El Team Ninja regresa sin su cabeza visible y creativa, y padre de la franquicia, Tomonobu Itagaki, el cual decidió seguir su camino en solitario hace ya tiempo.

Pero como una franquicia como la que hoy nos traemos entre manos no podría terminar ahí, en el Team Ninja pusieron manos a la obra para traer de vuelta a Ryu Hayabusa, y su ya mítica saga Ninja Gaiden, en su tercera entrega.

Bajo la distribución de Tecmo Koei, quieren hacer llegar a todos los públicos esta franquicia, conocida por su brutalidad y sobre todo por su increíble dificultad.

Veremos a ver como se han defendido los chicos del Team Ninja con esta nueva entrega, y si han conseguido mantener todo ese toque tan especial que le daban cuando estaban bajo el mandato y supervisión de Itagaki, así que seguid leyendo y no os perdáis ni una coma del análisis, por que la cosa tiene muchísimos peros.

La nueva historia de Ryu Hayabusa, nos llevará lejos de las ya clásicas en las que nos enfrentábamos a los miembros del Clan de la Araña, llevándonos ahora a algo más global y moderno.

La historia nos cuenta, como el mundo está amenazado por una nueva potencia terrorista llamada Señores de la Alquimia, con la única intención de gobernar a todo el mundo debido a que poseen un gran poder el cual llegado su momento, y si es necesario, desatarán… historia clásica, simple, pero efectiva.

Pero la cosa no queda ahí, ya que os preguntareis, ¿qué pinta en esto un Ninja como Ryu Hayabusa?, pues sencillo, en la primera aparición de este grupo, deciden atentar sobre la ciudad de Londres, y para ser más concreto sobre el Primer Ministro. Pero por una extraña razón, la cual iremos desentramando a lo largo de las horas, piden que para que la cosa no llegue a más se persone allí mismo Ryu… ¿Qué es lo que querrán de él? No os preocupéis que la historia estará bastante bien narrada y guionizada, y lo descubriréis.

Pero todo respecto a la historia del juego no acaba ahí, ya que esta, irá unida a otra paralela, en la cual nuestro protagonista queda bajo el poder de una maldición, que su propia espada de Dragón le impone, y que será parte interesante de una historia algo más personal por la parte de Ryu.

En definitiva, una historia aunque común, es interesante y nos hará pasar un buen rato, y en donde nos encontraremos buenos cambios de guión, sorpresas varias y guiños a otras entregas.

Pocos de los que leáis este artículo sabréis justamente cuales son las características jugables de la saga Ninja Gaiden, pero como siempre hay algún despistado se lo aclararemos en pocas palabras… acción frenética en tercera persona.

Ninja Gaiden, nos pone de nuevo al control de Ryu Hayabusa, en una tercera entrega que aunque nos duela a mucho de los fans, ha sufrido una gran serie de recortes, especialmente dentro de este apartado jugable, habiéndose simplificado el control y las posibilidades en gran medida, volviéndose demasiado simple y poco variado para los antiguos seguidores de la saga.

Y pese a que nos encontramos ante un buen juego, el difícil no compararlo con sus anteriores entregas, y por desgracias estas son mucho más complejas, variadas y extensas en todas y cada una de las opciones jugables.

Comenzando por el control de nuestro ninja, hay que decir que la mayoría de las acciones se realizan con suma suavidad y precisión. El control se realizará como viene siendo común mediante los dos analógicos, uno para el movimiento y otro para la cámara… vamos lo habitual. Y por otro lado, nos encontramos con los botones para las diferentes acciones, como golpes débiles, golpes duros y especiales, además de las esquivas y saltos, pero que por desgracia apenas serán combinables, y la variedad de las acciones serán un sencillo y poco entretenido machaque de botones, sin apenas profundidad, y que tal como está el mercado de los juegos de acción, dice poco del título.

A parte de los típicos ataques cuerpo a cuerpo, también podremos estar pendiente de una barra de poder o Ki, la cual llegado cierto nivel, podremos lanzar un ataque bastante destructivo, y que una vez alcanzado el nivel máximo de esta, realizaremos el ataque Ninpo, el cual hará salir de nosotros un espectacular dragón el cual destrozará todo lo que haya en la pantalla, y además nos devolverá la vida, la cual por cierto se no devolverá al completo tras cada combate.

A parte de la típica lucha, también encontraremos diferentes fases de plataformas, las cuales se superan con facilidad, ya que todo está bastante automatizado.

En lo que respecta a los enemigos, nos encontraremos con todo tipo de ellos, desde mercenarios, hasta ninjas, pasando por mutantes hasta dinosaurios… es todo muy loco y abstracto… y pareciendo en muchos momentos algo estrambótico ciertos enfrentamientos. Eso si, a favor de ellos, hay que decir que a acepción de los jefes finales, los cuales suelen tener unas mecánicas más marcadas, el resto de los enemigos poseen una IA bastante correcta.

Pero por desgracias os tenemos que comenzar a hablar de la dificultad, al cual era… si si era, una de las abanderada de esta saga, y que por desgracia ha sufrido muchísimos recortes, hasta llegar a ser en modo normal un juego bastante del montón, respecto a lo que la dificultad se refiere, siendo esto algo que dolerá especialmente a los seguidores más acérrimos a la saga, en la cual buscaban un autentico reto, incluso poniéndolo en el modo más difícil no le será demasiado complejo superarlo.

Otro de los puntos a destacar, y también negativamente, son las armas, las cuales destacan por su poca variedad, habiéndose perdido la posibilidad de cambiar de armas, personalizarlas, mejorarlas, y demás posibilidades que nos daba la anterior entrega, dejándonos en esta solo con la katana, el arco y los kunai.

La duración del modo historia es correcta, durándonos aproximadamente unas ocho horas, eso sí, siendo poco rejugable, debido especialmente a la linealidad del juego, y la total desaparición de todo tipo de ítems y coleccionables que en otras entregas nos podían dar algunos ratos más de diversión y exploración.

Fuera parte del modo historia, Ninja Gaiden 3 nos ofrece un modo de juego llamado Pruebas Ninjas, en el cual, y como su nombre indica, se nos irán proponiendo una serie de pruebas con diferentes misiones cada una, en las que podremos ir ganando experiencia con la que desbloquearemos nuevos objetos, ropas, ataques, etc, además dentro de este modo encontraremos una sala de entrenamiento frente a un sparring, con el cual podremos probar cada uno de nuestros golpes y movimientos.

En cuanto al modo multijugador, consideramos que es un añadido interesante pero no necesario, como suele estar pasando últimamente con todos estos juegos que se le implementan este tipo de extra.

El modo multijugador poseerá dos modos de juego, por un lado, el modo Pruebas Ninja, el cual junto a otro persona podremos dedicarnos a superar diferentes retos, donde seremos atacados por hordas y hordas de enemigos. Y por otro lado, el modo batallas del Clan, en el que nos enfrentaremos a muerte entre ocho ninjas.

En definitiva, un punto que hay que agradecer, pero que verdaderamente no destaca demasiado, solo alargando algunas horas el juego, ya que nos terminaremos olvidando de dichos modos.

Visualmente la saga Ninja Gaiden,  no ha destacado jamás por su preciosista apartado visual, más bien todo lo contrario, el diseño suele ser bastante oscuro, sobrio, y especialmente en lo que respecta al enemigo… bastante feo, que con ello no quiere decir que sea malo, sencillamente no entra por los ojos fácilmente.

El diseño de personaje, es correcto, habiéndose puesto especial énfasis y detalles en  el protagonista, el cual visualmente se ve bastante bien. El resto de personajes y enemigos, aunque poseen una buena calidad, no están tan pulidos como Ryu, tanto a nivel de movilidad, detallismo, etc. Eso sí, la variedad de ellos es correcta, y algunos jefes finales son visualmente más llamativos… pero como ya decíamos, el diseño artístico de estos es verdaderamente poco atractivo.

Por cierto para los no seguidores de la sangre, esta chorreará a borbotones por todos lados, siendo por otro lado una pena, para los amantes de la casquería, que no haya ni el más mínimo desmembramiento entre tanta sangre.

En cuanto a los escenarios, encontraremos desde algunos llenos de vida y de detalles, a otros tremendamente planos, cuadriculados y poco detallados. En general poseen buenos efectos de luces, buena calidad en las texturas y  un buen apartado en lo que respecta a partículas, además hay que destacar que la variedad entre todos los escenarios es bastante relevante, pasando por entornos urbanos, selváticos e incluso virtuales…

Como punto negro, a nuestro parecer, es la cámara, la cual aunque en alguno momentos de acción será capaz de mostrar imágenes verdaderamente espectaculares, habrá otros momentos en los que nos dejará total y absolutamente vendidos ante el enemigo, ya que nos enfocará desde la peor posición, cosa que nos costará algún que otro mosqueo, por no saber por dónde nos está viniendo los enemigos.

[nggallery id=202]

En lo que respecta a este apartado, se ha realizado un muy buen trabajo desde todos los puntos a tratar dentro de esta sección.

En lo que respecta a la banda sonora, nos encontraremos con música que nos meterán de lleno en la acción, con una interesante mezcla entre música electrónica, junto a folclore japonés o música rockera. El montaje que se ha realizado con ella respecto al juego, está bastante bien logrado, cambiando de ritmo perfectamente en cada parte de la historia.

Pasando al apartado de efectos de sonido, estos son potentes y bien implementados, poniendo especial énfasis en los golpes y choques de espadas.

Por último hay que hablar de que el juego nos llega subtitulado al castellano, y doblado a los idiomas como japonés e ingles, los cuales poseen una buena calidad y de interpretación.

Ninja Gaiden 3, es un buen juego pese a todo lo que hayamos podido criticar en el análisis, es divertido, se controla bien, tiene una historia interesante, visual y sonoramente atrayente, y pese a todo supone un reto, pero no es lo que de un Ninja Gaiden se espera, especialmente dentro de su apartado jugable, y como ya decíamos en un principio, es imposible no tener como referencia las anteriores entregas de la franquicia… y aunque duela decirlo, no llega al nivel… incluso como ya decíamos en mucho apartados habiéndose simplificado demasiado.

Esperemos que tomen desde el Team Ninja nota para las próximas entregas, y que piensen que un juego más simple y accesible, no es sinónimo de diversión y de trabajo bien hecho.

Pese a ello, nos reiteramos en que este Ninja Gaiden 3 es un buen juego y todos los que os hagáis con él lo disfrutareis.

Pros

  • La historia pese a lo común es interesante.
  • Ryu Hayabusa luce espectacular.
  • Sonoramente y visualmente cumple bastante bien.

Contras

  • Una bajada de dificultad escandalosa
  • La cámara no funciona todo lo bien que quisiéramos
  • Es vuelve repetitivo y lineal.
  • Excesiva simplificación del modo de combate

Facebooktwitter

5 respuestas a «Análisis: Ninja Gaiden 3»

  1. Me ha encantado el analisis… Como apunte añadiria el alto nivel de tonos oscuros en la mayoria de las zonas dejando una mala sensacion de vacio.

  2. Vale!! he vuelto a leerlo y si mencionais el tema de la oscuridad ! ainsss que cabeza la miaa!!

  3. Muy bien analizado parte por parte, me ha disgustado el bajón en la dificultad, por lo demas pinta bien

  4. Gracias¡¡ . Pese a todo, se indica que es buen juego, pero como Ninja Gaiden y sus canones jugables no lo es, y nos ha parecido que es la mejor forma de valorarlo para que no lleve a confusión a aquella persona que busque lo que los anteriores le daba.

    PoPsMaster… el juego ya no solo es oscuro si no que los diseño de los enemigos y decorados es realmente feos… pese a ello ténicamente es bueno.

    Cuantra controversia en el análisis ayyy

Deja una respuesta