La gente de Supermassive Games bajo el sello de Bandai Namco, regresa con la que va a ser la segunda parte de la antología que lleva como nombre The Dark Pictures, y que quiere traer de la forma más cinematográficamente posible el terror interactivo a nuestro mundo del videojuego.

Y es que, tras hacernos pasar bastante miedo, y sufrir muchos sustos, con Man of Medan, ahora se mete de lleno en un mundo algo más particular y demoniaco, para volver a intentar cortarnos el cuerpo con más y más sustos, y malos rollos, manteniendo la línea jugable de la primera entrega, y con ciertos detalles que hacen de esta entrega algo bastante especial.

Fecha de lanzamiento 30 OCTUBRE 2020
Desarrolladora Supermassive Games
Distribuidora Bandai Namco
Plataformas PC – PS4 – XBOX ONE
Versión Analizada PS4
Idiomas Voces/Texto ESPAÑOL/ESPAÑOL
Número de jugadores 1-5 / Online 2

NOTA: 7’8

Si habéis jugados a los anteriores juegos del estudio, poco hay que no os imaginéis que van a proponernos aquí. Pero si es vuestra primera incursión en este concepto, deciros que os vais a encontrar con un juego que base su jugabilidad en llevarnos a lo largo y ancho de un hilo argumental, con claras bases jugables que mezclan el cine y de las aventuras interactivas, y donde pequeños tramos de exploración de escenarios, nos darán un respiro entre escenarios donde; las elecciones, los diálogos, y la pulsación de botones, son una constante jugable que consigue llevar adelante bastante bien por la intensidad que es capaz de implementar.

Entrando ya en el juego, deciros que he notado ciertas mejoras a la hora de interactuar con las diferentes escenas y situaciones, siendo ahora mucho más claro el fin o repercusión que pueden tener estar, con unos tempos en los QTE bastante mejor medidos, y en general, todo visualmente más accesible que en anteriores juegos del estudio.

En la parte de interacción más clásica, nos encontramos con algo más de libertad, podremos movernos por zonas donde las cámaras fijas, ciertos niveles de exploración, e incluso objetos coleccionables u información que nos desvela nuevos detalles de la trama y su universo, serán un punto algo más refrescante y menos peliculero, pero que nos hace rebajar un poco las pulsaciones entre tanto evento y cinemática.

Una de los puntos que me han parecido realmente interesante, es la importancia que le han dado a poderlo disfrutar en cooperativo multijugador, tanto de forma online como en la misma plataforma. Y en las que se vive la historia de formas muy particulares. Especialmente si nuestro compañero o compañeros de partida se meten fuertemente en el papel, y les gusta hacernos sufrir o tomen decisiones que su repercusión sea un susto de muerte. La vedad que las risas y un buen rato está más que asegurado.

Y claro. Que sería de todo este universo sin una buena historia y una carga narrativa que soporte todo el potencial jugable de esta obra. Siendo sin dudarlo la parte más esencial y que más han tenido que cuidar de este. Y es que, en esta entrega, se nos acerca al universo de las brujas de Salem y el satanismo, por un lado, y por el otro, la historia de cuatros jóvenes estudiantes que la van a pasar canuta como siempre gusta en este tipo de historias. Y en donde los viajes entre diferentes épocas por medio de una inquietante niña, van a marca parte de una trama que está bien llevada, que nos mantiene en tensión todo el rato, pero que no deja a un lado ese toque bizarro y absurdo de las películas de serie b que tanto le gustan a los creadores, y que le da un toque más absurdo e incluso cómico, a un universo en el cual esto no pegue demasiado pero que han conseguido mezclar correctamente, aunque muchos puristas del género les gustaría quitar por la perdida de tensión que supone las constante absurdeces argumentales que ello supone.

Eso sí, hay un punto que me ha gustado mucho en cuanto al hilado narrativo del juego. Y es que las tomas de decisiones influyen bastante en el juego, pero esta vez dando un giro de tuerca donde estas se trasladan en el tiempo, es decir, una acción o decisión en el pasado, influye en el futuro, y la verdad que, sin ser impresionantes, si te hacen sentirte participe y muy dentro del juego y de su universo.

Little Hope, es un juego sencillo, con mecánicas simples, pero bien implementada, y que puede ser puerta de acceso a mucha gente que no cree ni siente los videojuegos, pero que con este se puede sentir cómodo en las seis horas que puede durarnos la aventura.

Entrando ya en la parte técnica, hay que empezar hablando de que el juego es realmente impresionante en muchos de sus apartados, pero destacando ante todo el trabajo de diseño de los diferentes personajes, además de unos cuidados escenarios, y un muy buen trabajo de ambientación con la iluminación, y los efectos de ambientación en general. Consiguiendo con ello que las partes jugables y el mero disfrute visual o interactivo con acciones especiales se interconecte dando la sensación de ver una película.

Eso sí, para mal deciros, que las animaciones siguen siendo mejorables, ya que me resultan especialmente mecánicas y poco creíbles, enturbiando con ello el realismo de los modelados.

La parte del sonido está bastante bien realizada. Consiguiendo mediante la música encajar perfectamente la tensión y el mal rollismo del juego.  A lo que se le une un logrado trabajo de doblaje al español, y unos efectos sonoros que más de una vez nos harán dar un salto en nuestro sillón. Creo que un apartado de vital importancia dentro de un juego del género, que han sabido implementar muy bien.

En definitiva, deciros que esta segunda experiencia del universo de The Dark Picture, me ha resultado realmente interesante, intensa, y por momentos muy inquietante. Consiguiendo introducir, bajo una base que ya dominan perfectamente la gente de Suppermassive, una serie de nuevos factores tanto jugables como narrativos, que hacen de esta nueva experiencia del sello.

Un juego que si os va el tema del terror no deberéis dejar pasar, y que te deja con unas ganas locas de saber que nos propondrán en la siguiente entrega de la saga y sus curiosos universos terroríficos interactivos, eso sí, buscando mejoras en ciertos apartados que se empiezan a quedar obsoletos, y que seguramente puedan introducir o adaptar de mejor manera si se toman su tiempo con la llegada de las nuevas máquinas.

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por Bandai Namco

Facebooktwitter