Análisis: Enslaved Odyssey to the West

Enslaved, el nuevo y esperadísimo juego creado por los estudios Ninja Theory y distribuido por Namco Bandai, ya está entre nuestras manos. Las expectativas son muchas, y con cada imagen, video o noticia esta han ido creciendo hasta llegar a ser uno de los juegos más esperados del año por los amantes de las aventuras de acción.

Con un apartado visual increíble, con muy buenas perspectivas jugables y con una historia que parece muy interesante, estamos a punto de entrar a destripar uno de esos juegos en el que tenemos puestas muchas expectativas… estás ¿se cumplirán?

Una historia en la soledad…

Nos encontramos en un mundo 150 años en el futuro, un mundo totalmente diferente al que conocíamos se muestra ante nuestros ojos. El ser humano ya no es el dominador de la Tierra, más bien es el perseguido… pero ¿por quién?.

El mundo está controlado en su totalidad por unos robot súper avanzados llamados Mecas, los cuales se dedican a recolectar a los humanos y trasladarlos a sus naves para no se sabe qué hacer con ellos… cosa que iremos descubriendo a lo largo de la aventura.

Nuestra historia comienza justamente en una de esas naves, encerrado en una capsula cárcel de la cual no podemos salir, hasta que por una pequeña ventana que esta posee, vemos que en la capsula frente a la nuestra una joven consigue escapar, y manipulando una terminal descontrola tanto la nave como todo sus sistema de seguridad, dejando libre a todos los presos, entre ellos a ti mismo, Monkey.

Tras escapar de tu celda, comienzas a perseguirla, sabiendo por intuición que ella sabe lo que hace y que es nuestro camino a la libertad.

Y hasta aquí os puedo contar…  porque una de las cosas que hacen grande a este juego es sin lugar a duda su  increíble y personal historia. Una historia con personalidad propia, donde la soledad y el miedo a lo desconocido hacen mella en nuestros protagonistas.

Estos son dos jóvenes que vienen de lugares muy distintos; Trip, es una joven de un poblado de las montañas, con grandes cualidades y conocimientos en tecnología, y Monkey es justamente todo lo contrario, procede de los bosques, con una infancia solitaria y dura, habiéndose criado entre la naturaleza, por lo cual posee grandes cualidades físicas. Pero lo avatares del destino hace que estos se unan en esta aventura, y se dirijan hacia un fin que ni ellos mismo imaginan.

Enslaved nos trae una de las historias del año, solo para aquellos que ven un poco más allá de los músculos y las armas. Una historia de personas, sentimientos y sacrificio por los demás… increíbles. En un mundo donde prima la soledad y el miedo nuestros amigos tendrán que vagar por parajes increíbles. Una historia muy bien contada y llevada, con un final que no dejará indiferente a nadie. Una historia que engrandece un poco más el mundo de los videojuegos.

Jugabilidad

Quizás sea el apartado que más nubes y claros se le puede achacar al juego. En el juego controlaremos al ágil y fornido Monkey, recibiendo la ayuda de nuestra acompañante.

Nos encontramos ante un juego de acción aventura, con momentos de Hack and slash, momentos de plataforma y otros de puzles.

Aunque todo estos tipos de juegos lo hace muy correctamente, ninguno de estos apartados destaca por nada en especial, más bien a mi parecer son llevado a la mínima expresión por su sencillez.

En los combates, apenas hay variedad de golpes, todo se reduce a uno débil y otro más potente, los cuales se realizan con un solo botón, un bloqueo una honda que paraliza a los enemigos, siendo solo ampliados o mejorados este catálogo mediante unas mejoras gracias a Trip, las cuales te dan varios nuevos ataques combinando botones, y mejoras en la resistencia, vida y en la honda de paralización, las cuales pueden comprarse gracias a unas orbes de energía que iras recogiendo o dejaran los enemigos al ser destruidos.

Una simpleza en la lucha que puede terminar convirtiéndose en un machaca botones.

Respecto a su parte plataformera, llega a niveles irrisorios de simpleza, solo os digo, que es básicamente imposible morir. Para saltar de plataforma en plataforma simplemente hay que pulsar un botón y direccionar el analógico hacia ella… nunca falla.

Por último hablaremos de los puzles, los cuales quizás sean lo más interesante de la jugabilidad del juego, ya que te harán comerte la cabeza para no ser visto por los mecas y realizar  la acción o misión que necesitemos cumplir, para continuar adelante. Para ello contamos con un par de acciones que te ayudaran a superarlos, como es el señuelo o hacer que tu acompañante corra para cubrirse. En conclusión, unos puzles que son la verdadera esencia del juego y que están perfectamente implementados, con acción y plataformas.

En cuanto a su dificultad, Enlaved, como decirlo… fácil. Un juego realmente sencillo, que incluso en niveles de dificultad altos no supondrá ningún reto para los jugadores más experimentados, eso sí resultará entretenido por la variedad de situaciones.

Un punto que hay que mencionar antes de que termine este apartado y el cual aunque es técnico, afecta terriblemente a la jugabilidad es su cámara, la cual cambian muchas veces de perspectiva cuando variamos de zona, y verdaderamente confunde, ya que en un momento en que te diriges hacia una dirección esta cambia bruscamente y no sabes hacia donde ir.

En cuanto a sus modos de juego, sencillamente no existen, simplemente tiene su modo historia, con sus tres dificultades posibles y poca cosa más, lo que hace del juego poco rejugable.

En conclusión un apartado jugable que se podría definir con la palabra simple, que aporta poco, pero eso sí lo que hace lo hace muy correctamente.

Apartado Gráfico

Enslaved, nos muestra un apartado gráfico excelente, llegando en ciertos momentos a unos niveles de preciosismo que solo ciertos juegos muy señalados son capaces de mostrarnos. No es solo que su apartado gráfico sea bueno, su principal logro es debido a su apartado artístico, un colorido, una iluminación y una belleza fotográfica en la que nos chicos de Ninja Theory se han esmerado y empleado a fondo.

Unos decorados perfectamente ambientados, en esa época postapocaliptica que nos quieren mostrar. Todo formado por ruinas de lo que en su día fue la civilización humana. Todo cubierto por una espesa vegetación, la cual ha ido tapando todo a su paso. En definitiva unos decorados que transmiten esa sensación de soledad y desolación en la que ha quedado convertida la tierra. Totalmente increíble.

[flagallery gid=100 name=»Enslaved Analisis»]

Respecto a sus personajes también hay que destacar su magnífica calidad técnica, con unas muy buenas texturas y unas maravillosas animaciones faciales, unas de las mejores que he visto en esta generación de consolas. Respecto a los enemigos, su diseño es muy interesante, con gran calidad de lujo de detalles.

Pero no todo es perfecto y maravilloso en Enslaved. Algunos puntos negros se han podido encontrar, aunque más que encontrar han saltado a la vista. Lo primero que tengo que destacar, es que se nota la utilización del Unreal Engine, un motor gráfico que aunque tremendamente pulido y utilizado, continua lastrando una serie de errores no admisibles. El principal es el lento cargado de texturas, las cuales en muchos casos tardar casi un segundo en parecer.

Por otro lado los movimientos de los personajes, aunque tienen muy buena captura, se realizan demasiado bruscamente, quitándole realismo a ellos. Por lo demás poca cosa, excepto algún bug que nos hemos encontrado y nos ha hecho reiniciar algún punto de control, no hay nada más malo que reseñar.

En conclusión, una autentica belleza visual, con un diseño artístico que demuestra que esto es un arte, y a excepción de algún error anteriormente comentado, estamos ante una de las bellezas jugables del año.

Apartado Sonoro

En cuanto a su banda sonora, nos encontramos ante una muy especial, la cual mezcla perfectamente el estado tribal de uno de los protagonista con el estado tecnológico de la otra, creando una especia de música electrónica con efecto tribales y de la naturaleza que le viene como anillo al dedo, y que acompaña en cada instante perfectamente a la acción.

En cuanto a sus efectos de sonido, hay que decir que son claros, buenos y muy contundentes, llenos de explosiones, sonidos metálicos y de armas de fuego.

Y como último, y no menos importante, si no todo lo contrario, nos encontramos ante un apabullante doblaje, de una gran calidad y para más inri totalmente en castellano, increíble ya que te mete totalmente en la acción  y te transmite en todo momento el estado emocional de los protagonistas.

En definitiva un apartado sonoro digno de mencionar, que aunque no llega a niveles de magistral, cumple con creces.

En conclusión… el viaje se termina

Enslaved no es ni mucho menos lo que esperábamos, es algo distinto a ello, una historia personal con tintes melancólicos, en el que vamos siempre guiados por el miedo y la soledad de un mundo que ya no conocemos. Con un apartado técnico increíble y una historia de esas que te llegan al corazón. Un juego al que como única pega se le puede poner su jugabilidad, pero no como mala si no como simple, y su poca dificultad. Pero cosas que no enturbian este apasionante e increíble juego e historia, que a más de uno hará emocionarse, guardando en su corazoncito parte siempre de Trip y de Monkey.

Pros

-Maravilloso apartado artístico.

-Buena banda sonora y doblaje.

-Su historia llega muy hondo.

Contras

-Su dificultad es inapreciable.

-La cámara en algunos momentos.

-La simpleza tanto en los combates como en las plataformas.

“Disponible en: Ps3, Xbox 360” “Analizada la versión: Xbox 360”

Facebooktwitter
4 comments to “Análisis: Enslaved Odyssey to the West”
  1. Me alegro que te haya gustado… Un gran juego pero como todo… no hay nada perfecto. Ya lo disfrutarás¡¡¡ 😉

  2. Un buen analisis para un buen juego. La verdad es que es una pena que falle en cosas tan simplonas como la cámara. Enhorabuena de nuevo caballero.

  3. Gracías Franly… son fallos que aunque estan ahí, una historia y un apartado artístico tan bellos hacen que estos no nublen un juego de tan tremanda calidad y profundidad.

Deja un comentario