De la mano del creador de Mega Man y de Onimusha tras la creación de su nuevo estudio  llamado Comcepts, es decir, Keiji Inafume. Nos llega un nuevo juego bajo el sello de Level 5, dentro de su colección de juegos de personas importantes dentro de la industria del videojuego japonés.

Un juego que lleva el nombre de Bugs vs Tanks!, y que llega directo a la tienda de descarga digitales de Nintendo 3DS, la eShop. Un producto raro a más no poder, con más defectos que virtudes de lo que es de esperar de un grande como es este creativo.

HISTORIA

Cosas esperpénticas se han visto en los videojuegos, por lo que ya no nos sorprende casi nada. Pero lo que han creado en este Bugs vs Tanks alcanza unas cotas bastante altas.

Todo nos lleva a grupo de tanques del ejército alemán en la Segunda Guerra Mundial, los cuales si saber muy bien debido a qué, han sido reducidos a un tamaño minúsculo. Tanto que han pasado de tener miedo a las bombas para tenerlo a él más mínimo insecto que para ello ahora es un autentico monstruo. Esto nos llevará a vagar por la tierra en busca de la solución a nuestro nuevo gran problema.

Rara y efectiva, pero difícil de digerir por la gran mayoría del público, por lo menos occidental. Pese a no estar mal narrada y tener cantidad de textos que nos explican y convencer de la situación de una forma incluso graciosa, no termina de entrar.

JUGABILIDAD

Pero bueno… ¿qué es lo que nos quieren presentar con este Bugs vs Tanks? Pues el concepto es sencillo, aunque no demasiado bien llevado. En el juego controlaremos uno de los tanques de ese escuadrón, atreves de diferentes zonas llenas de peligros y mapeados muy enrevesados, con el poder de nuestro armamento o con la inclusión de algunas partes de sigilo con tanques… ya os decimos que todo es raro.

El juego se dividirá en una serie de misiones que iremos desbloqueando a medida que cumplimos la anterior, en la cuales tendremos gran variedad de situaciones. Estas nos llevarán desde tener que destruir enemigos, defender una base o rescatar a un aliado, siendo en la mayoría entretenidas. Pese a los problemas que existen.

Dentro de estas fases, nos encontraremos con situaciones donde una serie de puntos en un radar nos indicarán los objetivos, y en otras donde nuestra misión será explorar todo el mapa para dar con la conclusión. Efectivo pero no tan aclaratorio como desearíamos.

Pasando a la parte del control, no podemos decir otra cosa que este es nefasto. Pero no tanto en el movimiento del propio vehículo, el cual no va del todo bien pero se puede remediar sus carencias, si no por lo que al disparo se refiere. En un principio nos dan a escoger entre dos tipos de disparos, el manual o el automático. El primero es incontrolable, así que no tengáis ni la más mínima intención de activarlo. Y el segundo y automático, sencillamente va a su ritmo, ya que parece que jamás da a los enemigos, que falla o que apunta a otro lado… no lo terminamos de entender como es tan difícil.

En cuanto a la dificultad del juego, decir que no es tan difícil por culpa de los enemigos, si no por lo que ya os hemos comentado del terrible sistema de control. Siendo de gran frustración que una fase prácticamente guiada y sin mayor dificultad, la tengamos que repetir por absurdeces del control.

Los enemigos son relativamente variados, con una inteligencia artificial bastante nula, y con movimientos predeterminados, que nos harán que tan solo con un segundo de observación sepamos lo que van hacer. Eso sí, algunas veces veremos cómo estos sufren de cantidad de bugs y demás fallos especialmente en su reacción, ya que una vez salido de su movimiento predefinido todo puede suceder.

Por último hay que hablar del modo multijugador cooperativo de hasta cuatro jugadores, con gran variedad de fases especialmente diseñadas para este modo. Para su disfrute tendremos que tener cada uno el juego en nuestra consola, además siendo solo posible jugar en modo local.

APARTADO TÉCNICO

Llegando a la parte técnica, por desgracia el juego no sale de su nivel bastante bajo, ya que ni visual ni sonoramente el juego cumple los cánones mínimos actuales.

Dentro del apartado gráfico destaca sobre todo los casi nulos detalles que posee los escenarios, unos modelados horribles de cada uno de sus rincones, y un colorido triste, que ni por ello nos alegra la vista, si no que nos echa atrás.

En cuanto a los bichos y tanques, posee algún que otro detalles más que los escenarios, cosa que no es difícil, y que termina por echar por tierra al apartado visual.

En lo que al apartado sonoro se refiere, este pasa de puntillas y sin hacer ruido, con poco que destacar pero tampoco criticar.

Por último decir, que el juego nos llega en ingles completamente. Siendo otro punto más negativo para los que quieran adquirir el juego y no estén puestos en dicha lengua.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

No entendemos con qué intención sacan al mercado este tipo de juegos. No sabemos cuánto le ha podido costar, cuanto tiempo les ha llevado, pero lo que sí sabemos es que por poner un nombre de un creativo importante en la portada de un juego, no tiene por qué ser un gran juego.

Un desastre por donde lo miréis. Que pese a que seáis fans de los tanques y de las cosas raras japonesas de bichos gigantes no os lo recomendamos.

LO MEJOR

-La idea

-Algunas fases pueden entretener

LO PEOR

-El control es horrible

-Visualmente deja mucho que desear

“Nuestra forma de valorar los juegos

Facebooktwitter

Deja una respuesta