Nos toca disfrutar de una villa bastante especial

Capcom ha regresado. Y lo hace con uno de sus sagas más míticas. Y con uno de los lanzamientos más importantes de este 2021. Y es que una nueva entrega numerada de Resident Evil es siempre un evento para los seguidores no solo de la franquicia, sino para los amantes del terror videojueguil en general.

Una nueva entrega que sigue los pasos de la anterior. Donde la primera persona, la intensa narrativa, y un planteamiento donde la acción y exploración se mezclan, para terminar, plasmando una nueva, intensa y espectacularmente bien acabada octava entrega que no deja indiferente a nadie que se quiera internar en esta terrorífica Village.

Fecha de lanzamiento 7 MAYO 2021
Desarrolladora Capcom
Distribuidora Capcom
Plataformas PC – PS5 – PS4 – XBOX ONE – XBOX SX
Versión Analizada PS5
Idiomas Voces/Texto ESPAÑOL/ESPAÑOL
Número de jugadores 1

NOTA: 8’5

Entrando en lo que nos plantea esta octava parte. Os tengo que decir que mantiene los derroteros jugables que revolucionó la séptima entrega. Es decir, me he encontrado con un juego en primera persona. Donde la acción, los puzles, algo de exploración y una buena dosis de acción, se mezclan en una intensa, oscura, variada y divertida aventura que no te da ni un segundo de respiro. Y que consigue enmarcarte en un universo muy bien planteado, aunque mucho más directo que las anteriores entregas.

Y es que este nuevo Resident Evil propone un juego mucho más fijado en su hilo narrativo. En centrarnos y no dejarnos salir de su historia, de su intensidad, y de su guion que nos plantea desde sus inicios. Quitando con ello gran parte de la exploración y libertad de movilidad por el universo, pero con ello aumentando la carga de tensión que nos quiere inyectar… y ciertamente lo consigue.

Todo ello ante un correcto diseño de escenarios. Llenos de momentos que os van a dejar sin aliento. Y aunque no destacan por su enrevesado planteamiento, más bien todo lo contrario. Os aseguro que para los derroteros que ha tomado la saga le vienen bastante bien a nivel de tener controlado al jugador y ese mundo que se ha creado para la ocasión… y con ello.

Por otro lado, la acción está bastante bien acabada. Con un buen sistema de gestión de armas y su utilización. Al que se le unen momentos de esquiva o contraataques que le dan variedad de posibilidades a la acción. Y donde destaco además un buen trabajo con lo que se refiere a los enemigos de todo tipo. Subrayando los carismáticos y divertidos enemigos más especiales y sus mecánicas.

Eso sí, se ha simplificado bastante la parte de gestión de inventario, o las posibilidades de creación o compra de armas. Casi todo centrado en un personaje que, bajo pago, nos permitirá gestionar la personalización y elaboración de nuevos objetos y consumibles.

La parte de los puzles me ha dado la sensación de estar algo por debajo del resto del diseño y del potencial dentro de los niveles que suele proporcionarnos la saga. Resultado en la mayoría bastante básicos y fáciles de resolver. Aunque como siempre, muy bien integrado con el universo que nos rodea y su narrativa.

Por lo que se refiere al tiempo que nos ha durado la aventura. Esta no supera la decena de horas siendo bastante completista y, habiéndome tomado todo con bastante tranquilidad. Teniendo una duración más que bien planteada para sacar el máximo rendimiento tanto jugable como narrativo a una experiencia de este tipo. Y donde la dificultad no va a influir demasiado ya que no es un juego que en condiciones normales sea un problema para que nos podamos quedar atascado en diferentes zonas, sean de acción o de puzles.

Además, hay que destacar la inclusión de otro modo jugable más allá de la propia historia principal. Y que para disfrutarlos tendremos que acabar esta. Y este no es otro que el modo Mercenarios. En el que nos dedicamos a hacer el mayor número de bajas posibles y de puntos para aumentar con ello nuestro potencial. La verdad que muy adictivo. Y en el que solo he echado de menos una vertiente online.

Desde el punto de vista narrativo. Os tengo que aclarar, que me he encontrado metido de nuevo en el papel de Ethan Winters, el que fue el protagonista de la anterior entrega. Y que esta vez se ve enfrascado en la intensa búsqueda de su hija en un pueblo en una zona montañosa que pone realmente los pelos de punta. Para el que se ha creado un alocado universo donde seguir un hilo argumental es mucho más complejo y sin sentido de lo que pueda parecer en un principio. Destacando especialmente por el carácter y la guionización de los muy bien tratados personajes. Que seguramente nos quedarán bien marcados en nuestra mente durante mucho tiempo.

La parte gráfica es realmente sobresaliente. Destacando por encima de todo el diseño artístico del juego y, el carisma que se la ha dado a los personajes y las diferentes zonas de este macabro lugar. A todo ello hay que añadirle un muy buen trabajo en lo que se refiere a los tétricos y agobiantes escenarios. Y a un increíble trabajo de diseño, modelado y animaciones de los personaje y seres con los que nos vamos a ir encontrando a lo largo de la aventura. Todo ello bajo un intenso trabajo de iluminación y oclusión ambiental, que terminan por hacer de este Resident Evil una delicia visual.

Por lo que se refiere al apartado sonoro. Este vuelve a tener el notable nivel que ha caracterizado siempre a la saga. Y es que el trabajo de ambientación y sonoridad inmersiva es realmente apabullante. Y donde la muy bien implementada sonora, y un impecable doblaje al español, terminan por dar una experiencia sonora de lo mejor que he escuchado en mucho tiempo.

Resident Evil ha regresado bajo su nuevo concepto, su nuevo universo, y su siempre impecable calidad en todos sus puntos, que Capcom sabe hacer y trasmitir al jugador tanto de nueva hornada como a aquel que viene de las primeras entregas.

Y es que hay que reconocer que el cambio a la primera persona. Este toque terrorífico donde la narración y la acción se mezclan con otros muchos puntos jugables. Han terminado por hacer de esta nueva entrega, y de la franquicia en general, un juego intenso, muy divertido, y con un potencial técnico apabullante que os aseguro que nadie que se acerque a él va a salir decepcionado de una de las experiencias más interesantes dentro del género que me he podido echar a mi cuerpo, y que no desmerece para nada llevar ese titulo que tanto peso tiene dentro del sector.

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Código digital proporcionado por Koch Media

Facebooktwitter