Análisis: Dead Island

Todavía sigue viva…

Hubo un tiempo en el que la temática Zombie se puso muy de moda en el mundo del cine gracias al incuestionable padre del género George A. Romero. Películas como el Amanecer de los muertos (con su correspondiente remake en la actualidad) aunaban todo lo que da sentido a una buena película de terror: diversión, miedo y sangre, litros y litros de sangre.

A medida que la industria del cine se lucraba de este género, los videojuegos empezaban a experimentar con los No-Muertos y mientras el cine Zombie iba en decadencia cada vez más, el entretenimiento digital tomaba el testigo del éxito que un día acunó la gran pantalla, pariendo grandes títulos que hoy día siguen teniendo una gran aceptación entre la comunidad “Gamer”.

Bajo este contexto nace una nueva criatura de la mano de Techland y la distribución Deep Silver, que no solo consigue repetir en consolas el éxito que adquirieron en su día otros juegos de Zombies, sino que lo hace reuniendo varios géneros que hoy día se consideran los más importantes como son los FPS, los Survival Horror y los RPG’s, y además con una ejecución más que notable.

Por nuestra parte no nos queda más que invitaros al complejo Hotelero Banoi y desearos unas mortales vacaciones. Disfruten del análisis Píxeles No-Muertos.

Unas vacaciones de muerte

Terror. Violencia. Locura. Caos. Un paraíso turístico enloquecido. Una isla tropical, la isla de Banoi cae presa del caos tras el inicio de una misteriosa epidemia zombie. Estamos solos, solo nos tenemos a nosotros mismos y tenemos que sobrevivir a toda costa.

Un ser misterioso que se comunica con nosotros por radio dice saber el por qué de la epidemia y como sobrevivir a ella, pero ¿podremos llegar algún día hasta él o el precio a pagar por dejarlo todo atrás será demasiado alto como para pensar que alguna vez hubo posibilidad de salvarnos? Todos los interrogantes serán resueltos dentro del complejo hotelero más mortífero que podamos imaginar hasta en nuestras peores pesadillas.

Dentro de la isla nos esperan infinidad de misiones que tendremos que ir superando para poder llegar al climax y saber que ocurrió exactamente en Banoi.

Adentrarse en ella puede costar la muerte o mejor dicho…… la NO…MUERTE.

¡Sobrevive a esta Isla mortal!

En referente a la jugabilidad vamos a hablar largo y tendido, ya que debido a la amplitud del título tenemos que detallar todo lo que nos ofrece punto por punto para que no se nos quede nada en el tintero. Ante todo cabe destacar que estamos ante el mejor y más completo apartado del título, y si todavía os entra el escepticismo pasen y vean.

Para empezar tenemos que decir que nos encontramos ante una mezcla de géneros muy bien conseguida, por una parte tenemos un FPS, ya que tendremos la ya típica vista en primera persona donde podremos despachar a nuestros queridos Zombies con todo tipo de armamento. A su vez, tendremos un RPG, ya que tendremos a nuestra disposición un abanico muy amplio de mejoras para el armamento y un mapa de mejoras para nuestro personaje, que por supuesto tendrá subidas de nivel al más puro estilo Fallout y que gracias a ello podremos hacernos cada vez más fuertes. Y al mismo tiempo tendremos un survival horror que incluso consigue crear una gran ambientación debido a la temática y lo bien implementada que está en el juego.

Para empezar tendremos que hablar de las posibilidades que el juego nos ofrece al comenzarlo, como todos sabréis ya, estamos ante un título de mundo abierto donde realizar misiones ya sean de la trama principal o secundarias depende de nosotros, de si hemos encontrado al NPC que nos active la misión y de si queremos en ese momento realizarla o por el contrario preferimos seguir explorando los secretos que nos aguarda la isla. Como veis algo muy innovador el mezclar tres géneros distintos, con un mundo abierto y Zombies, gracias Techland por esto que nos brindas.

Al comienzo del juego tendremos la oportunidad de elegir cual de los cuatro personajes vamos a utilizar durante la partida, cada uno con su historia que nos la cuenta él mismo antes de seleccionarlo. El elegir a uno u otro ya depende de lo bien que te caiga el personaje, lo identificado que te sientas con él o simplemente el que mejor te parezca según sus atributos. Digo atributos porque cada uno tiene unas características distintas, yendo desde el cantante de Hip-Hop, Sam B, experto en armas de mano, hasta mi preferida, una ex-agente del FBI, Purna, experta con las armas de fuego.

Una vez seleccionamos el personaje, tenemos la posibilidad de dejar nuestra partida abierta a que cualquiera que se encuentre jugando cerca pueda meterse y cooperar con nosotros. Sí amigos, el título es un mundo abierto con posibilidades cooperativas ya sea con cualquier persona del mundo o con 3 amigos en una partida privada y cerrada al resto, al más puro estilo Borderlands.

Con respecto a si dejar abierta o no la partida a cualquier persona, mi consejo es que si no tenéis amigos con los que jugar, mejor la cerréis puesto que si en algún momento entra alguien más avanzado que tu en la trama, todas las misiones activas que el tenía se te activarán a ti sin tener que buscar al NPC para activarla, hecho que molestará a los más puristas argumentales. Por mi parte cerraría la partida para que no haya nadie que me pueda molestar.

Cabe destacar por supuesto que si tenemos la posibilidad de jugar en cooperativo con amigos no lo penséis porque el juego gana mucho en diversión y es algo muy a tener en cuenta. Los fans de Left 4 Dead están de enhorabuena con este título sin lugar a dudas, eso sí sin llegar al frenetismo de este.

Dicho todo lo anterior, toca ponernos a los mandos y explorar el inmenso mapeado, ya sea a pié, o en vehículo, que nos harán los trayectos más cortos pero que a su vez resta intensidad puesto que nos volvemos totalmente invencibles al volante atropellando a los pobres desgraciados que habitan Banoi. Eso sí probarlo porque es muy divertido y gratificante cuando te dan el logro o trofeo, según la plataforma en la que juguéis, por atropellar a cierto número de apestosos Zombies.

En referencia a los viajes por la isla, cabe destacar que tendremos a disposición unos mapas en puntos concretos que nos ofrecerá desplazarnos rápidamente de un sitio a otro pero con la restricción de que solo podemos viajar a otro punto donde haya mapa. Algo que nos obliga a viajar a pié o en coche más de lo habitual.

Para terminar y como punto negativo tenemos que hablar de la regeneración cuando nos matan, y es que esto quita intensidad al conjunto puesto que cuando nos matan aparecemos en el lugar de la muerte o incluso más avanzado con toda la vida rellena. Por tanto quita parte de la dificultad que el juego atesora.

En referencia al sistema de combate, decir que tendremos a disposición una gran cantidad de armas ya sean de fuego, explosivas, arrojadizas, o de mano. Además todas ellas personalizables en bancos de trabajo gracias a esquemas de modificación que iremos encontrando según exploramos la isla. Cabe destacar la gran variedad de mejoras, yendo desde bates de baseball lleno de clavos, hasta sables electrificados, pasando por palos en llamas y pistolas tóxicas una delicia para los amantes de los juegos de acción.

Una nota importante, Píxeles, es que preservéis bien vuestras armas, ya sean las de fuego debido a la poca cantidad de munición que hay por el juego o armas de mano, ya que se desgastan todas y a una velocidad de vértigo, con la consecuente penalización a la hora de infringir daño y en muchas ocasiones dejándonos vendido en mitad de una misión importante. Ya sabéis Píxeles, aquí no vale el ensayo y error, id preparados y venceréis.

En conclusión un apartado sobresaliente para un juego notable, donde horas y horas de diversión nos aguardan, tanto solos como en cooperativo a 4. ¡Una gozada para la diversión!.

Putrefacción al descubierto

En referencia a su apartado gráfico, cabe destacar que Dead Island no es un título que entre principalmente por los ojos, esto, puede deberse a fallos técnicos que si bien es cierto que en esta generación no faltan fallos del tipo: carga de texturas a destiempo, tearing, popping que hace que veamos cosas en el horizonte de repente y sin previo aviso, bajadas de frames constantes cuando la carga poligonal y de acción es considerable, etc… No podemos pasar por alto a estas alturas de generación que todo este tipo de errores técnicos se sigan sucediendo.

En el caso del título que nos ocupa, todos los fallos anteriormente citados hacen acto de presencia en mayor o menor medida, y esto puede tener una explicación si vemos la amplitud del mapeado. Podemos pensar en este sentido, que los chicos de Techland no tuvieron los recursos necesarios para juntar un buen mapeado como el que posee Dead Island y unos gráficos a la altura.

En referencia a las armas y a los efectos de las mismas es posiblemente lo que mas enturbie el conjunto, y es que podemos afirmar que estamos ante una de las peores representaciones de armamentos en un juego de esta generación, añadiendo además unas físicas poco cuidadas que en este sentido empobrece aun más el apartado. Las explosiones no consiguen estar a la altura, con un efecto fuego muy poco conseguido y si hablamos de los disparos solo nos queda dar tirones de orejas a Techland, porque es totalmente incomprensible que a estas alturas todavía veamos un efecto cuadriculado del fuego de los disparos en las armas, algunas veces da la sensación de que estamos delante de un juego de la generación anterior. Punto negativo en este sentido.

También cabe destacar la cantidad de Bugs técnicos que podremos encontrar durante la partida que nos impedirán seguir avanzando algunos, como por ejemplo quedarse atascado en una pared, o otros bugs más visuales como son los ya típico elementos que atraviesan paredes, o algo que yo antes no lo había visto nunca como son enemigos que en la lejanía se ven transparentes y solo se les ve el arma disparando, ciertamente algo que me dejo boquiabierto.

¡Ojo! Que no os lleve a engaño lo que os digo, ya que si el juego carece de un apartado gráfico rico en texturas, cargado poligonalmente y exento de bugs, sí posee un apartado artístico envidiable hoy día. Con una Isla detallada al máximo, con su complejo Hotelero de lo más realista, lleno de Bungalows, carreteras, caminos, Piscinas con sus chiringuitos en mitad del agua al más puro estilo Resort del caribe, sus playas, selvas tropicales perfectamente representadas, poblados etc… todo está representado con un esmero que realmente se agradece y consigue tapar esos defectos gráficos de los que antes comentaba y nos hace pensar que realmente estamos ahí, en una isla inmensa la cual debemos recorrer hasta la más escondida de las esquinas.

En conclusión un apartado del que quizás mucho de vosotros esperabais más, pero gracias a su apartado artístico podemos asegurar que todos esos defectos se esfumarán en cuestión de minutos.

El sonido del infierno

En el apartado sonoro quizás el juego si suba un poco su puntuación final, ya que no encontramos con un apartado más cuidado que el anterior, con sonidos que realmente nos hacen estremecernos como por ejemplo los alaridos de los Zombies llegando a darnos miedo de verdad en ocasiones, el sonido ambiente tanto de la isla como de la selva y la ciudad que visitaremos durante la partida. En la selva en concreto es bastante agradable la mezcla de contrastes sonoros que producen la fauna y la flora, escuchar los “pajarillos” a la vez que pasamos por una catarata es una gozada, algo realmente bien representado si miramos el apartado anterior.

El sonido de las armas también está bien conseguido sin llegar a sorprender y el de las armas blancas cuando entran en contacto con la carne putrefacta también consiguen representar con fidelidad el sonido de un corte a la vieja usanza. Realmente consigue que duelan los golpes. Si no me creeis probad a reventar con un bate de baseball la cabeza de un pobre Zombie y ya me contareis.

Donde quizás más flaquea este apartado es en su banda sonora, no porque sea mala en cuestión si no porque no la hay. Un tema Hip-Hop al comienzo del juego, cantada por uno de los protagonistas seleccionables del título, Sam B, que ciertamente está chula, Who do you voodoo, Bitch. Y poco más no hay mucho donde rascar, algún sonido que nos acompaña cuando tenemos jaleo-matarife y nada más. También es cierto que es un título que se nutre del silencio más espectral, ya que lo que se intenta en este título es crear miedo psicológico cuando andamos por él. Pero bueno, algo había que decir al respecto.

En conclusión un apartado que si consigue estar a la altura de lo que es el título a nivel global, en contraposición de su apartado gráfico que no consigue aumentar la belleza global que el título desprende.

[flagallery gid=564 name=»dead island»]

Conclusión

Como podemos apreciar en el análisis no todo son puntos positivos en absoluto, el juego no está exento de fallos, algunos hasta consiguen hacer que tengas que repetir las misiones por culpa de bugs, pero, esto no impide afirmar que estamos ante un título más que notable, un soplo de aire fresco a no uno sino tres géneros, como son los FPS, los Survivals Horrors y los RPG’s.

Sin duda estamos ante un juego que debemos darle una oportunidad ya sea solo o en cooperativo siendo la segunda opción la mejor y más divertida. Que queréis que os diga Píxeles, a mi me han ganado con este título, han conseguido mantenerme durante largas horas (el juego no es precisamente corto) y sin que consiga aburrirme que eso hoy día puede resultar utópico.

Si sois amantes de los juegos de Zombies, no lo dudéis, id con tres amigos más y engancharos a él hasta descubrir que ocurrió en esa idílica isla de Banoi. Corred insensatos que los Zombies se acercan.

Pros

  • Variedad de localizaciones dentro del mismo mundo.
  • Mapeado extenso para el tipo de título que es.
  • Genial mezcla de géneros, como son los Shooters, los RPG y los Survival Horror
  • Épico modo cooperativo, que en determinadas situaciones se torna necesario.
  • El hotel es una chulada en su manera más representativa, una delicia para los amantes de los Resorts.
  • Variedad de misiones tanto secundarias como de la trama principal.
  • Duración más que amplia para un juego de este género.
  • El sonido de los Caminantes consigue mantenerte en tensión durante todo el transcurso del juego

Contras

  • No está doblado al castellano y las voces originales no consiguen estar a la altura.
  • Gráficamente el juego no es una maravilla y podremos notarlo en bajadas de frames y calidad, en general, baja de las texturas.
  • La banda sonora casi ausente durante toda la partida, no consigue apasionar lo más mínimo.
  • El argumento demasiado trillado en el género zombie, no está a la altura de las circunstancias.
  • Las físicas no están del todo bien implementadas, haciendo muy notorio en la conducción de los vehículos.
  • Ir al volante te hace totalmente invencible lo cual quita intensidad al juego.

Facebooktwitter
2 comments to “Análisis: Dead Island”
  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Muy buen análisis Fran¡¡¡ Estoy de acuerdo contigo en todo¡¡ un juego que es muy entretenido, diferente a el resto, con un buen apartado aristico, pero como bien dices gráficamente deja un poco que desear, pasando de zonas muy buen recreadas a otras que te hacen sacarte los ojos, de todos modos un juego muy recomendado para todo el mundo.

Deja un comentario