Muchos hemos pensado que hay franquicias Nintenderas que muchas veces no pueden alcanzar a toda clase de público jugón. Y que solo están realizadas para aquellos jugadores que no llevan demasiados años en el mundillo, y que buscan con ello la simpleza o los primeros pasos dentro de este apasionante y profundo mundo.

Por eso muchos ya viejunos en la temática, de esos que en los últimos años se hacen llamar jugadores tradicionales, llegan ante ciertos juegos con un miedo enfundado y con algunos prejuicios, y se dan cuenta que al cabo de unos días jugando sin poderse desenganchar de el titulo, se están llevando un zas en toda la boca, y cayéndose con ellos un mito que ni ellos mismo entienden.

Y ese es el claro ejemplo de lo que le ha pasado a un amplio espectro de jugadores con el juego que nos traemos hoy entre manos. Ya que con ello han visto que detrás de lo que parece la mayor simpleza del mundo, se encuentra uno de los productos más completo y profundo que hace tiempo que prueban.

Así que si sois de esos, seguid leyendo este análisis, ya que os vais a llevar una más que grata sorpresa con lo que puede hacernos disfrutar este magnífico y maravilloso Animal Crossing: New Leaf.

HISTORIA

Animal Crossing, más que una historia, nos deja un folio en blanco para que nosotros nos creemos la nuestra propia desde el punto de vista de un alcalde de un pueblo al azar, que ha llegado a este lugar para ser capaz de gobernar, dirigir, amenizar, y dar vida a una pequeña población de lo más coqueta.

La historia se irá escribiendo sola, ya que iremos descubriendo que detrás de cada rincón de este pueblo en auge hay una historia simple y divertida, pero a la vez personal, que nos hará empatizar con tan raros y animalescos personajes que vivirán en nuestros alrededores.

JUGABILIDAD

Entrando de lleno en el apartado más interesante y original del juego, podemos decir que nos encontramos ante una experiencia que pocas cosas actual en el mercado son capaces de mostrarnos y darnos, y más de la forma tan bien llevada que nos lo da este Animal Crossing.

Para el que no sepa demasiado sobre esta saga, debemos de entender que nos encontramos ante un juego de un pequeño mundo abierto, donde deberemos controlar los devenires tanto de un pueblo, como alcalde que somos, como el nuestro propio, como habitante de este que somos. Por lo que la mezcla entre nuestros quehaceres laborales y propios, se entremezclarán de una forma bastante llamativa.

Nada más llegar a nuestro nuevo pueblo, deberemos tener claro que llegamos para ser el encargado de controlar y gestionar todo lo que en este se dé. Pero no solo desde el punto de vista de la gestión, si no hasta desde el punto de vista de interacción y relación con los habitantes de la zona.

Así que no todo será hacer que el pueblo tenga mejores servicios, lugares o actividades, si no que deberemos conseguir que las gentes del pueblo nos quieran y adoren, tanto hablando con ellos, como realizando toda clase de favores, que harán aumentar nuestra popularidad.

Desde una vez que lleguemos al poblado y lo nombremos, estaremos asesorados por nuestra becaría Canela. Esta nos irá guiando en todo lo que tengamos que ir haciendo a lo largo y ancho de la ciudad, tanto para iniciar nuestra vida en el pueblo como para realizar correctamente nuestro trabajo. Desde darnos los pasos a seguir para tener nuestra propia casa, hasta lo que deberemos de hacer para contentar a los pobladores nos será indicado con total claridad y originalidad.

Y esta es la base jugable del juego. Dejamos atrás la de sencillamente conseguir vivir en un pueblo con gente algo extraña, a uno que además de vivir deberemos gobernar. Y eso hace que la base jugable crezca de una forma totalmente increíble, pasando de ser interesante y completo a ser una verdadera locura simple pero interesante y divertidas, llena de posibilidades y situaciones loquísimas.

Como ya os comentamos, el juego se divide en la parte de nuestra alcaldía y la de nuestra propia vida.

En lo que a la alcaldía se refiere, tendremos todo centralizado en las oficinas del ayuntamiento del pueblo. En este tomaremos todas las decisiones que tengamos en mente, y seremos asesorados para saber cual tomar y que caminos seguir. Desde crear ordenanzas municipales, hasta construir edificios municipales, será parte importante de nuestro trabajo. Con ello conseguiremos cambiar la forma de vivir en el pueblo, y adaptarla a lo que nosotros creamos que es mejor tanto para los habitantes como para nosotros.

En esta parte de gestión hay que destacar especialmente el tema de las obras públicas. Estas son de una gran variedad. Pudiendo construir desde objetos meramente decorativos, hasta obras que agilicen la movilidad de los habitantes por el pueblo y sus alrededores. Por desgracia todo esto no será gratuito, y para todo y cada una de ellas, tendremos que conseguir amasar dinero, o como son conocidas en Animal Crossing… bayas. Estas podrán ser conseguidas mediante actos y misiones, mediante la aportación (por cierto ínfima) de los habitantes del pueblo, o mediante la venta de objetos que recolectemos, como puede ser; frutas, peces o fósiles. Siendo en general la base más importante para avanzar y mejorar en el juego.

Así que ya sabéis, si queréis ver como vuestro pueblo avanza y crece, vais a tener que vender toda cosa que tenga valor, hacer favores a todo el mundo y pedir ayuda a todo amigo que pueda aportar algo, ya que el dinero-baya como en la vida real, es el único dios verdadero.

Pasando a nuestra vida, como habitante de nuestro pueblo, tendremos que ser capaz de gestionar nuestra propia vida. Desde pagar nuestra hipoteca o realizar trámites administrativos, hasta sencillamente ir a comprar objetos a las tiendas para decorar nuestra casa. El puro afán por poner bonita nuestra casa, y por personalizar todo lo que nos rodea, hará que esbocemos una sonrisa por lo original y simpático que es todo, pidiéndonos el cuerpo más y más por ello. Juega con nuestro mero afán de coleccionismo de una forma descarada, pero los videojugadores somos así.

En lo que el pueblo se refiere, ha aumentado en tamaño respecto a la anterior versión, teniendo zonas muy diferenciadas entre ellas. Más allá de la propia zona de viviendas, edificios y cultivos, nos toparemos con zonas comerciales y de ocio. En estas encontraremos, desde tiendas de objetos o ropa, hasta un museo o una discoteca, entre otros muchos lugares que os emplazamos a descubrir y utilizar, ya que las sorpresas y posibilidades serán muchas.

Llegada esta parte, tenemos que hablaros de una las cosas más interesantes del juego, la cual no es otra que los ciclos horarios. El juego funciona en tiempo real, es decir, el reloj de la consola coincide con el horario que hay en nuestro juego. Por lo tanto, a las doce del medio día, el sol estará en lo más alto y el pueblo estará lleno de vida. Y a las dos de la madrugada, la gente descansará en su casa y hasta las propias tiendas estarán cerradas. Así que atentos a la hora que jugamos y a los horarios, ya que la experiencia será muy distinta en cada franja horaria.

Además, esta posibilidades horarias también marcará el devenir de las cosas, por ejemplo, si hemos plantado un árbol, este no crecerá rápidamente, si no que deberemos de esperar unos días para verlo crecer, o si hemos enviado una carta tendremos que esperar a que llegue a el destinatario en los siguientes días. Todo en este Animal Crossing tiene su tiempo, y esto nos gusta.

Otro de los puntos que harán aun más divertida la experiencia con el juego, será la inclusión de eventos o minijuegos, los cuales irán apareciendo de forma esporádica a lo largo de los días, y nos sorprenderán con cantidad de situaciones bastante locas.

Por el resto solo nos queda conocer las gentes del pueblo, interactuar con ellas, reformar la casa, coleccionar objetos, comprar muebles, vender en las subastas… etc, etc, etc.

Como ya veis, las posibilidades de este juego son inmensas. Detrás de su simpleza, nos encontramos con una cantidad de acciones increíbles, para las cuales solo necesitaremos unos cuantos ratitos al día. Nada de estar enganchado horas y horas, ya que el tiempo lo será todo en este Animal Crossing.

Por último, y antes de pasar a la parte técnica, no nos podemos dejar atrás las posibilidades online, las cuales nos permitirán desde visitar los pueblos de nuestros amigos, hasta conseguir que hasta tres de ellos vivan en el nuestro. Además, esto no será meramente visual, si no que podremos intercambiar objetos, regalos, etc, lo que hará que la interacción sea total e incluso útil, y haciendo ya que el juego alcance unas cotas de adicción y ansias por ver un poquito más de él verdaderamente épicas.

APARTADO TÉCNICO

Detrás del apartado técnico que posee el juego, y que muchos considerarán infantil. Hay que decir que se encuentra un más magnífico trabajo tanto a nivel visual y sonoro, con cientos de matices y detalles que hacen de esta obra la mejor de la saga, y sin lugar a duda un increíble y minucioso trabajo que engrandece el potencial de Nintendo 3Ds.

Desde el punto de vista gráfico, este Animal Crossing destaca por su sólido y colorido apartado visual. Un mundo creado con una estética desenfada, pero a la vez llena de detalles verdaderamente destacables.

Todo se mueve en un entorno tridimensional con cantidad de detalles en su mapeado. Desde los increíbles ciclos de día y noche, pasando por las zonas de arboleda, hasta las zonas de playas, sin dejar detrás las zonas de casas. Cada una de ellas con una calidad artística encomiable, y llena de esa vida que acompaña a cada rincón de este Animal Crossing.

Como ya os decimos todo tendrá vida, y será cambiante. Detalles como los cambios climatológicos dinámicos serán muy destacables, o efectos como el caer de las hojas o el brillar de las luciérnagas será algo que nos deje ensimismados delante de nuestra pequeña pantalla.

Pero si bonito son los exteriores, cuando llegamos a los interiores de los edificios la cosa no queda atrás. Cantidad de muebles, pinturas, cuadros, y demás objetos, darán vida a las casas y edificios, hasta llegar a un lujo de detalles bastante increíble.

Por último hablar de los propios y dicharacheros personajes, los cuales se moverán con una suavidad y una coherencia increíble por los escenarios. Con muchas más animaciones y detalles en sus vestimentas y movimientos, que los harán únicos y entrañables.

Pasando a el apartado sonoro del juego, tenemos que destacar por encima de todo la más que pegadiza banda sonora del juego, con esos toques de felicidad auditiva que bien nos tiene acostumbrados la saga. Las melodías irán cambiando de hora en hora, lo que hará que el repertorio nunca se nos haga repetitivo, en un juego que debemos de echarle tantas horas.

Por último hay que reseñar la perfecta traducción e incluso localización a nuestro idioma. Siendo también destacable que para ello han tenido que realizar un más que notorio esfuerzo, ya que la cantidad de texto que posee el juego es muy amplia y difícil de adaptar a cada zona mundial, ya que  posee muchos típicas frases que solo se dan en esas zonas. Una verdadera maravilla.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Animal Crossing es toda una experiencia jugable, una delicia para todos los amantes de los videojuegos, al cual le podremos echar todo el tiempo que nos apetezca y siempre conseguirá sorprendernos y hacernos que necesitemos más y más de él.

Este nos propone algo que nadie nos propone, el poder disfrutar de libertad dentro de una suma sencillez encubierta. Dentro de un mundo que parecerá simple, pero que es de las cosas más complejas y completas que hemos vivido desde hace tiempo.

Un juego que no debéis dejar pasar, y que no debe echaros atrás por sus estética, ya que os arrepentiréis de no poder disfrutar de una de las experiencias jugables de los últimos años, que engrandece aún más, el tremendo catalogo que nos ha puesto sobre la mesa Nintendo para su portátil. Imprescindible para todo poseedor de 3Ds.

LO MEJOR

-Adictivo a más no poder

-El sistema de horarios

-Su increíble profundidad detrás de la sencillez

-Técnicamente muy detallista

LO PEOR

-El que te tengas prejuicios por su estética desenfadada

“Nuestra forma de valorar los juegos

Facebooktwitter

Una respuesta a «Análisis: Animal Crossing New Leaf»

Deja una respuesta