ANÁLISIS HARD-GAMING: Teclado Mars Gaming MK116

Ha llegado a nuestras manos el nuevo modelo de teclado de Mars Gaming, que últimamente está pisando fuerte en el mundillo gracias a su magnífica relación calidad-precio. Se trata del MK 116, un teclado simple pero muy eficiente inspirado en el antiguo modelo MK1, pero con algunas mejoras que han sido demandadas por la comunidad gamer.

ANÁLISIS

mk116-cab

.

VERSIÓN DISPONIBLE

PC

VERSIÓN ANALIZADA

PC

DESARROLLADOR

MARS GAMING

DISTRIBUIDOR

MARS GAMING

.

.

.

VALORACIÓN

7’5

NUESTRA FORMA DE VALORAR EL HARDWARE

mars-gaming-mk116-img-1

En cuanto a la presentación del producto, el teclado viene en la típica caja a la que nos tiene acostumbrados la marca. Al abrir la caja, nos encontramos el teclado dentro del clásico plástico para aislarlo del roce, por lo tanto, nada especial en cuanto a protección, pero funcional y suficiente. Además, viene con teclas de repuesto para las teclas de dirección, y las WASD en color rojo, lo que rompe un poco la monotonía del diseño en sí mismo, caracterizado por su simpleza (aunque no por ello malo) y su color negro.

Cuando lo tenemos en nuestras manos, lo primero que sentimos es su ligereza, ya que no da la sensación de ser un teclado muy robusto, aunque tampoco frágil, pero podríamos decir que por su precio, hay que prescindir de ciertas cosas, y la dureza y robustez ha sido una de ellas.

Nos ofrece la posibilidad de cambiar la retroiluminación del teclado entre 7 colores mediante la pulsación de una tecla, teniendo el blanco, azul, verde, amarillo, celeste, morado y rojo. Esto rompe también la estética austera que tiene en un primer momento, lo cual es de agradecer.

mars-gaming-mk116-img-2

Hablando sobre ergonomía, he de decir que es un teclado estándar, es decir, ni es una maravilla para nuestras muñecas, ni tampoco es una tortura, sencillamente se deja manejar, aunque ayuda mucho a la comodidad el recorrido corto que tienen las teclas.

En cuanto a la instalación, simplemente tendremos que enchufar el USB y listo, a disfrutarlo. Es cierto que no tiene software para poder configurar más a fondo el teclado, ni encontramos teclas con función de macros, pero teniendo en cuenta su precio y en lo que se han centrado, tampoco es algo que se eche mucho en falta.

Si hablamos sobre sus características técnicas, hay que destacar muy positivamente su frecuencia de sondeo de 1000 Hz y su capacidad anti-ghosting, que tan importantes son a la hora de jugar. Esto le otorga un magnífico tiempo de respuesta y reacción a cada tecla. Su tamaño de 465x179x22mm y su peso de 620g lo convierten en un teclado muy manejable para poder tenerlo en mesas pequeñas y así tener espacio para otros periféricos. Además, todas sus teclas son desmontables para poder limpiarlo a fondo. Algo que también es de agradecer es el cable trenzado de doble nylon que le aporta mucha protección, que ya sabemos cuánto sufren los cables a veces.

mars-gaming-mk116-img-3

Una vez nos sentamos a probarlo largo y tendido, decir que es un teclado que responde sorprendentemente bien a cualquier pulsación y en cualquier situación, habiéndolo probado en múltiples juegos, aunque es cierto que cuando llevamos mucho tiempo jugando, a pesar del recorrido corto que tienen las teclas, se nos pueden hacer un poco duras, pero nada terrible.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

-

A modo de conclusión, decir que una vez más Mars lo vuelve a hacer y nos entrega un producto con una relación calidad-precio fantástica, ya que escatima en ciertas propiedades que no son fundamentales en un teclado de esta gama, para entregarnos un magnífico rendimiento donde verdaderamente tiene que ejercer, que es a la hora de jugar y la respuesta que nos envían las teclas al pulsarlas.
-
facebooktwitter

Deja un comentario