ANÁLISIS: Crash Team Racing Nitro-Fueled

Las carreras de Karts vienen siendo costumbre videojueguil desde que un fontanero con bigote decidió subirse a un “cuatro ruedas” de estos, el éxito fue rotundo, carreras alocadas donde no sólo ganaba el más habilidoso, el uso de ítems aleatorios determinaba la parrilla al finalizar y, con esto, los piques entre amigos iban in crescendo, auténtica magia…

Allá por el 99 Sony puso en la línea de salida a su figura icónica por aquel entonces, una especie de zorrillo anaranjado llamado Crash, nadie sabíamos qué tipo de ser era, y mira que su homónimo plataformero nos daba pistas en el título, era un Bandicoot…

Crash Team Racing venía para hacer la competencia, y de qué manera, ponerse a la altura del personaje más conocido de la historia de los videojuegos era algo impensable por aquel entonces, pero sin duda el carismático Crash había conseguido como mínimo, plantear una alternativa.

ANÁLISIS

.

VERSIÓN DISPONIBLE

XBOX ONE – PS4 – SWITCH

VERSIÓN ANALIZADA

PS4

DESARROLLADOR

BEENOX

DISTRIBUIDOR

ACTIVISION

.

.

.

VALORACIÓN

8’5

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Nada más y nada menos, y siguiendo un poco la línea de sacar viejas leyendas de manera remasterizada, el toque de corneta y turno viene de la mano de este Bandicoot alocado subido a un Kart, qué entre bombas rodantes, atajos y cohetes dirigidos viene a coger la pole.

CTR viene a dejarnos las mismas sensaciones maravillosas antaño conseguidas, pero esta vez con un toque renovado, savia nueva con olor a añejo que nos sienta a gloria actualmente, sobre todo a los que disfrutamos del original en aquellos años.

Fiel y novedoso a partes iguales

Viendo a Crash, el éxito que tuvo el relanzar la trilogía original en las nuevas consolas no era más que un nuevo indicio que lo bueno, siempre será bueno, y si encima lo maquillamos y lo emperifollamos de la manera que Activision y Beenox nos han traído de nuevo al Bandicoot, pues no queda más que aplaudir.

CTR muestra el mismo respeto por la entrega original que las ganas de entrar a un nuevo público, un público que no disfrutase en su día del mismo, o el público que por edad desconociese de este divertido “spin-off”.

Por aquel entonces Crash Team Racing presentaba algo “innovador” en este estilo de juegos, presentaba su modo aventura, es decir, ya no se corría por el mero hecho de correr, se corría para poder salvar nuestro mundo, ser el mejor piloto del universo. Esto presentaba nuevas mecánicas jugables, como el enfrentamiento único contra jefes, que mostraban un 1 vs 1 contra una CPU que se desvivía por fastidiarte la carrera con ítems infinitos, en muchas ocasiones desesperante.

Sigue mostrándose todo tal y como estaba, con una pequeña vuelta de tuerca para el jugador actual, más experimentado y “profesionalizado”, para ello han metido el modo aventura de manera original, por si quieres disfrutar de la aventura tal y como estaba en el 99, como el modo Nitro Fueled, donde nos permiten personalizar un poco la estética del kart, cambiar de personaje, o lo más importante, arrancarnos los pelos con el difícil modo difícil, valga la redundancia, que es sin duda un desafío y los jugadores más exigentes van a disfrutar mucho con ello.

Gran lavado de cara

Era parte de lo esperable, CTR muestra una mejor evidente para las máquinas actuales, no se han limitado a adaptar los gráficos originales, han rehecho el juego por completo, con nuevas animaciones y un apartado gráfico muy vistoso muy al estilo de lo que se hizo con la trilogía de Crash Bandicoot.

Si pudiésemos sacar punta a algo, es a la ausencia de los 60 FPS, que en un juego de este calibre se antojan casi imprescindibles, pero es cierto que el título es igualmente disfrutable y adictivo a una tasa de 30, al menos en nuestra versión analizada, PS4.

Multijugador online para machacar amigos a distancia

Estaba claro, y era necesario, meter un modo multijugador online en este juego era asignatura troncal y obligatoria para Beenox. Queda claro que su multijugador a pantalla partida es una auténtica delicia, y pegarse codazos con el amigo o amiga de turno mientras te deja en la cuneta con un palmo de narices es peligrosamente gratificante, pero es cierto que el videojuego ha evolucionado mucho, y que las amistades ya no solo están físicamente, así que qué menos que poder reventarte con tu amigo a distancia…

Las carreras online suceden de manera natural y sin cortes de conexión, sí que es cierto que se nos antoja algo corto tan solo 8 jugadores en pista, pero no deja de ser algo anecdótico cuando estas al volante apurando curvas y fijando tu próximo objetivo.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

CTR Nitro-Fueled presenta, como en su momento, competencia directa al rey de los Karts, como es sin lugar a dudas el amigo Mario, además el “zorrillo anaranjado” da la opción a disfrutarlo a un público más amplio debido a su multiplataformidad.

Respetando las bases absolutamente del original, nos encontramos con un juego adictivo, entretenido y bien realizado, donde las horas vuelan unas tras otras sin darnos cuenta tanto con su modo aventura, el local con amigos o el online, además, dentro del modo aventura, para sacarlo al 100% con la repetición de carreras para sacar los zafiros en las contrarrelojes, el modo CTR donde deberemos descubrir las letras ocultas por la pista o las mismas batallas donde pegarse es el único fin, más horas que se cargan a nuestra espalda.

Crash Team Racing ha llegado para presentar respetos y batalla, dando así un bofetón de nostalgia al jugador de antaño, y presentando un juego muy redondo para el que busque diversión sin límites en un estilo de carreras arcade y alocado.

Facebooktwitter

Deja un comentario