ANÁLISIS: War for the Overworld

La gente de Subterranean Games se la han jugado mucho metiéndose en este demoniaco proyecto, ya que intentar imitar a uno de los grandes clásicos de los 90, como es Dungeon Keeper de Bullfrog y el amigo Molyneux es algo bastante arriesgado. Pero tras un kickstarter y el apoyo de mucho público, han conseguido sacar a la luz este War for the Overworld. Un producto que nos ha sorprendido desde el minuto uno, y nos ha hecho rememorar lo que nos ofreció el homenajeado allá por 1997. Así que poco nos queda por decir más allá de que sigáis leyendo sobre un producto que os aseguramos que os gustará.

ANÁLISIS

War-for-the-Overworld

.

VERSIÓN DISPONIBLE

PC

VERSIÓN ANALIZADA

PC

DESARROLLADOR

SUBTERRANEAN GAMES

DISTRIBUIDOR

BADLAND GAMES

.

.

.

VALORACIÓN

7’8

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Lo que nos propone este juego para los que no tengan nociones del pasado, o no sepan muy bien porque hay algo de revuelo por lo que supone, no es otro cosa que el control tanto a nivel de gestión, construcción, como militar, de las oscuras cuevas y mazmorras que forman el inframundo. Y todo desde el punto de vista del mismísimo señor de las tinieblas.

Y es que lo que puede parece difícil de gestionar y entender, es llevado a este War for the Overworld de una forma más que notable. Siendo una delicia descubrir poco a poco, y de una forma muy bien llevada por el propio juego, cada uno de los entresijos y posibilidades que podremos llevar adelante en este oscuro mundo.

Y es que todo comenzará con unos simples demonios obreros, que nos ayudarán a cavar pasadizos donde nos centramos en dos puntos, el encuentro de un portal por donde llegarán todas nuestras tropas y demás aliados, y por otro lado, la creación y conquista de diferentes zonas para construir en ellas las diferentes salas que nos servirán como zonas de mejora, descanso o gestión de nuestro oscuro mundo.

analisis War for the Overworld img 003

Y es que nos toparemos con grandes posibilidades de construcción, todas con la más que importante utilización de monedas de oro que podremos conseguir tanto picando como echando por tierra a nuestros enemigos. Estas salas irán; desde zonas de almacenamiento de oro, zonas de descanso y refrigerio de nuestras unidades, zonas de mejora de ejércitos, y así un largo etcétera que os instamos a que descubráis. Solo resaltando el curioso detalle… que cuanto mayor sean estas salas, mayor será el número de unidades del tipo que estas gestiona tendremos. Ciertamente muy fácil de controlar y gestionar.

Por otro lado, hay que hablar de nuestras tropas, las cuales se diferencian especialmente en dos tipos; los recolectores/obreros que tendrán la función de picar y construir zonas, además de la recolección de oro. Y por otro lado nuestras tropas/trabajadores especializados. Estos tendrán la facultad de trabajar en las diferentes posibilidades mágicas y alquímicas que nos dan sus zonas de trabajo, y por otro lado, servirnos como ejercito cuando sea necesario.

En general la mayoría de las unidades tienen unos movimientos casi automáticos, solo pudiendo señalar zonas de acción, cosa que nos ha parecido algo incontrolable en muchos casos, especialmente en los obreros.

Por otro lado, en el escenario además de piedras y muros de todo tipo, nos encontraremos con enemigos, fortalezas, trampas, etc. Que nos harán la vida imposible en nuestra ansia por regresar al mundo. Por desgracia, los enemigos, no son demasiado listos, siendo por norma general bastante mecánicos, con el único fin de atacar todo lo que se mueva y llegar a nuestro núcleo central para destruirlo. Por lo que cumplir las diferentes misiones del juego, no será difícil, si no más allá de ser paciente hasta hacer tener un gran grupo de tropas bajo nuestro poder y con ello arrasar.

analisis War for the Overworld img 002

Por cierto, todo viene acompañado de un buen árbol de posibilidades, que podremos desbloquear a lo largo de la partida mediante unos puntos de habilidad, que se nos irán dando a medida que cumplamos objetivos marcados en cada zona que visitemos.

También hay que nombrar las posibilidades mágicas y tramperas. Por un lado las magias, nos permiten utilizar una barra de maná para utilizar magias defensivas y de ataque, que nos permitirán dar un toque de ventaja a nuestras hordas gracias a nuestro maravilloso y maligno poder. Y por otro lado, las armas defensivas de nuestra zona, las cuales nos llegan en forma de trampas muy al estilo juego de defensa con torretas. Una mezcla interesante que nos permite plantear la estrategia de diferentes formas.

Para ir terminando la parte jugable, hay que destacar que este nos llega con modo multijugador con cantidad de modos de juego, que nos harán echar muy buenos ratos entre batallas todos contra todos o en duelos solos o por equipos. Uno de los puntos fuertes y más adictivos que nos sirven como remate a ese modo campaña y escaramuzas que además acompañan al juego. Así que preparaos para que os de muchas y muchas horas de diversión solo o con amigos.

Por último, decir que la parte de la historia del juego es interesante. Contándonos como tras la caída del Señor del Inframundo, este intenta regresar y vengarse de todos aquellos que lo llevaron durante siglos a lo más profundo del averno. Sencilla, habitual, pero efectista. Donde el guión y unos simpáticos diálogos entre el señor y sus monstruos, nos hará que disfrutemos también de dicha narrativa.

A nivel técnico nos encontramos con un juego que cumple sobradamente tanto a nivel sonoro como visual. Ya que siendo un juego de tipología estratégica y con una ambientación tan oscura no era difícil crear un mundo de dichas características.

analisis War for the Overworld img 001

Los escenarios tienen un diseño oscuro y laberinticos, donde unos buenos efectos lumínicos dan ese toque tétrico a todo lo que nos rodea. Por otro lado, el diseño de personajes es sencillamente correcto, y sus animaciones cumplen. Lo único achacable para mal, es algunos bajones de framerate a ciertas alturas de partida, incluso en ordenadores de gama alta.

En cuanto a su parte sonora, todo es acompañado de sonidos oscuros y una banda sonora tétrica, que ambienta a la perfección la acción. A lo cual hay que añadir unos correctos subtítulos a nuestro idioma, que siempre son de agradecer.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

-

Sin lugar a duda este War for the Overworld ha dado a todos aquellos jugadores que esperábamos un Dungeon of Keeper en el 2015, justamente lo que queríamos. Se nota que detrás del juego hay gente seguidora del clásico, y que pese no tener la licencia de este es sin lugar a duda el verdadero sucesor espiritual del maravilloso juego de Bullfrog.

Así que si os llama la atención ser un señor de las tinieblas, escavar mazmorras como loco, y crear un mundo infernal, este es vuestro juego, para el resto os aconsejamos muy fuerte que le echéis un ojo, porque puede llegar a daros una grata sorpresa por su tan especial concepto.

-
facebooktwittermail

Deja un comentario