivos y monótonos, llegando a cansar su escucha.

En cuanto a los efectos de sonido, tampoco son muy destacables ya que un poco más de contundencia no vendría mal, pero en definitiva cumplen su cometido.

Por último decir que el juego nos llega con textos en castellano y voces en ingles, en las cuales hemos notado desincronización labial o algunos momentos en que los personajes mueven la boca de una forma que no es coherente respecto a lo que hablan.

Rebellion, nos trae con Neverdead, un intento por aportar por algo de innovación dentro del sector de los juegos de acción en tercera persona, pero pese a algunos buenos detalles, no ha conseguido hacerlo, siendo Neverdead un juego que sin ser malo carece de muchos punto que lo hacen sobresalir en este competitivo mundo, y si además le achacamos algunos problemas grabes, en un punto tan importante como la jugabilidad, quizás estemos encontrándonos ante un producto del montón que por desgracia pase sin pena ni gloria, siendo una autentica pena ya que el concepto, la temática, el apartado visual y la historia gustan, y por no pulir el producto puede que caiga en el olvido o en el desconocimiento de este de muchos jugones.

Pros

  • La historia y el guion son interesantes
  • Los desmembramientos son bastante originales
  • Visualmente entra por los ojos

Contras

  • El control y su precisión, verdaderamente horrendo
  • Sonoramente bastante del montón
  • Poca variedad de enemigos

Facebooktwitter
One comment to “Análisis: Neverdead”
  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario