Los estudios franceses Kylotonn Games, presentan bajo la producción de DTP Entertaiment, The Cursed Crusade. Un proyecto de este pequeño grupo de programadores, el cual ha llegado a nosotros tras poder ver algunos videos, los cuales nos dejaron con muchas ganas de saber más de este proyecto con grandes tintes épicos, y que nos acerca a una época Templaria que tan de moda está tanto a nivel de videojuegos como de literatura.

The Cursed Crusade, puede ser un buen primer paso (por cierto es el segundo juego que realizan) para esta compañía francesa, para darse a conocer por distribuidoras mayores, las cuales puedan invertir si ven potencial en proyecto aún más grandes, pero para eso primero deberán haber realizado un buen trabajo con este producto.

Si lo queréis saber, tan solo tenéis que seguir leyendo este análisis sobre esta aventura templaría donde una horrible maldición y las cruentas guerras, nos intentarán meter de lleno en esta convulsa época…

Historia

The Cursed Crusade, nos traslada a los años entre 1199 y 1204. Una época donde los grandes conflictos religiosos, y el afán por conseguir salvación, pone a los pueblos de religión cristina en la tesitura de liberar lo que en su día fue llamada Tierra Santa.

La historia nos lleva a vivir las aventuras de Denz de Bayle y Esteban Noviembre. Por un lado Denz es un cruzado, el cual forma parte de la Cuarta Cruzada de los Templario, el cual tendrá como único objetivo en la vida encontrar a su padre para poder vengarse de su tío, el cual asesinó a su madre y se hizo con todas las propiedades que su padre había obtenido en su época más familiar. Por otro lado Esteban Noviembre será un español ladronzuelo (no sabemos si político o banquero) de la corona de Aragón, el cual se cruzará con el Denz, terminando a su lado como buenos amigos toda la aventura.

Ambos deciden unirse a la Cruzada Templaria la cual se dirige a Tierra Santa en busca de unas reliquias con no se sabe muy bien qué interés, ya que tras ella se encuentran grandes personalidades de las altas esferas nobles.

Pero no solo unirá a Denz y Esteban, este afán por encontrar al padre del joven, si no que ambos se darán cuenta que sufren una Maldición Templaria, la cual otorga gran cantidad de poder pero que a la misma vez hace que seamos perseguido constantemente por la muerte, teniendo con ello una condena eterna a los infiernos… cosa que unirá más a nuestros dos protagonistas.

La verdad que la historia es de lo más interesante, ya que está bien llevada, la unión de la maldición y la historia templaria encaja a la perfección, el guión es correcto y si a eso le unimos que la buena narración, nos encontramos ante un buen apartado… siendo quizás el punto más reseñable del juego con diferencia.

Jugabilidad

The Cursed Crusader, nos propone la experiencia de un juego de acción en tercera persona, con unos muy pequeños tintes roleros.

El juego nos pone al control de Denz de Bayle (o Esteban en el caso de cooperativo), el protagonista de esta interesante aventura, el cual irá acompañado de su fiel amigo Esteban Noviembre en casi toda la historia. El modo de control del juego será sencillo, ya que se controlará como cualquier juego de acción con estética medieval. En este utilizaremos un botón para golpes débiles, otro para más fuertes, uno para cubrirnos o esquivar y un último para especiales, que en este caso será entrar en la maldición. A estos se les unirá que la alternancia entre diferentes botones realizará golpes especiales o combos, los cuales nos ayudarán a acabar antes con los enemigos.

Pero esto que parece una variedad de acciones de fácil control debido a su común manejo, se vuelve un total engorro debido al mal control, y a la mala reacción a nuestras ordenes que sufre el personaje, dándose en muchos momentos del combate golpes a aire, e incluso centrándose en enemigos que uno no desea golpear en ese instante, siendo una autentica locura a la hora de controlar cuando te encuentras rodeado por más de un enemigo o sencillamente cuando nos colocamos cercanos a una pared, la cual nos bloqueará mucho de nuestros movimientos.

Pero aunque parezca que el control es lo peor del juego, no lo es, ya que hemos encontrado un par de punto que aún empeoran la experiencia más, por un lado la horrible cámara fija, que en muchos casos se coloca en la posición que le viene en ganas. Y sobre todo, un terrible abuso de las secuencias cinemáticas… lo cual os explicamos… ya que no es entendible que de cada dos minutos jugados, nos tengamos que tragar tres de cinemática en plena batalla, para que se nos explique el siguiente objetivo a cumplir, porque es de entender que entre capitulo y capitulo haya introducciones y demás narraciones de la historia, pero es que sinceramente se puede decir que el numero de cinemáticas es casi mayor al tiempo jugado. Debido a este abuso el ritmo de juego se corta constantemente llegando a aburrir demasiado, ya que a eso se le unen los puntos negativos anteriormente señalados… una autentica lastima.

Pasando a la parte más rolera del juego, se ha de decir que está bien lograda, ya que a lo largo de cada una de las fases podremos lograr diferentes puntos de experiencias por realizar diferentes misiones; como la recolección de cofres, la muerte de enemigos ocultos en la maldición o la sanación de unas cruces. Con estos puntos de experiencia podremos mejorar la variedad de combos que podremos realizar con cada tipo de arma, y además nuestras condiciones de lucha, como la salud, la fuerza, la defensa, etc… que la verdad sea dicha, al ser mejoradas apenas hemos notado diferencia entre el estado anterior y el nuevo, pero bueno no lo creeremos.

Nuestro personaje poseerá diferentes barras indicadoras, las cuales nos mostrarán la vida, y otra de color rojizo la cual nos permitirá entrar en el mundo paralelo de la maldición… si si… este es el lado más fantástico de la aventura, ya que veremos el mundo desde ese sitio, como si de un horrible infierno nos rodeáramos, pudiéndonos aprovechar para hacer daños a los vivos mediante ataques de fuego y a la vez descubriendo enemigos que solo podremos ver en esos momentos. Esta barra una vez agotada comenzará a absorbernos vida, momento en el cual tendremos que salir de ese lugar y volver a la dimensión normal.

En cuanto a los enemigos que encontraremos en aventura, el número es correcto y la variedad de ellos, va desde simple soldador poco armados, hasta poderosos jefes finales que nos costará algo más de la cuenta acabar con ellos.

A nivel de armamento, hay que decir que el juego cumple, ya que encontraremos espadas, hachas, arcos, escudos, etc… un total de 130. Estas las podremos combinar de diferentes maneras, las cuales nos permitirán realizar diferentes combos. Un detalle muy curioso es que tendremos que estar muy atentos a que las armas no se nos rompan, ya que cada una posee una duración, cosa que hay que decir que la han puesto muy baja, siendo necesario cambiar de armas cada pocos segundos de combate, siendo en su mayoría recogidas del suelo tras la muerte de los enemigos.

La duración del juego se extiende hasta unas ocho horas en modo normal, pudiendo ser mayor en otros modos de dificultad. Hablando de dificultad esta nos es alta, lo que pasa que debido al mal funcionamiento de los controles nos encontraremos ante situaciones desesperantes ya que el personaje no reaccionará como queremos.

En cuanto a los modos multijugador, nos encontramos con la posibilidad de compartir con un amigo la aventura, algo que hará mucho más divertida la experiencia.

En definitiva, nos encontramos un juego que aunque tiene un buen concepto, a la hora de llevarlo a la práctica hace aguas por todos lados, desde su  mal control, pasando por algunos bug, hasta llegar al abusivo uso de escenas cinemáticas, podemos terminar aburriéndonos y dejándolo de un lado… y sinceramente es una lástima porque en los primeros momento el producto pintaba bien.

Apartado Visual

The Cursed Crusader nos presenta un apartado grafico, con muchos altibajos, es decir… pasa de cosas que están verdaderamente bien hechas a otras que parecen de anteriores generaciones.

En lo que respecta al modelado de personajes, hay que decir que son de gran calidad, con un diseño muy bien realizado, lleno de detalles, con unas texturas muy conseguidas especialmente si nos fijamos en el ropaje y las armaduras. Pero el problema es que este buen apartado se ve empañado por la movilidad de los personajes los cuales poseen una captura de movimiento que no está a la altura, con movimientos bruscos y robotizados.

Por otro lado los escenarios no son muy detallados pero poseen algunos buenos efectos de luz reseñables, especialmente cuando entramos en nuestra maldición, pero por el resto carecen de vida y son bastante sosos a la vista. Pero si tenemos que poner un punto verdaderamente grave, visualmente  hablando, es el de los objetos que encontraremos por el escenarios, ya que cosas como trozos de piedra inmensos, tablones de varios metros al chocar contra ellos o al rozarlos simplemente  se moverán como si fuera papel, quedando un efecto rarísimo visualmente, además nos hemos encontrado con paredes invisibles,  partes del escenario que hacen que nos quedemos bloqueados, etc…. en definitiva una cantidad de errores bastante reseñable.

Además de estos, hay que decir que el juego sufre de algunas bajadas de framerate en algunos momentos.

Hay que destacar las buenas cinemáticas realizadas con el motor del juego, las cuales mejoran la calidad respecto al resto del juego, y que al tener tantísima cantidad de ellas, da la sensación de que el juego tiene un apartado visual más potente, lo cual es engañoso ya que cuando entramos a las partes en juego, y  nos fijamos con detenimiento, se comienzan a ver errores por todos lados.

[flagallery gid=574 name=»The Cursed Crusade Galeria Analisis»]

En conclusión, un apartado visual, que a simple vista tiene buen aspecto, especialmente en el diseño de personajes, pero que si nos ponemos a analizarlos más a fondo sufre de cantidad de errores que afecta de una forma a el aspecto final del juego… una pena porque el diseño artístico es muy bueno.

Aparatado Sonoro

Nos encontramos ante un apartado sonoro correcto, donde podemos destacar su curiosos doblaje, en especial el de Estaban Noviembre que mezcla un ingles mal hablado con pequeñas frases en castellano, muy curioso. Por el resto el doblaje cumple, solo habiendo algunos pequeños fallos de sincronización labial.

En cuanto a sus efectos de sonido también es correcto con gran cantidad de sonidos metálicos, explosiones y una buena ambientación.

Por último os diremos que la banda sonora mantiene todo el tiempo grandes tintes épicos, pero la poca cantidad de melodías puede resultar repetitiva. Además consideramos que en ciertos momentos del juego esa  música debería variar ya que no tiene sentido dar un tinte épico a una conversación corriente… es raro la verdad.

En definitiva un correcto aunque mejorable apartado sonoro, que cumple con su objetivo, pero que no será recordado por nada en especial.

En conclusión

The Cursed Crusade, es una autentica lástima que vaya acabar siendo olvidado o incluso ni conocido por la gran mayoría del público jugón, ya que en concepto nos trae buenas ideas, pero que por desgracias apenas lleva a buen puerto, ya que falla en casi todo el apartado jugable y visual, salvándose solamente la historia.

Esperemos que aprendan de los errores que han cometido en este producto, y que en un futuro podamos volver a jugar a un producto de esta compañía mucho más pulido y entretenido, solo siendo aconsejable para amantes de la historias medievales y a un precio reducido, ya que si os dejáis llevar por los tráiler, y esperáis mucho de él os podéis llevar una decepción.

Pros

  • La historia es muy interesante
  • En cooperativo puede ser más entretenido
  • La variedad de armamentos y de acciones

Contras

  • El abuso de cinemáticas
  • El control es muy poco preciso
  • Gran cantidad de fallos visuales
  • El apartado gráfico sufre grandes altibajos.

Facebooktwitter

3 respuestas a «Análisis: The Cursed Crusade»

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Cuando escuche hablar de este juego y ya sea de paso de que lo iba a distribuir ATLUS , la verdad es que pense que iba a ser un juegazo y más por el trailer de presentación que se marcaron. Tras leer el analisis las ganas de jugarlo se han ido por el retrete, un juego que a grandes rasgos se ha quedado en nada, y ya con sus bugs y el control mal implementado… apaga y vamonos…

    Aún así buen analisis sir_rul!

  3. Gracias Rober¡¡ Yo tambien tenia puesta fe en el juego, pero es que se vuelve infumable por culpa del control y por culpa del propio ritmo del juego ya que está lleniiiiiisimo de cinematicas, vamos que hay más horas de cinematicas que de juego. Una pena la verdad :emotion:

Deja un comentario