ANÁLISIS: Project Cars

Es hora de enfundarse el mono y el casco. Slightly Mad Studio sacó los pies del plato y decidió ponerse manos a la obra para competir con los mejores simuladores que en ese momento pululaban por las distintas generaciones. Era hora de conocer Project Cars, la nueva gran promesa para los amantes del motor, con mil opciones de las que disfrutar de un verdadero juego automovilístico.

Finalmente y debido a la gran posición que tomaba en la parrilla de salida, Project Cars anunció si edición juego del año, donde nos incluyen todos los extras existentes, además de añadirnos unos cochecitos exclusivos bastante curiosos.

ANÁLISIS

project cars cab

.

VERSIÓN DISPONIBLE

XBOX ONE – PS4 – PC

VERSIÓN ANALIZADA

PS4

DESARROLLADOR

SLIGHTLY MAD STUDIO

DISTRIBUIDOR

BANDAI NAMCO

.

.

.

VALORACIÓN

8

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Empezando desde abajo

Móntate en el Kart, hoy es tu gran día y no puedes fallar, hoy no, están ahí los agentes y deben saber que vales, debes demostrar que vales.

Como viene siendo típico en estos tiempos, los juegos automovilísticos ya no solo nos dejan correr campeonatos eligiendo cilindrada y circuito, ahora también nos dejan vivir una vida de piloto de los pies a la cabeza, empezando desde abajo, donde ir escalando en las posiciones de carrera y de reputación.

Cada campeonato al que nos enfrentemos consta de sus libres, donde podremos conocernos la trazada al dedillo y sobre todo practicar para alcanzar buenos tiempos, tiempos que se verán reflejados en las clasificatorias, parte fundamental del fin de semana, alcanzar un buen puesto en la parrilla de salida, sobre todo jugando en dificultades elevadas con una IA de la CPY a más del 80%, donde nos será muy complicado los adelantamientos limpios, y sobre todo aguantarles la posición.

analisis project cars img 003

Iremos seleccionando distintos eventos según el contrato, y a final de temporada podremos decidir qué hacer con nuestro futuro.

No solo nos quedamos con este modo, que es sin duda el modo estrella, y al que más partido se le saca, también tenemos la posibilidad de personalizar nuestro fin de semana para correr con los coches y las condiciones que deseemos, siendo participes en todo momento de la construcción de la carrera. Las contrarreloj sirven para sacar mejores tiempos y así practicar para las clasificatorias del modo historia.

El modo online para hasta 16 jugadores es otro que muestra las virtudes del estudio, intentando traernos carreras numerosas con las que competir entre tantos rivales. Además de tener que tener una conducción prácticamente perfecta entre tanto cafre corriendo, para así no tener tu matricula guardada en el “álbum policial”, abriéndose un historial de golpes a tu nombre.

Simulador en consolas y PC

Project Cars está disponible para PC, One y PS4, en las dos primeras plataformas puede ser otra opción de las que ya hay disponibles en el territorio de la simulación, pero en Playstation 4 aún no hay nada reseñable en el campo de la “conducción real”.

analisis project cars img 001

Como todo simulador que se precie, Project Cars posee una curva de aprendizaje muy escarpada para las mayores dificultades y contando sin reglajes ni ayudas. El juego se vuelve radicalmente técnico cuando desactivamos ayudas y ponemos una dificultad elevada para la CPU. Todo se vuelve mucho más realista, cada fallo en la frenada, un adelantamiento precipitado o pisar un piano de mala manera nos lleva a la cuneta y probablemente a boxes a reparar daños. Lo excesivo de todo esto es lo “dictador” que se pone el juego para contarte el tiempo de vuelta, cualquier resquicio de gravilla pisada es sinónimo de penalización, quizás demasiado exigente en ese aspecto.

Cada coche responde de una determinada manera, consiguiendo representar virtualmente lo que supone un campeonato en el asfalto. La diferencia entre coches de distintas clases es muy amplia de manera obvia y natural, pero también existen diferencias entre las distintas marcas, y es que conseguir lo que el estudio ha conseguido con los más de 120 coches disponibles es de agradecer, transmitiéndonos la sensación de estar dentro de cada uno de ellos verdaderamente, un nivel bastante alto tanto a nivel mecánico como estético, con el diseño de sus interiores y el modelado.

El nivel de simulación vuela a las alturas cuando metemos los factores meteorológicos, con lluvias intensas los tiempos de vuelta bajan considerablemente, la adecuada conducción y elección de neumáticos es clave, además de que en carreras largas muy posiblemente haya variaciones en el clima, que nos repercutirán en decisiones en vivo y en directo en pista, teniendo que hacer paras en boxes para cambiar de estrategia. Nuestro mecánico nos irá advirtiendo de los distintos cambios previstos, además de aconsejarnos en las vueltas sobre lo que tenemos que hacer, como pedirnos que calentemos más las gomas para conseguir un mejor agarre en curva.

analisis project cars img 002

Las IA de los juegos de conducción ha ido mejorando exponencialmente con el paso de las generaciones, y ya se va viendo más generalizada una IA como la conseguida en Project Cars, que sin estar al 100% nos puede dar sopas con ondas. En una subida al nivel máximo nos encontramos con rivales muy dignos, que no solo se convierten en un dolor el poder adelantarlos, además son duros tanto durante el adelantamiento como cuando ya se encuentran detrás de ti, siendo incisivos y metiendo morro a cada curva si te recortan metros.

La definitiva es que el título de Slightly Mad Studio consigue estar a la altura de los buenos simuladores actuales, y en el caso de Playstation 4 logra ser referente en este género, a falta de ver que puede hacer GT en un presumible futuro. Project Cars consigue saciar al experto e iniciar al novato, con sus distintas opciones de dificultad y ayuda se adapta al jugador novel, y eliminando las mismas supone un desafío para el más veterano.

A 50-60 Frames por hora

En lo técnico Project Cars no se queda atrás, nos muestra un apartado solido, con unos modelados muy conseguidos, unos efectos gráficos muy aparentes, unos interiores fieles, todo se enlaza de una manera esencial para mostrarnos un apartado muy notable.

La sensación de realismo no solo la da un juego con buen manejo, también hay que tener muy en cuenta la tasa de Frames que muestra el título, y más en juegos de conducción, que le imprimen ese salto de calidad con respecto a otras entregas. En este caso Project Cars muestra una tasa de entre 50 y 60, manteniéndose normalmente entre esos niveles a pesar de las bajadas que pueda haber con impactos, efecto lluvia, que son apenas imperceptibles.

analisis project cars img 004

Los efectos gráficos son muy resultones, dando una sensación bastante alta de realismo cuando pilotamos bajo la lluvia desde dentro de la cabina. Llega a ser agobiante en ocasiones meternos al rebufo de un rival y ver como nuestra luna delantera quedará completamente salpicada del reguero que va dejando.

Por el contrario, los circuitos en líneas generales pierden vida con el texturizado, e incluso dando la sensación de que el juego pierde hasta colorido en comparación con los vehículos, algo no tan importante pero que se nota para las vistas de lince del videojuego.

El sonido por su parte se muestra correcto, dando diferentes melodías de motor dependiendo de la marca y modelo, con efectos bastante conseguidos en ocasiones, o bastante deficientes en otras, sobre todo en impactos o colisiones, que suenan aleatorias en distintas circunstancias. Uno de los puntos a favor del audio, en este caso en la versión de PS4, es la opción de escuchar a nuestro mecánico por “radio”, sonando por el altavoz del mando dando una sensación extra de realismo, siendo en ocasiones muy complicado entenderle, sobre todo en ingles.

analisis project cars img 005

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Project Cars vuelve a la palestra con su título edición juego del año, acompañada de esta vienen todos los elementos adicionales que han ido apareciendo, con una gran multitud de vehículos y circuitos, quizás se echen en falta algunos emblemáticos de las dos vertientes, pero sacia la sed de asfalto en cualquier caso.Además de todo lo mencionado en el párrafo anterior, el título de Slightly Mad Studio trae absolutamente la fiebre por el motor en su máximo esplendor, con una simulación muy conseguida en la pista, durante las carreras y en boxes, además de representar fielmente los distintos modelos de vehículos disponibles, tanto a nivel de texturizado como de manejo, lo que le da ese plus de realismo.

Los poseedores de One y PC están de enhorabuena porque ya tienen otra opción más donde elegir dentro de su catálogo de simuladores, por el contrario PS4 ve aterrizar en su biblioteca un simulador “al 100%”, a la espera de que salgan otros títulos de renombre en la consola nipona.

Sin duda Project Cars se planta como un título muy a tener en cuenta dentro del ámbito automovilístico, más cercano a la simulación y realismo, y con su edición juego del año, que no es más que una excusa para poder ponernos manos al volante.

Facebooktwitter

Deja un comentario