Una de las apuestas más alocadas a la vez de innovadoras dentro de la nueva moda de las cartas, el mazmorreo, y la dificultad endiablada, es la que nos trae Thomas Moon Kang, bajo el sello distribuidor de Humble Bundle.

Y es que pocas veces se ven ideas tan alocadas, y que salen tan bien. Y es que es ver una imagen o un video del juego, y no entender muy bien que es lo que está pasando ante nuestros ojos. Pero es sentarse frente a él, y empezar a entender a la perfección de que va todo esto, a interiorizar cada cuadrado del juego, y a agudizar hasta el último sentido, consiguiendo con ello que tengamos una experiencia súper divertida y gratificante tras mucho sufrimiento cómo no cualquier juego es capaz de dadnos.

FICHA DEL PRODUCTO

Fecha de lanzamiento:26-3-2020

Desarrolladora:Thomas Moon Kang

Distribuidora:Humble Bundle

Plataformas:PC-SWITCH

Versión Analizada:PC-SWITCH

Idiomas Voces/Texto:NO/ESPAÑOL

Número de jugadores:1-2

NOTA FINAL

8

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

¿A QUE NOS ENFRENTAMOS?

Como ya os hemos contado, nos encontramos ante un juego roguelike con combates en un tablero dividido por casillas, donde una serie de cartas con poderes diferentes y una movilidad bastante sistemática, nos mete en medio de una frenética acción frente a una serie de enemigos que siguen esas normas cuadriculadas que nos aporta los escenarios, y que sin lugar a duda nos van a traer de cabeza hasta que no le cojamos el rollo a unas mecánicas muy divertidas y que nos ponen a prueba en todo momento nuestra habilidad, y nuestra paciencia.

FRENETISMO CUADRICULADO

  • Lo primero que hay que dejar bien claro, es que es un juego que será muy fácil de pillar sus mecánicas, sus conceptos, y en general de cómo actuar en cada momento… pero lo malo es que es tremendamente complicado el llevar adelante todo de una forma buena y coherente, sabiendo lo que hacemos y nos sufriendo demasiado.
  • Así que os dejamos claro desde ya que es un juego realmente difícil. Y que la paciencia os va a recompensar con toda seguridad.
  • Como ya os hemos dicho, el escenario se divide en casillas, la mitad para ti, y la otra mitad para los enemigos o demás personajes.
  • También encontramos en pantalla una serie de cartas que iremos desbloqueando o adquiriendo a lo largo de la aventura. De las que no da la opción de utilizar un número limitado de veces un par de ella, para posteriormente ir sacando a nuestra mano la siguiente que por orden nos aparecerá en la parte izquierda de la pantalla. Y dependiendo siempre de nuestro maná.

  • Las cartas serán de ataque, de defensa, o tendrán varios efectos, y cada una de ellas tendrá además un área de efecto. Incluso deciros que pertenecerán a diferentes grupos, teniéndolas muy en cuenta a la hora de organizar nuestra baraja.
  • Por cierto, todo dependerá de nuestra barra de vida. A la cual tendremos que estar siempre muy atentos, y que gracias a diferentes ítems o a la muerte de los enemigos podremos recuperar.
  • Tendremos una serie de héroes que iremos desbloqueando a medida que avancemos en el juego. Siendo increíble lo variado que es cada uno de ellos en su concepto y base jugable. Así que tendremos que aprender con cada uno como jugar.
  • Además, aquí entra la parte más rolera. En la que iremos subiendo de nivel, y mejorando nuestro personaje y barajas, para la próxima vez que regresemos de la muerte pueda ser algo más “sencillo” el camino.

  • Los caminos hacia los diferentes jefes será variados y llenos de situaciones diferentes. Y es que desde los típicos combates contra enemigos, tiendas, algunos mini jefes, e incluso momentos en que tendremos que rescatar a personajes, se entremezclan de forma muy interesante, y hacen muy ameno dicho viaje.
  • Otra cosa curiosa es la cantidad de ítems y nuevas habilidades que iremos consiguiendo a lo largo del camino. La cual desaparecerán una vez muertos, pero que en su momento nos harán la vida más sencilla, o más compleja según decidamos implementar.
  • El control, reacciona muy bien, y no es especialmente complejo el hacerse con él, pudiéndose jugar con mando, y en la versión de pc con teclado, el cual nos ha parecido la mejor opción por la forma estructural del tablero.
  • Una de la locuras más grandes del juego, es sin dudarlo, el modo cooperativo y el modo competitivo jugador contra jugador de forma local. Y es que es divertido hasta decir basta el jugar con un amigo a tu lado.

  • Por último decir, que se ha incluido la posibilidad de usar mod. Cosa que si la comunidad se pone en serio puede terminar dando cosas muy chulas.

GRÁFICOS Y SONIDO

  • A nivel gráfico posee un pixel art maravilloso.
  • Las animaciones tanto a nivel de personajes, como de todos los ataques que se producen son una gozada.
  • El diseño de personajes es verdaderamente bueno.
  • La cantidad de efectos pixelados en pantalla impresionan, siendo muchas veces un caos visual que nos ha gustado mucho.
  • Su rendimiento es perfecto, siendo super importante en un juego donde un segundo de despiste es un problema.
  • La parte sonora también es bastante notoria. Con un trabajazo en efectos sonoros.

  • Y destacando por encima de todo la música del juego y su implementación, la cual nos hace saltar claramente el chip de la intensidad que nos requiere.
  • El juego llega con textos al castellano, cosa que agradecemos.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Un juego realmente divertido, con unos inicios muy duros, pero que una vez cogidas sus mecánicas y conceptos es una auténtica droga para nuestros frenéticos sentidos. Y es que aunque conceptualmente bebe de muchos juegos del género, hay que reconocer que el concepto jugable rítmico, y en esa cuadricula es un toque de aire fresco tan reseñable que termina por dar la sensación de que estamos jugando casi a un género único y particular más cercano a un juego de habilidad que a lo que realmente es.

Una agradable sorpresa, que sin hacer demasiado ruido ha terminado por colarse en nuestras vidas, darnos una cantidad de horas a un ritmo que demencial entre muertes y más muertes.

Facebooktwitter