Análisis: Valdis Story Abyssal City

Valdis Story comenzó hace unos años como una pequeña y humilde idea por parte de sus programadores. Poco tiempo después, al cabo de un periodo en el que tuvo una notoria aceptación por parte del público en proporción a la inversión realizada para su creación, este título comenzó a forjarse una leyenda que culmina con “Abyssal City”, una trabajadísima obra indie que perdurará en la retina del buen gamer gracias a unas bondades que gustosamente expondremos.


HISTORIA

En un mundo donde ángeles y demonios perpetúan una guerra sin fin, Wyatt y su séquito intentan imponer el orden con el propósito de seguir el paradero de su padre, misteriosamente desaparecido. Durante su viaje, su barco es atacado por horripilantes criaturas salidas de los más recónditos lugares del firmamento. Bajo las aguas, nuestros amigos hallan una antigua y moribunda ciudad que es constantemente atacada por las mencionadas criaturas. Sólo, alejado de su equipo, Wyatt debe ahora reencontrarse con ellos a la vez que prosigue en su propósito de hallar a su progenitor. Durante su aventura, tendrá tiempo para descubrir antiguos secretos y desvelar misterios que cambiarán para siempre su vida y la de sus amigos.

JUGABILIDAD

  • Tipo de juego

Nos encontramos ante un juego que, no siendo una norma muy general en el mundo indie, contiene un argumento firme y motivador. Una historia que se irá desenmarañando conforme recolectemos ítems, combinada con los puntos centrales de la misma, como las circunstancias en las que su padre ha desaparecido, así como la aparición de personajes de rasgos personales bien marcados, como la dualidad mantenida entre las dos deidades Alagaht y Myrgato, hacen que junto con la presencia de jefes finales de cada fase, nos encontremos ante una creación de muchos quilates. Los ángeles y demonios presentados en esta obra enturbian hasta límitites casi aristotélicos la dualidad siempre vigente entre estos dos entes, considerándose ambos enemigos acérrimos de nuestra especie.

Valdis Story es un juego que es aprovechado al máximo tomándonos nuestro tiempo y paciencia para explorar los escenarios, en una clara alusión estética y jugable a gigantes del género como Metroid o Castlevania en sus épocas de esplendor, allá por los 90 cuando eran verdaderos must have de las consolas de 16 bits.

  • Mecánicas de juego

Conforme exploras un mundo en 2d labrado de una forma absolutamente preciosista, adquieres nuevo equipamiento y llaves que te permiten acceder a nuevos niveles. No faltarán los típicos rasgos plataformeros como pilares móviles a los que saltar en el momento adecuado para seguir avanzando, puertas dimensionales con las que desplazarte hacia largas distancias, o paredes o superficies rompibles serán algunas de las tónicas predominantes y cuyo uso será determinante para el avance del guión. Muchísimos ítems, cofres y personajes secundarios aguardan ser hallados, siendo algunos de estos extremadamente difíciles de encontrar, lo cual aumentará en nosotros la satisfacción al haber cumplido con tales objetivos.

  • Control

Hoy día, todos sabemos que una obra no puede tirar hacia delante solamente con gráficos y banda sonora. Los chicos de KickStarter lo saben muy bién, y nos premian con un apartado jugable pulcro, simple pero suavísimo al tacto, delicioso al ser jugado. Tenemos un personaje con tantos atributos que parece realmente que goza de vida propia y, para no desentonar, unos escenarios que se dejan explorar hasta el más recóndito de los rincones. Usando una base jugable clásica de los títulos de plataformas, es un acierto macanudo lijar hasta la más mínima aspereza para que el control sea lo más intuitivo posible.

  • Innovación

Desde un comienzo, este apartado, cada vez que es nombrado tiende a ser considerado algo inevitablemente positivo. Sin embargo, la ausencia de innovación en un juego no tiene porqué significar obligatoriamente que algo no funciona como es debido. Valdis Story: Abyssal City es una apuesta segura, que basa sus cimientos en aquellas magnas creaciones de los años 90 y que, con un extraordinariamente meritorio lavado de cara gráfico y sonoro, carece, a juicio personal, de notas innovadoras mencionables. Este juego es el clasicismo hecho arte.

  • Duración

Un juego que no es corto, pero está tan bien trabajado en todos y cada uno de sus cometidos, que a la inmensa mayoría del pueblo jugón se le hará corto. Tal vez tenga la misma duración que aquellos Castlevanias de Super Nintendo, por citar un ejemplo; pero los años han pasado y lo que entonces nos parecía algo inconmensurablemente largo hoy día no deja de ser un ligero pasatiempo. Si con duración queremos saber a ciencia cierta si la relación entre el dinero invertido en la adquisición del producto y su duración es aceptable, la respuesta es un rotundo sí. Valdis Story es un plato de alta cocina servido con la loable humildad de una taberna. Un indie que no debería perderle la cara a una importante cantidad de títulos “grandes” que salen diariamente al mercado profesional.

  • Dificultad

Es una delicia volverte loco y perder la paciencia intentando hallar ciertos ítems o personajes “llave” para proseguir con la trama de este título. Compases de repartir mamporros a diestro y siniestro y avanzar casi con el “piloto automático” activado se entremezclan con momentos en los que la paciencia, la memoria y el sentido común tendrán que salir a escena para salir airosos de los no pocos entuertos en los que nos veremos metidos.

APARTADO TÉCNICO

  • Apartado Visual

Bonito, muy bonito. Ésta es la descripción mas afilada que se me ocurre para describir el apartado gráfico del producto. Unos escenarios absolutamente preciosos, en un 2d pulcro, animado, con una viveza en colores y animaciones que nos convencen a la hora de pensar que lo que estamos viendo es la evolución lógica del arte que impregnaban aquellas aventuras de caballeros y princesas, de paladines y vampiros. Fondos de paisaje en los que clavaremos la vista en más de una ocasión y durante más tiempo del que podemos imaginar antes de embarcarnos en este casi idílico y gigantesco escenario.

  • Apartado Sonoro

Una banda sonora que estuviera a la altura del acabado visual, en principio, sería mucho pedir. Una vez hemos entrado en materia, se nos antoja que incluso puede que sea superior en su conjunto. Uno no puede evitar maravillarse con cada nota que destilan las abundantes y variadas melodías que estarán asombrosamente bien ensambladas en la historia y en cada una de las determinadas situaciones, de tal modo que habrá un hilo distinto en función del momento que estemos atravesando. Desde momentos de feroz lucha, donde la tensión épica se hará notar, hasta los instantes en los que la exploración tomará los remos de la historia y su música nos sumergirá aun más en nuestro cometido explorador. Para los que hayan disfrutado en su día de un rpg para Snes llamado Terranigma, cuya colosal banda sonora sigue haciendo vibrar las cuerdas del subconsciente de un servidor, sabrán apreciar lo que es un trabajo muy en la línea del que realizó Enix con el mencionado título. En una sola palabra, excelente.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Un dulce de artesanía de esos que se cocinan en los pueblos. Un aroma a pequeña obra maestra y delicada construcción mana de Valdis; un juego que merece el apelativo de soberbio y que, de haber salido al mercado 15 años atrás, quizás para alguna consola de 32 bits, sería hoy día uno de los puntales de las aventuras plataformeras. Dinero bien gastado, incluso para aquellos que no beban los vientos por este tipo de juego. Hay creaciones que hay que jugarlas sí o sí, ya seas de los blancos o de los negros, de lo salado o lo dulce. Juégalo y lo entenderás.

LO MEJOR:

– Gráficos y música colosales.

– Todo, absolutamente todo está creado con extraordinario mimo. Claramente una obra de verdaderos amantes de los videojuegos.

-Texto.

LO PEOR:

– Que se acabe. Ya se sabe: Ley de vida…

“Nuestra forma de valorar los juegos

facebooktwittermail

Deja un comentario