No podía faltar cada año una de esas preciosas joyas indie, que nos llene de amor y melancolía nuestras vidas. Y en esta ocasión le ha tocado a la obra del estudio Polygon Treehouse, que como leéis lleva el curioso y bonito nombre de Röki. Una obra que nadie que tenga algún tipo de sentimiento y un corazón que no sea de piedra se puede perder, ya que consigue mezclar la siempre añorada narrativa de los videojuegos con mecánicas simple pero muy bien implementadas, que desde ya nos plantea y deja una de las obras del año, y un claro candidato al juego más lleno de amor del 2020.

Fecha de lanzamiento: 23 JULIO 2020
Desarrolladora: Polygon Treehouse
Distribuidora: Coscomover / CI Games
Plataformas: PC
Versión Analizada: PC
Idiomas Voces/Texto: NO/ESPAÑOL
Número de jugadores: 1

NOTA: 9’5

Röki me ha trasladado a una de esas aventuras, donde un curioso universo como el escandinavo, que ciertamente nada conocía, me ha hecho removerme bastante en mi asiento gamer, y tenerme enganchado a su historia, a su mundo, y a un cúmulo de sensaciones que me ha metido en una de las experiencias indie más bonitas del año.

Una bonita historia que nos mete en el papel de Tove, en la aventurera  y fantástica historia de la búsqueda y rescate de su pequeño hermano Lars, que ha desaparecido de la mano de un extraño ser del cual nada sabemos.

Y es que Röki me ha traído una de esas historias llenas de buenas intenciones, tras la cual se esconde un drama bastante personal, el cual se representa y recrea en cada segundo del juego, donde no pararemos de ver metáforas y representaciones bastante bien conseguidas de cada una de dichos momentos de unas vidas que tienen mucho que aportar, pero que ya han vivido o han dejado de vivir situaciones que no se les desea a nadie.

Sin dudarlo, este punto de narrativo, de sensaciones y ambientación, es el punto más interesante y especial del juego, pero no por ello me he encontrado con un juego que no aporte nada en lo jugable, sino todo lo contrario, ya que este Röki nos trae una aventura con toques point and click, donde la exploración y los puzles, se interconectan perfectamente con el mundo, la narrativa, y cada una de las zonas y preciosos lugares que se nos quieren mostrar. Así que id preparando vuestro cerebro, y más de una quincena de horas de vuestra vida, porque la experiencia lo va a merecer, y más cuando todo está tan bien planteado y tan bien llevado adelante para que nos queramos despegar de este universo ni un solo segundo, e incluso nos quedemos con muchas ganas de más.

La parte de la exploración nos lleva a descubrir preciosos entornos, en los que encontraremos objetos, interactuaremos con cantidad de seres, y disfrutaremos de los maravillosos paisajes nevados, donde nuestra capacidad raciocinio y de gestión de inventario, nos permitirá abrir y seguir adelante a lo largo de los capítulos en los que se divide la aventura, y que presenta una variedad de situaciones y entornos de una preciosidad e ingenio muy reseñable.

Hay que destacar la buena parte de gestión de inventario, el más que bien llevado diario, y un correcto mapa, que termina por unirse para tener a mano toda clase de pistas y ayudas a las que se llegan con facilidad y sencillez gracias a su claro y conciso interface.

Por lo que se refiere a los puzles y la resolución de lo acertijos, se destaca la variedad y la complejidad variada de estos. Y es que la verdad que se ha puesto mucho empeño en integrarlo con el universo, y llevarnos a diferentes límites a lo largo de la aventura y cada uno de sus rincones. Por lo que pasaremos por situaciones que resolveremos en un tan solo instante y a otras que nos comeremos la cabeza más de lo esperado. Siendo de especial ayuda para resolver dichos escollos, algunos personajes con los que nos encontraremos, y un sistema de pistas visuales que aclaran bastante cosas.

Y bueno… me toca entrar en otro punto lleno de amor en el juego. Y este no es otro que la parte técnica, no sabiendo deciros si es más bonita y llena de amor la parte gráfica o sonora, ya que artísticamente el juego es una delicia para todos los sentidos, y verlo en movimiento mientras encaja a la perfección una bonita banda sonora es digno de mostrar a cualquiera que tengas a tu alrededor.

En la parte gráfica, más allá del precioso diseño de escenarios, las animaciones y como no los modelados de los personajes, os puedo destacar el perfecto estudio del color, el buen trato de la oclusión ambiental, y un notorio trabajo de la iluminación, que terminan por crear estampas que merecen una buena captura de pantalla.

Por supuesto la parte sonora es también pura magia que encaja a la perfección con la narrativa y las situaciones. Todo se complementa con una genial ambientación sonora, sabiendo en que momento meter un silencio, un sonido que nos haga dar un vuelco el corazón, o sencillamente un piar de un pájaro. Por cierto, el juego llega con textos a nuestro idioma, que acompañan perfectamente a la expresividad de los personajes.

En definitiva, Röki es una auténtica delicia para los sentidos y los sentimientos, que sabe llegar en cada momento a lo más hondo del jugador, y ser capaz de trasmitir con mecánicas simples y conocidas por todos, una integración tanto jugable como narrativa que terminan por encajar en una de las aventuras más bonitas y emotivas que he podido jugar en los últimos tiempos, y que terminan por traer una joya indie que tocará la fibra sensible de todo el que se acerque a este nórdico universo y, a este bella y triste historia.

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por Cosmocover

Facebooktwitter