Análisis: Fallout New Vegas

TODAVÍA HUELE A YERMO CAPITAL….

Con este título damos paso a lo que será el análisis de uno de los juegos más esperados de lo que va de año, un juego que continúa por la senda del triunfo que su antecesor, Fallout 3 marcó y que con sus propios añadidos hacen de él un serio candidato a juego del año. Obsidian tenía la dura papeleta de conseguir elevar su título, como mínimo, al mismo nivel que ZeniMax junto a Bethesda lo hizo con Fallout 3. Pero después de horas y horas de juego, hemos llegado a la conclusión de que no solo lo ha conseguido, sino que en algunos casos supera la propuesta que en su día nos ofrecieron Bethesda con aquel maravilloso juego del año 2008, Fallout 3.

EPOPEYA HACIA LA CIUDAD DEL PECADO

Pues sí Pixeles, esa es la sensación que transmite en todo momento este juego desde que lo empezamos hasta que llegamos al Strip de New Vegas, la sensación de vivir un largo y asombroso viaje por todo el desierto del Mojave, atravesando trampas, peligros, conociendo gente de lo mas variopinta e introduciéndonos en el mundo de Fallout como ningún otro juego consigue hacerlo, hasta que por fin llegamos a esa ciudad donde todo vale y en la que el pecado y la codicia dan rienda suelta a nuestra imaginación, esto es New Vegas.

El argumento de esta epopeya tiene lugar en el año 2281, cuatro años después de lo acontecido en Fallout 3 y 204 años después de la convulsa guerra nuclear, que arrasó con todo en USA, pero que por caprichos del destino, dejó un lugar de lo más habitable, el Strip de New Vegas, lo cual no significa que no tengamos un mapeado de lo más triste y solitario, de hecho el desierto de Nevada, incluso, nos evocará más sentimiento de soledad del que nos evocaba Yermo Capital, debido a que los ciudadanos del Mojave no son muy amigos de viajar por el desierto, siempre temerosos de las criaturas tan poderosas y radioactivas que habitan el lugar, y por tanto siempre intentarán hacer su vida en los asentamientos de toda nueva California.

Bajo este contexto, aparecemos nosotros, un mensajero que trabaja para el Mojave Express y que tiene el encargo de llevar un paquete sin conocimiento alguno de su contenido al strip de New Vegas. Lo que parecía una empresa fácil se convertirá en el eslabón más importante de este juego, y es que de una manera extraña, sin querer desvelar nada del argumento principal, nos encontramos arrodillados frente a un grupo de gorilas liderado por un tipo de lo más misterioso, un tal Bernny, el cual después de una breve charla poco reveladora nos introduce una bala en la cabeza dejándonos “casi” muertos y llevándose el susodicho paquete consigo.

En efecto digo casi porque acto seguido, aparecemos en la cama de un médico de GoodSprings, primer emplazamiento a descubrir en el juego y donde haremos nuestros primero pinitos con los controles y la jugabilidad del título. En la enfermería, el médico nos explica todo lo acontecido hasta ese momento, nos explica que fuimos asaltados por un grupo de hombres misteriosos y que un Robot Parlanchín llamado Victor, ser de lo más extraño, nos recogió medio moribundo y nos trajo hasta él. A partir de aquí tendremos que introducirnos en una búsqueda sin cuartel, investigando todo lo que puedas sobre este grupo de asaltantes para así poder darles caza y averiguar porque nos hicieron tan cruel acto.

Sin duda alguna un argumento que nos dejará pegados a la silla durante más de 100 horas de juego entremezclando misiones de la trama principal y un gran número de misiones secundarias, algunas con un nivel de carisma altísimo y otras ya no tanto, dando a entender que se han metido con calzador para rellenar horas de juego, pero que por supuesto son las menos.

No dejéis escapar la oportunidad de probar esta aventura que a muy buen seguro os dejará un gran sabor de boca.

REUTILIZANDO UNA FÓRMULA GANADORA (JUGABILIDAD)

Hablar de jugabilidad en Fallout: New Vegas es decir proyecto continuista 2.5, y digo esto porque en este caso si se nota el toque personal que Obsidian le ha dado a su juego con respecto a lo visto anteriormente en Fallout 3, pero siguiendo con la misma mecánica de este.

Nos encontramos ante un shooter RPG donde tendremos que realizar misiones ya sean de trama principal ó secundarias, y donde tendremos que cargar de experiencia a nuestro personaje aplicándole nuevas habilidades según el nivel que vayamos alcanzando. En este sentido se nota el primer toque personal que Obsidian a tratado de trasmitirle a su juego, y es que en este sentido no será tan fácil y rápido subir de nivel e incluso, en determinados niveles alcanzados no nos dará opción de agregar nuevas habilidades, por tanto el juego se hace más pausado en este sentido y mucho más táctico. Es más, cabe destacar la dificultad que desprende el juego en los combates según los niveles de los contrincantes, y es que ahora no podemos ir a cualquier parte del Yermo puesto que en nuestro viaje nos encontraremos con seres mutantes que tendrán mucho mas nivel de experiencia que nosotros y nunca podremos salir airosos de una pela contra ellos, por tanto mucho más RPG que hará las delicias de los amantes del género.

Cabe destacar también el sistema de carisma y el de facciones, siendo estás una de las inclusiones más importantes que Obsidian nos ofrece en su título.

Gracias al sistema de carisma, podremos ser más entrañables en diferentes poblaciones del desierto del Mojave o por el contario ser totalmente vilipendiado y en este caso mejor ni acercarse por dichos lares. Y os preguntareis, ¿Cómo conseguimos que unas poblaciones nos idolatren mientras, otras nos quieran echar a patadas? Pues en esto se centra el sistema de carisma.

Básicamente durante el proceso de adaptación al juego iremos conociendo como funciona este sistema, y no es más que realizar ciertas misiones para dicha población ya sea por que esta se encuentre en algún tipo de problemas y nosotros tengamos que ayudarles ó simplemente por que nuestros actos les beneficien. Pero claro, en este sentido nos encontraremos casi siempre con dos tesituras, si ayudamos a unos enfadaremos a otros o viceversa, y es que Obsidian en este caso ha conseguido dar con gran acierto, sentido a todo lo que hagamos, por tanto siempre que queramos ayudar a ciertas personas o poblaciones tendremos que pensar que es lo correcto, porque siempre habrá alguien que salga mal parado por tus acciones y por tanto serás rechazado por dicha población. Por último cabe destacar otro gran acierto por parte de Obssidian en este sistema, y es que gracias al mapa, los jugadores siempre podremos saber en todo momento cual es nuestra reputación dentro de cada poblado o emplazamiento, y así saber donde seremos bien o mal recibido.

[flagallery gid=136 name=»Fallout New Vegas analisis»]

Gracias a este sistema Obssidian a conseguido dar mucho más protagonismo al jugador y por tanto hay que ser agradecido con tamaño trabajo en este sentido.

En referencia al sistema de facciones, hay que destacar que en este sentido, Obsiddian a tratado de incluir con gran acierto un sistema que ya antes quiso incluir en una continuación de Fallout 2 pero que no pudo llegar a buen puerto puesto que la franquicia fué comprada por Bethesda y Zenimax, dejando todas estas ideas en el tintero, pero que lejos del olvido hoy han sido incluidas y con grandísimo acierto.

Sobre el sistema en si, básicamente, comentar que se trata de una serie de facciones con fines políticos dentro del juego, y que en este caso también entra un poco los ideales de cada jugador para seguir a una facción y por consiguiente odiar a las demás. Lo cierto es que viendo todo estos argumentos hay que decir que uno de los objetivos, y cumplidos además, que Obssidian a tratado de desarrollar con su título es el de dar mucho más protagonismo al jugador y sus decisiones. Por tanto, tenemos varias facciones, que van desde las más importantes, Republica de Nueva California (RNC), con un claro ideal democrático, y la Legión del César claramente más represiva, hasta las facciones menos importantes pero que también juegan su papel dentro del juego.

La RNC y la Legión, juegan un papel muy importante en la trama principal, y es que se encuentran en una guerra territorial por conseguir el control de la presa Hoover, que según dice, quien la controle dominará New Vegas. Sin contar nada de la trama cabe destacar que en esta batalla nos veremos más de una vez envueltos, y tendremos que decidir a que facción ayudaremos, teniendo por consiguiente el efecto de rechazo a la facción que no ayudemos. En este caso tendremos que hilar muy finos, porque según la decisión que tomemos se nos activará una u otras misiones secundarias, que la facción amiga nos ofrecerá por ayudarles.

Siguiendo con este amplio sistema de facciones, cabe destacar el control territorial de las mismas, ya que cada población estará controlada por una facción y otra dependiendo de quien tomó el control de la misma en su momento. En este sentido se ve claramente el ideal más benévolo de uno y malévolo de otro, y es que mientras la RNC trata de ayudar siempre a sus poblaciones controladas, la legión las somete al yugo de una dictadura cruel y opresiva. Como podéis ver conmigo, Obsidian, ha conseguido crearme un ideal dentro del juego, y con total seguridad lo conseguirán con ustedes queridos píxeles, lo cual es un acierto más que mayúsculo.

Entrando en materias de combate, comentar que no ha cambiado en nada. En este sentido seguimos disponiendo de infinidad de armas, algunas repiten y otras son totalmente nuevas. Cabe destacar el gran número de armas del que ahora podremos disponer con respecto a Fallout 3. Número que podremos ver aumentados gracias al sistema de mejoras de armas que han implementado con gran acierto, pudiendo añadirle todo tipo de accesorios a nuestras armas o incluso tipos de munición para su uso, bien por Obsidian. Destacar que repite el VATS, que para los que no hayan jugado a Fallout 3 decir que es un sistema de pausa en combate donde podremos elegir las partes del cuerpo del enemigo que queremos atacar, teniendo un porcentaje de acierto visible en todo momento, y que dependiendo del arma y de la distancia a la que estemos, o la experiencia que tengamos será mayor o menor.

Como punto fuerte y novedoso, tenemos el sistema de compañeros. Ahora en Fallout: NV no iremos solo siempre que no lo deseemos. Es cierto que ya en Fallout 3 esto ya ocurría, pero es que Obsidian ha querido ir más allá con este sistema y ahora podemos dar órdenes a nuestros acompañantes gracias a un sistema radial donde podremos decirle desde que pare hasta que tome una actitud muy agresiva, pasando por que tome posiciones más tácticas para largo alcance, intercambio de inventarios, charla etcétera.

Como veis, infinidad de posibilidades en este sentido. También cabe destacar que al más puro estilo Mass Effect 2, nuestros aliados tendrán un sistema de lealtad hacia nosotros, y esto irá en función de si cumplimos alguna misión extra exclusiva de el personaje en cuestión, ó también si nuestros actos son de su agrado o no. También están en este sentido nuestros ideales políticos dentro de las facciones, pero esto no tiene tanta importancia dentro del sistema de lealtad.

Ya para terminar, tengo que destacar lo que para mi gusto ha sido el mayor acierto de Obsidian en términos de jugabilidad, y es la inclusión del modo Hardcore (modo Difícil en la versión PAL española), un modo de dificultad extra que trata de dar mucho más realismo a nuestra vida en el Yermo. En este modo de dificultad, tendremos que alimentar a nuestro personaje, darle de beber y dormirlo, puesto que tendremos tres controladores nuevos en nuestro sistema ESTADO que tendremos que revisar periódicamente como son HAM (hambre), SUE (sueño), H2O (sed), que a niveles altos tendremos consecuencias negativas en forma de penalizaciones y más. En este caso la munición de nuestras armas también tiene peso y por tanto llegaremos a los límites muy pronto, teniendo que dosificar nuestro equipo y dando por tanto con todo el conjunto un componente táctico que jamás tuvo la saga. Tendremos que prepararnos en todo momento antes de afrontar una misión ya que si esta se alarga mucho y no tenemos víveres suficientes podremos llegar a morir incluso.

Cabe destacar que este sistema se puede desactivar si lo desean en cualquier momento del juego, pero por el contrario no se optará a la recompensa en forma de logro ó trofeo que Obsidian nos ofrece si terminamos la trama principal sin desactivar este modo Hardcore. Gran aporte al juego el que Obsidian ha hecho con este sistema.

Como veis la jugabilidad es el apartado más cuidado del juego, lo cual es un gran acierto ya que era lo que a Fallout 3 lo hizo destacar del resto de juegos que en el 2008 luchaban por el premio GOTY. Obsidian ha conseguido tratar una fórmula ya establecida pero dándole la vuelta de tuerca necesaria para que este triunfe en todas las plazas.

APARTADO TÉCNICO

En este apartado, se distinguen dos cosas muy bien diferenciadas, una positiva y otra no tan positiva pero que atesora igualmente una calidad muy alta. Hablamos del apartado sonoro y el apartado gráfico respectivamente.

Para empezar hablaremos del apartado sonoro, y que decir de él que no sean alabanzas. Pues sí píxeles, estamos ante uno de los apartados mas cuidados de todo el título, un apartado que en su conjunto, roza la excelencia gracias a la cantidad de detalles incluidos en el mismo.

Para empezar tenemos la radio, algo que repite de la anterior entrega y que es una auténtica delicia. A través de ella podremos escuchar todas las anécdotas y sucesos acontecidos en el desierto del Mojave, al más puro estilo Three Dog, solo que esta vez será el señor New Vegas quien nos acompañe en las tardes solitarias del Yermo, ¡Incluso podremos escuchar sucesos en los que nosotros mismos nos vemos implicados!. Repiten también las señales de emisoras que tratan de enviar mensajes de auxilio, y gracias a estos mensajes se nos activarán misiones secundarias o incluso a modo de quest no se nos activarán pero estarán ahí en nuestro diario de notas para realizarlas y conseguir importantes recompensas, lo único que para que esto ocurra tenemos que pasar por el sitio adecuado a esa señal y así poder captarla con nuestras radios, vamos, ¡más real imposible!.

Por supuesto repiten emisoras musicales o mezclas entre noticias y música, y cabe destacar que es una auténtica gozada ir por el desierto del Mojave escuchando temazos como Blue Moon de Frank Sinatra ó Something’s Gotta Give de Bing Crosby entre una mezcla de temas de los años 60, por tanto y como comento al comienzo de este análisis repiten características que en la anterior entrega conformaban una fórmula ganadora.

Dentro de este apartado, cabe destacar el grandísimo trabajo de doblaje que aunque muchas voces se repitan en distintos personajes, algo por supuesto comprensible debido a la magnitud del título, consiguen meterte de lleno en el guión gracias a la gran interpretación que los actores han realizado en su trabajo, y que con acierto ya realizaron en la anterior entrega. Como curiosidad el señor New Vegas os recordará, gracias a su voz, a un personaje muy carismático de un videojuego exclusivo de Xbox 360, alguien a dicho ¿Barry Wheeler?. Un punto a favor para Obsidian, que podrían haber sido dos si no fuera porque en muchas ocasiones los subtítulos no concuerden con el sonido, pero esto es caso aparte y no tiene cabida en este grandísimo apartado.

Donde el juego flojea más es en el apartado gráfico, y es que el uso del motor Gamebryo hace que todo parezca desfasado a nivel visual, sobre todo si observamos las grandes maravillas técnicas que nos ha dado esta generación. Bien es cierto y todo queda dicho, que el mapa es gigantesco, más o menos del estilo de Yermo Capital, pero en la redacción pensamos que esto ya no es excusa con los tiempos que corren, ya que si echamos la vista atrás, veremos grandes Sandbox como GTA 4 que atesoraban una calidad gráfica indiscutible. También es cierto que no existen transiciones de carga durante nuestro viaje por el desierto del Mojave, siempre y cuando no entremos en algún edificio, pero también es cierto que a nivel de texturas el juego flojea muy mucho, sobre todo en el nivel de detalle que los personajes poseen.

En este apartado no nos queda más que dar un tirón de orejas a Obsidian, ya que lejos de intentar mejorar lo que Fallout 3 ofrecía a nivel gráfico, lo han copiado descaradamente, lo que conlleva un arrastre total de Bugs, cargas de texturas a destiempo y muy bajo nivel de detalles.

De todas formas y si somos capaces de pasar por alto el apartado técnico, como es mi caso, tengo que destacar que el juego en su conjunto es un gran título, y por supuesto, el que haya disfrutado tanto como yo de Fallout 3, con este no será menos, llegando incluso a gustarte más, eso seguro.

[flagallery gid=137 name=»Fallout New Vegas analisis 2″]

CONCLUSIÓN

Es cierto que Obsidian ha cogido una fórmula que ya se introdujo en este mundo en el año 2008, que no ha tratado de mejorar aspectos técnico que le dieran cierta belleza al título, que arrastre errores del pasado por causa de haber usado un motor gráfico que ya en 2008 estaba desfasado, pero, ¿Y qué?. Con todas estas características Fallout 3 fue juego del año, y si algo esta bien, ¿para qué cambiarlo?. Obsidian nos brinda la oportunidad de vivir una nueva aventura, llena de misterios, peligros, amistades y enemistades, y por supuesto traición. Nos ofrece una jugabilidad muy mejorada en la que el sistema de facciones y carisma tienen mucha importancia y nosotros ¿lo vamos a rechazar? Por mi parte lo tengo claro, si te gustó Fallout 3 no dudes en comprarlo, si por el contrario, odias Fallout 3, pasa completamente de este juego que no esta hecho para ti.

Pros

-Un argumento muy interesante, superando incluso al que Fallout 3 nos ofrecía.

-Excepcional trabajo de localización y gran banda sonora.

-Ambientación sublime, llegando incluso a hacernos sentir agobiados por la soledad que el Yermo nos inspira.

-La duración del juego, una brutalidad en toda regla gracias a la gran cantidad y variedad de misiones principales y secundarias.

-El modo Hardcore, una delicia para los amantes de los retos y del realismo.

– Los nuevos sistemas de facciones y reputación junto con el sistema de acompañantes, una delicia en forma de novedad jugable.

Contras

-El uso del motor gráfico Gamebyro, que a estas alturas queda demasiado desfasado para lo que la generación nos ofrece actualmente.

-Algunas misiones secundarias carecen de carisma y da la sensación de que se han metido con calzador.

-El numero de Bugs que aunque algunos ya se hayan subsanado todavía son muy abundantes.

Facebooktwitter
3 comments to “Análisis: Fallout New Vegas”
  1. frakoni¡¡¡ Muy buen análisis, veo que es un juego para fans de la saga, para los que se quedaon con ganas de más… eso sí en cuanto a avances se han quedado cortos, más y más de lo mismo…

  2. Gracias Raul, la verdad que es un grandisimo juego pero como bien dices hecho para fans, tiene montones de alusiones a otros juegos de la franquicia, si ves New Vegas y jugaste al Fallout 2 te recordara en muchas ocasiones a New Reno… el juego es una pasada mucho mejor para mi gusto que Fallout 3 😀

  3. Pingback: Sorteo: 4 juegos de FALLOUT NEW VEGAS | Generacion Pixel

Deja un comentario