ANÁLISIS: Dynasty Warriors 8: Empires

Entre Dynasty Warrior 7, y Dynasty Warrior 8, hay varios títulos entre medios, como lo son las expansiones Xtreme, que realmente son revisiones con pequeños añadidos, y Empire, cuando se le da un toque de estrategia (maravilloso toque por cierto) a la saga. Y es esa entrega táctica la que hoy nos traemos entre mano, Dynasty Warriors 8: Empires, desarrollado por la gente de Omega Force y, cómo no, distribuido por Koei Tecmo. Adentrémonos en la Antigua China Feudal que tanto nos gusta, tanto virtualmente, como en la vida misma.

ANÁLISIS

Dynasty Warriors 8 Empire

.

VERSIÓN DISPONIBLE

XBOX ONE – PS4

VERSIÓN ANALIZADA

XBOX ONE

DESARROLLADOR

OMEGA FORCE

DISTRIBUIDOR

KOEI TECMO

.

.

.

VALORACIÓN

7,5

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Esta entrega no cuenta con un modo historia como nos tiene acostumbrado normalmente esta saga de videojuegos, ya que no hay una historia prefijada. Estamos ante las diferentes y caóticas vidas de los diferentes personajes que podremos seleccionar en esta entrega y conviviremos durante su reinado en la Antigua China de Los Tres Reinos, tomando decisiones, antes de la batalla, que afectan el auge o la caída de la misma. Resumiendo, podríamos decir que la historia, la podremos ir escribiendo nosotros mismos tras la toma de decisiones que vayamos tomando a lo largo de la aventura.

Pero bueno, lo mejor será empezar por los modos de juego y que conste que el clásico modo imperio no es el único que nos encontramos en este entrega. También contamos con un modo libre, que poco hay que explicar de este modo. El modo Evento y Quest nos ofrece, en cambio, deberá desbloquearse para poder jugarlo y consiste básicamente en pequeños retos, que le da más jugabilidad y sobre todo variedad a la entrega. El modo invasión no es más que formar un equipo y conquistar todas las bases del enemigo. Y por último, el modo de batalla de defensa, en el que hay que sobrevivir a los numerosos ataques de hordas de enemigo.

analisis Dynasty Warriors 8 Empires img 002

Dynasty Warrior 8: Empire es, sin dudarlo en ningún momento, y con la misma brillantez que sus anteriores entregas, un musou puro y duro. Bien es verdad que estamos ante ese toque sutil de estrategia, que la verdad, y gracias a la experiencia que poseen sus desarrolladores no lo hace nada mal, pero no es el género que más abarca ni que mejor pule, ya que como decíamos, estamos ante una segunda entrega con ese toque de estrategia (y por si queda dudas, muy buen toque estratégico, que quede claro).

Este toque estratégico salpica mucho a la parte jugable clásica de la saga. Por así decirlo, y para que nos entendamos mejor, en Dynasty Warrior 8: Empire estamos ante un título más serio, que requiere mucho tiempo, no solo para dominar, sino primero, para aprender a gestionar la política militar de nuestro reino oriental, administrando los recursos tales como soldados, la economía… y un largo etcétera que se convierte en la principal novedad de esta entrega. Además, destacamos aquí que para comprender todo medianamente bien,  e ir haciendo las cosas con cierto criterio, partiendo de una base, se requiere un nivel de inglés un tanto por encima del nivel mínimo. Los tutoriales, perfectos y claros eso sí, pero en inglés, puede llegar a aborrecer y a abrumar al jugador que al fin y al cabo quiera solo divertirse, acción que este título consigue pero no de una manera tan directa como lo pueden ofrecer Dynasty Warrior 8 y Dynasty Warrior 8: Extreme (por nombrar las dos entregas más recientes). Podremos construir bases en las diferentes zonas del mapeado, algo que no podíamos hacer en anteriores entregas. Por último, nombrar las estratagemas, que viene a ser las habilidades de los personajes para luego aplicarlos en la batalla.

analisis Dynasty Warriors 8 Empires img 003

La duración de esta entrega es uno de los pesos pesados de la misma, como la gran mayoría de entregas de esta saga. Más de ochenta familias, cada unas para subir al nivel máximo (99) e infinidad de horas y posibilidades en el modo estratégico, además del cooperativo, hacen que la cantidad de horas que ofrece este Dynasty Warriors sea una barbaridad. Uno de los puntos a favor que contiene.

La inteligencia artificial sigue siendo la asignatura pendiente de Omega Force. No es mala, por supuesto que no, pero no está al nivel que sí lo están los otros apartados del título. Y no le pedimos variedad de acciones a los cientos de enemigos que aparecen en pantalla, eso sería una locura, pero quizás sí queremos esa efectividad en sus acciones, que no se queden embobados, o mirando como un compañero virtual recibe todos los impactos y no hagan nada al respecto (o lo intenten al menos). Esto afecta considerablemente a la dificultad, donde el mayor reto jugable está en las tomas de decisiones de la parte estratégica que posee el juego. Además del idioma, completamente en inglés para unos tutoriales excelentes.

En el modo on line, podemos subir contenido y descargarlo también gracias al editor que contiene esta saga, sencillo, pero con grandes posibilidades, que harán un personaje único y diferente al resto, como si ya de por sí no hubiera familias que elegir.

Tocando ya el apartado técnico, Dynasty Warriors 8: Empires flaquea un poco. Visualmente, estamos ante lo mismo que nos hemos encontrado en Dynasty Warriors 8: Empires (de nueva generación), algo que no nos ha gustado del todo. A grandes rasgos, no hay nada criticable, la verdad, pero confiamos en que Omega Force puede trabajar mejor este apartado y no dejarlo solo en manos de la iluminación. La saga Dynasty Warriors necesita un pequeño salto en el apartado visual para seguir creciendo como saga. Destacamos también la estabilidad que posee el juego, sin bajadas gordas (sí en puntos determinados pero perdonable) y con mucha fluidez en pantalla cuando estamos ante esos cientos de guerreros enemigos.

analisis Dynasty Warriors 8 Empires img 001

Sonoramente, en cambio, no solo este Dynasty Warriors 8: Empires necesita mejorar, sino consideramos que toda la saga debería hacerlo. Aunque se nota, el reciclado de algunos de los elementos visuales, se nota, pero consideramos que más se nota en este apartado sonoro, en el que cualquier jugador que juegue de manera asidua a esta saga, no notará variedad alguna en algo que los jugadores, no todos, suelen darle bastante importancia.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

-

Ponemos punto y final en el análisis de Dynasty Warriors 8: Empires resumiendo que es un juego que gustará, tanto a los fans de la saga, como a los que vayan a iniciarse en ella. Como musou, sabemos que la saga Dynasty Warriors puede ser (o es) la mejor del género, pero quienes busquen un musou puro y duro, sin complicación alguna, y para jugar de manera esporádica, no se lo recomendamos. El título tiene ese toque estratégico que hace de él un juego más serio, que sin ser abrumador, deberemos realizar diferentes acciones antes de la batalla, y que repercutirán de manera tanto positivamente, como negativamente, y que requiere muchas horas de juego para poder conseguir medianamente bien los objetivos propuestos. Como siempre, es la inteligencia artificial lo que queremos que Omega Force mejore, y que le dé también ese lavado de cara en el apartado técnico en general (sin llegar a ser malo ninguno de estos dos puntos que estamos nombrando, que conste). Dynasty Warriors 8: Empires es un juego totalmente recomendable y que no nos arrepentiremos de su adquisición.
-
facebooktwittermail

Deja un comentario