Un nuevo juego independiente ha llegado este verano a nuestras manos, como siempre acompañado de buenas ideas y un bastante preciosista diseño.  El nombre de este es Unmechanical, y nos llega mediante descarga digital, de momento, en exclusiva para PC, desarrollado por el estudio Talawa Games y editado por Teotl Studios.

Así que con las expectativas altas, y con la ilusión que a los viejunos del lugar nos hacen surgir estos juegos, nos hemos puesto a disfrutarlo de principio a fin, y como no, a redactar el siguiente análisis donde os desvelaremos los pormenores de este interesante Unmechanical.

La historia de Unmechanical es de lo más sencilla, pero a la vez atrayente. Tomaremos el papel de un pequeño robot, el cual en un día de tranquilidad y parsimonia, de paseo por los verdes prados de nuestro mundo futurista, somos engullido por una tubería, la cual nos traslada a un mundo subterráneo, donde la industrialización, y un extraño mundo, nos rodeará, y donde las sombras no hará que intentamos salir cuanto antes de esa situación.

Y poco más os podemos contar, pero no porque no queramos, si no, que la historia es de lo más sencilla. Es narrada cual película de cine mudo, donde los gestos y los diferentes sonidos, serán los que nos trasmitan en cada momento lo que el guionista nos ha querido representar, en las nos más de cuatro hora que durará el título.

Pese a la simpleza de lo narrado, este nos mantendrá enganchado de principio a fin, principalmente por lo entrañable de nuestro protagonista, el cual podía haber sido mucho más explotado de lo que ha sido. Pese a ello, es interesante.

Este Unmechanical, nos presenta una aventura donde predominan especialmente los puzles basados principalmente en físicas, los cuales deberemos ir resolviendo a lo largo de la aventura para poder seguir avanzando, y conseguir traspasar una sala, para llegar a otra, y ver con ello lo que nos espera en este oscuro mundo.

La resolución de los diferentes puzles en la mayoría de los casos es sencilla. Pese a ir creciendo en dificultad a lo largo de la aventura, estos no se complicarán demasiado, eso sí, si en algún momento no sabemos qué hacer, podremos pulsar un botón el cual, mediante un bocadillo, se nos mostrará una pequeña pista de lo que deberemos realizar, pese a ello, hay algunos puzles que tendremos que darle alguna vuelta más de lo normal, pero como ya decimos sin que se nos chamusque ninguna neurona.

La variedad de los puzles es amplia, y no encontraremos dos que se nos parezcan, siendo un gran punto a favor, ya que en ningún momento nos resultará monótono ni repetitivo el juego, ya que el género de puzles es algo que ya actualmente cuesta innovar.

Por cierto, no podemos dejar de hablar de estos puzles sin destacar las físicas que el juego posee, ya que la utilización de ellas, el movimiento de objetos y la interactuación con diferentes objetos del escenario serán la base pasara resolver cada uno de estos.

Pasando ya al control del juego, se realiza con una suavidad y simpleza pasmosa. A lo largo de la aventura, tan solo utilizaremos el analógico si jugamos con mando o las teclas de dirección si jugamos con teclado, junto a un solo botón de acción, el cual mediante un rayo nos permitirá mover objetos, trasladarlos, activarlos o sencillamente interactuar con ellos… sencillo pero efectivo.

En cuanto a los enemigos… ¿enemigos?… no no de eso no hay en este Unmechanical, todo será tranquilo, y la acción nos la dará los propios puzles, así que quien busque disparos o luchas trepidantes contra seres robotizados este no es su juego. Incluso para más inri aún, no llegaremos ni a morir, ya que nuestro pequeño robot no se encontrará con ninguna situación que lo lleve a ello, así que ni enemigos ni muerte… solo pensar y más pensar… y la verdad nos gusta mucho mucho.

Por último hay que hablar de la exploración que tendremos que realizar en cada uno de los escenarios, ya que la resolución o el simple continuar, podrá hacérnoslo accesible un interruptor que se encuentre a algunos pixeles de distancia, y nos veamos abocados a regresar o explorar rincones oscuros del escenario.

En definitiva, este Unmechanical es ante todo; entretenido, intenso y lleno de retos, así que quien entre buscando otra cosa que dé un paso atrás, porque como ya veis el planteamiento es totalmente enfocado hacia la resolución de acertijos.

Como ya nos tienen acostumbrado los juegos de este calibre, nos encontramos en principio, con un bastante llamativo apartado visual, el cual esta vez tira nada más y nada menos que del Unrea Engine 3, y la verdad que se nota lo bien trabajado que está el juego.

Un diseño artístico de escenarios aunque oscuro, bastante preciosista, donde si hay que destacar algo, es sin lugar a duda los efectos de luces, los cuales gozan de un preciosismo verdaderamente increíble, y su implementación y buen uso, hace que no le tenga nada que envidiar a grandes producciones.

En lo que respecta al diseño de nuestro personaje, y de los pocos seres mecánicos que encontraremos, es original y trasmiten vida pese a ser robot, destacando principalmente a nuestro protagonista al cual le cogeremos cariño a lo largo de la aventura, especialmente por su “expresividad”.

Por el resto, destacar como ya hablábamos en el apartado anterior, del buen uso de las físicas, las cuales como ya hemos comentado son la base jugable de Unmechanical.

Pasando al apartado sonoro, nos encontramos ante un juego donde la ambientación sonora destaca por encima de todo lo demás, ya que su implementación en cada momento de la historia será lo que nos trasmita las diferentes sensaciones que esta nos quiere mostrar, ya que como os hemos comentado, los diálogos están ausentes en todo momento, solo escuchándose los típicos sonidos digitales típicos de los robots.

En definitiva un apartado técnico que nos entrará tanto por la vista como por los oídos, y que nos dejará un magnifico sabor, como siempre en estos productos tremendamente bien cuidado… que tomen nota…

Unmechanical, nos ha gustado, nos ha trasmitido muchas sensaciones, y nos ha dejado con ganas de más, cosa que no consiguen muchos juegos. Un cumulo de buenos momentos, desde que lo iniciamos por primera vez, y tras pasar su poco más de tres horas y pico.

Un juego, que pese a no innovar casi en nada, todo lo hace correcto, y que envuelve todo en un magnifico velo gráfico y sonoro, donde la ambientación será parte importante para que nos metamos de lleno en una bonita aunque típica aventura, de la cual no queremos saber mucho más, ya que esta pequeña joyita por poco más de 8 euros, nos sigue demostrando el buen hacer de estos pequeños grupos independientes.

Pros

  • La ambientación
  • La variedad de los puzles
  • El buen apartado visual y sonoro

Contras

  • La duración
  • Una historia bastante simple

Facebooktwitter

Deja una respuesta